victimas

¿Son la mayoría de los accidentes de los ciclistas culpa de los conductores de coche?

COPIADO DE Un ciclista urbano (30 octubre 2011)

Así parece que lo refleja la investigación que ha hecho Marilyn Johnson para la Monash University en Australia según un artículo de road.cc.

En la investigación se estudiaron 54 “eventos” (accidentes, casi-accidentes o situaciones en las que el accidente los evitó uno de los vehículos con una maniobra de evasión) capturados con cámara y llega a la conclusión de que en tres cuartos de los “eventos” estudiados fueron culpa de los conductores.

El caso es que viendo los videos que acompañan el artículo no me queda a mi tan claro que los “eventos” sean estrictamente culpa de los conductores.

Yo pienso que la verdadera culpa es de una cultura/infraestructura ciclista que situa a los ciclistas en la izquierda de la calzada (es Australia, si fuera España sería a la derecha de la calzada), en un punto donde los conductores no pueden ver a los ciclistas.

Sirva el primero de los videos como ejemplo.

Naturalised cycling study (clip 1) from conversationEDU on Vimeo.

En este video se ve como el ciclista se situa en el ángulo muerto del coche que le precede. Cuando el coche pretende aparcar en la izquierda cierra el paso al ciclista en el carril bici. En ese momento se puede apreciar que el coche lleva los intermitentes puestos.

No estoy seguro de cual ha sido la conclusión de la investigación sobre de quien es la culpa de este “evento”, en mi opinión la culpa sería del ciclista que se mete en el ángulo muerto de un vehículo que le precede; si me apuras la culpa es de una infraestructura que posiciona al ciclista en la calzada de forma que esa situación de peligro se da casi sin remedio; pero muy difícil se me hace encontrar argumentos para pensar que la culpa es del conductor en este caso.

Anuncios

Iba en bici, ¿dejémosle correr?

COPIADO DE: Bicicletas, ciudades, viajes (12 septiembre 2012)

No es estupor, es indignación lo que provoca leer una noticia que nunca debería de haberse producido y que relata la huída de un ciclista después de haber perpetrado un accidente sobre una anciana en una acera que se resuelve de manera trágica con la muerte de la víctima. Ha sido en Valencia, pero podría haber ocurrido en cualquier otra ciudad, más en esas en donde los ciclistas campan a sus anchas por las aceras, desoyendo las recomendaciones, las normativas y los reproches de viandantes.

Siempre la fatalidad es triste, pero muchas veces también se hace el ejercicio de tratar de desdramatizarla amparándose en la mala fortuna, en el accidente, en un cúmulo de desgracias, asociándola a una especie de excepcionalidad que la hace asumible, comprensble, casi lógica. Sin embargo, este caso no es fortuito, no es más que el resultado de una probabilidad con la que se ha jugado y con la que se juega demasiado alegremente entre demasiada gente en demasiadas de nuestras ciudades. Demasiados demasiados para ser casualidad.

Cuando se permite y se promueve de una forma tan generalizada y tan contundente la circulación de bicicletas por plataformas peatonales estas son las consecuencias inevitables: el incremento del riesgo en los tránsitos peatonales, el incremento de los incidentes entre ciclistas y peatones, el incremento de la accidentalidad con claro perjuicio del más débil y, por desgracia, la fatalidad.


Sin embargo, aún habrá voces que tratarán de reivindicar el uso de las aceras en defensa propia por parte de aquellas personas que, alegando miedo a tráfico rodado, justifiquen su uso indiscriminado. Son para ellas daños colaterales, excepcionales, no deseables pero inevitables. Es el paso lógico y necesario de la Ciudad de los Coches a la Ciudad de las Bicis a costa de la Ciudad de los Peatones.

Terrible. Terrorífico.

Siempre con el argumento de que en otros lugares donde, en muchos casos, las aceras son decorativas por intransitadas a pie, se consiente (por decirlo de alguna manera) la invasión ciclista.

Tratar de eludir el tema, tratar de relativizarlo, tratar de trivializarlo es sin duda una opción crítica que conlleva unas consecuencias devastadoras que redundan sólo en el deterioro irreversible de los espacios públicos como lugares de disfrute y de encuentro.

A ver quién es el valiente ahora de decir que las bicicletas son inofensivas.

[Granada] Dos ciclistas heridos graves en el carril bici de la circunvalación

COPIADO DE: Biciescuela Granada 17 sept. 2012

Desgraciadamente, el pasado 11 de septiembre, dos ciclistas de 10 y 18 años fueron arrollados por un coche en el carril-bici de la circunvalación en la rotonda de acceso a Recogidas (GRANADA HOY, 12 sept. 2012)

La asociación de ciclistas urbanos Biciescuela Granada lleva varios años denunciando la peligrosidad del carril-bici. En septiembre de 2010 publicamos el estudio Anomalías, peligros y molestias de la acera-bici y el carril-bici en Granada, contabilizando más de 150 puntos negros en los 20 Km de carril bici urbano de Granada y poniendo de manifiesto que la calzada es el espacio natural y más seguro para los ciclistas.

La intención que tiene el Área de Movilidad de Granada en el Plan de Movilidad Sostenible de crear una red de 133 Km de carril bici (de los cuales, 42 Km discurrirían por la acera) responde a una política que entiende a la bicicleta como un estorbo que hay que eliminar de la calzada, del espacio reservado a la circulación de vehículos. Sin embargo, la bicicleta no es una molestia para el tráfico. Los ciclistas conducimos un vehículo y, por tanto, tenemos pleno derecho para circular por la calzada. Somos parte del tráfico. No existen antecedentes, ni análisis técnicos, ni número de ciclistas accidentados que justifiquen la creación de espacios marginados para la circulación ciclista en la ciudad. Esta red de carril bici que tendría un coste de más de 35 millones de euros (sin contar el mantenimiento posterior) sería un error irreversible que multiplicaría los riesgos para los ciclistas e incentivaría la invasión de la acera por bicicletas en circulación que supone un peligro para los peatones.

En el año 2005 la Consejería de Medio Ambiente calificó al carril-bici de la circunvalación como el más peligroso de Andalucía (20 MINUTOS, 16 junio 2005). Cruza una rotonda con prioridad sobre los vehículos que circulan por su interior, hecho insólito e inesperable: las rotondas sólo tienen un sentido para el tráfico ysiempre se respeta la prioridad de quien circula en su interior sobre todas sus entradas.

Los conductores que se van a incorporar a la rotonda desde la autovía están muy atentos al tráfico que circula en su interior. Dirigen su atención y campo visual hacia su izquierda. Cuando ven un pequeño hueco en la transitada rotonda, deben acelerar para incorporarse sin perturbar al tráfico. Justo en el momento de la aceleración se topan con un ceda el paso en el interior de la rotonda imposible de realizar. Estos conductores que se incorporan a la rotonda no pueden prever la presencia de ciclistas cruzando la rotonda por el carril-bici.

Además, si los ciclistas aparecen a una velocidad superior a la de los peatones son impredecibles para los conductores que circulan en el interior de la rotonda, ya que aparecen repentinamente en su campo visual.

Venimos exigiendo reiteradamente a las diferentes administraciones la eliminación inmediata de dicho carril bici o, si es posible, la corrección de los puntos negros existentes en los cruces mediante la incorporación de la vía ciclista a la rotonda como si cualquier otra calle se tratara.

El Ayuntamiento de Granada todavía se encuentra en un momento en el que puede orientar su política de promoción de la bici aprovechando todo el potencial y atractivo de la bicicleta como medio de transporte en la calzada, evitando los conflictos y errores cometidos en otras ciudades y, además, haciéndolo acorde a la situación económica actual. En base a nuestra experiencia como ciclistas y sin otro interés que el de dar a conocer las ventajas de este vehículo como medio de transporte aconsejamos al Ayuntamiento a: mantener la calzada como espacio natural de la bicicleta, crear una red de aparcamientos de bicicletas seguros contra el robo y apostar por la formación ciclista como pilar fundamental para su promoción.

MÁS INFORMACIÓN: Por la autonomía ciclista en la semana de la movilidad sostenible 2012

 Granada, 17 septiembre 2012

 

2D2 (acertijo)

COPIADO DE: Bicicletas, ciudades, viajes… (21 enero 2012)

Hay una serie de sucesos que, por más que sean importantes porque abundan en la inseguridad de los ciclistas en la ciudad, no aparecen en las estadísticas por no ser motivo de atestado policial ni requerir ingreso hospitalario. Me refiero a todos esos accidentados de carácter leve que se estan multiplicando en nuestras ciudades presuntamente ciclabilizadas, gracias a la ayuda de esas infraestructuras terribles que son las aceras bici.

2 de 2 ¿coincidencia?

Ayer mantuve dos conversaciones con dos personas que habían resultado atropelladas recientemente en sendos pasos peatonales, cuando iban siguiendo la traza de sendas aceras bici bidireccionales. Las dos personas habían sido atropelladas en pasos peatonales por coches cuyos conductores no les habían visto, pese a haber sucedido, en ambos casos, a la luz del día y en calles de tráfico calmado con un carril en cada dirección. Lo que hace unos días tratábamos de explicar como la trampa mortal de la seguridad percibida.

A las dos víctimas propiciatorias les parecía que los conductores de los coches eran los culpables de los accidentes, culpabilidad que eran capaz de reconocer los propios encausados según los relatos. Sin embargo, ninguna de las víctimas era capaz de explicar cómo hubiera podido evitar el atropello. Ninguna de ellas habían tomado las precauciones necesarias para afrontar estas situaciones: reducir la velocidad e incluso frenar, asegurarse de que te han visto o establecer contacto visual con los conductores antes de incorporarse.

2 dedos serían suficientes

¿Por qué pasa esto? ¿Es que la gente es estúpida? ¿Es que no tienen dos dedos de frente? ¿Es que no valoran su integridad física? ¿Es acaso que vale más tener la razón que evitar un atropello?

Muchas veces nos devanamos la cabeza intentando hacer normas que recojan todo tipo de supuestos para tratar de ordenar toda una serie de situaciones que hemos sido nosotros mismos las que las hemos creado a base de perder el sentido común y la capacidad de dejar que la gente se las entienda y actúe desde la prevención y desde la empatía. Pero parece que en los últimos años de ciclabilidad alocada y de conculcación colectiva del derecho a la libre elección y al entendimiento, se ha hecho necesario regular lo irregulable, lo que no atendía a ninguna razón, lo que se ha hecho aprisa y corriendo y de cualquier manera. Porque la gente prefiere, por lo visto, seguir órdenes y pagar multas. Aquí, según parece, más vale lamentar que prevenir o, dicho de otro modo, nos gusta recibir.

Nada indica que algo de esto vaya a cambiar a corto plazo, ya que, a lo sumo, las últimas propuestas van dirigidas a revisar la red ciclista, a parchear las chapuzas o a imponer la norma antes de tratar de consensuar nada, de reconocer los desmanes hechos o de recular en busca de escenarios más razonables, más naturales y que faciliten el entendimiento y nos ahorren un montón de tiempo, de dinero, de disgustos y de discusiones. Pero está visto que no.

Tony Martin: “Iba por un carril-bici cuando una mujer se cruzó con su coche …”

Tony Martin: Susto de campeonato en el carril-bici

Tony Martin: Susto de campeonato en el carril-bici

Visto aquí

El ciclista alemán Tony Martin, campeón mundial contrarreloj 2011, sufre fractura de malar, mandíbula y cuenca de un ojo como consecuencia del accidente que sufrió este miércoles mientras se entrenaba cerca de su domicilio, en Suiza.

Tras chocar contra un coche, Martin fue trasladado inconsciente al hospital universitario de Zurich, donde tras ser sometido a las pruebas pertinentes se le detectó las citadas fracturas.

Tres recuperar la consciencia, el corredor de Omega Pharma señaló que apenas se acuerda de los pormenores del percance. «No puedo recordar el accidente. Lo que sé es que iba alrededor de 35 – 40 kms/hora por un carril bici cuando una mujer se cruzó con su auto. Entonces las luces se apagaron. Y cuando volvieron, me vi encima de mí las cabezas de los policías que me preguntaron por mi nombre y fecha de nacimiento», explica en su página web.

«El lado izquierdo de mi cara está destrozado»

El ciclista comentó su impresión de las lesiones que padece: «Mi lado izquierdo de la cara está totalmente destrozado. Mi ojo izquierdo está lleno de sangre y completamente hinchado. Además me duele el brazo izquierdo y algunas costillas». A pesar de su estado, Martin asegura que prefiere marcharse a su casa, situada a escasos 3 kilómetros de donde se produjo el accidente.

Tras cuatro años en el HTC, Martin fichó esta temporada por el Omega Pharma de Patrick Lefevere. La pasada temporada subió un escalón en su palmarés con destacados triunfos, como el Mundial contrarreloj, la general en la París-Niza y triunfos de etapa en el Tour de Francia y Vuelta a España.

[Valencia] Ciclista fallece circulando por el carril-bici de Peris y Valero

Una ciclista de 25 años falleció ayer de madrugada en Valencia al ser atropellada por un turismo en el cruce de la avenida de Peris y Valero con la plaza de Sanchis Guarner. La fallecida, vecina de la localidad valenciana de Alfafar, murió en el lugar del accidente en torno a las cuatro de la madrugada. La Policía Local no dio más detalles sobre la causa del accidente, solo precisó que la conductora llevaba puestos los auriculares de música. El Juzgado de Instrucción número 16, en funciones de guardia, acudió al levantamiento del cadáver. El atropello se produjo a la altura de un paso de cebra. (El País, 14 marzo)

No hay muchos datos sobre cómo ocurrió el accidente. Lo que sí sabemos, además de sentirnos impotentes y llenos de rabia ante tales noticias, es que la ciclista circulaba por un carri-bici y estaba atravesando transversalmente la Av. Peris y Valero. Lo importante no es que circulara por uno u otro sitio, sino que el carril-bici, simplemente, NO SIRVIÓ PARA NADA. Un proyecto millonario que posiblemente sirvió para llenarse el bolsillo, unos; ponerse la medalla eco, otros;  fomentar y normalizar la invasión de ciclistas por las aceras; crear nuevas situaciones de multiplicación del riesgo para ciclistas; y creer que se mejora la circulación ciclista para los que esán en la foto:

Concentración en la esquina donde se produjo el atropello (con carril-bici incluído). MÓNICA TORRES. El País, 15 marzo

Concentración en la esquina donde se produjo el atropello (con carril-bici incluído). MÓNICA TORRES. El País, 15 marzo

Sin embargo, y después de seis ciclistas fallecidos en esta ciudad durante los dos últimos años (ocasionados por carriles-bici o por cicleatones  invisibles), el colectivo Valencia en Bici vuelve a pedir la misma receta inservible para la seguridad del ciclista:

“Los ciclistas aprecian que el riesgo de circular por la calzada es alto, por eso muchos optan por continuar por las aceras”, comentó ayer Fernando Mafé, de Valencia en bici. La asociación ha intentado que el Ayuntamiento de Valencia ampliara y conectar la red de carriles bici en buena parte de la ciudad. “Seguimos siendo un vehículo de cuarta o quinta categoría”, agregó tras constatar que cada vez hay más bicis en las calles de Valencia y que es necesario facilitar y dar seguridad a los que las usan. (El País, 14 marzo)

Curiosamente, los ciclistas fallecidos circulaban por la acera o el carril-bici. Paradójicamente, para evitar los riesgos percibidos se piden más carriles-bici que multiplican los riesgos objetivos. Y, después de multiplicar el número de ciclistas gracias a la gran cantidad de km en la ciudad, cuando el itinerario de esta infraestructura finaliza, ¿qué pasa?. Al parecer, a Valencia en Bici no le importa mucho (parece que están obsesionados con el número de ciclistas, como si fueran propietarios de Decathlon). Y es bien sencilla la respuesta, el ciclista sigue su itinerario por la acera porque no sabe cómo conducir su bici con seguridad y autonomía por la calzada. Un círculo vicioso que está dañando la cultura peatonal de nuestras ciudades u ocasionado situaciones cotidianas como la siguiente (¿qué hacía adelantando por la derecha a un autobús?):

Unas horas más tarde, un autobús de la EMT de la línea 80, que recorría el trayecto en dirección a Blasco Ibáñez, tuvo un incidente con otra usuaria de la bicicleta. Según fuentes de la empresa de autobuses, la usuaria se enganchó a la goma de la puerta del autobús cuando intentaba adelantar al vehículo en la primera de las rondas de la capital, cerca de la plaza del Temple. Los servicios del SAMU se desplazaron hasta el lugar del accidente y atendieron a la ciclista, que no necesitó asistencia hospitalaria. (El País, 14 marzo)

INFORMACIÓN RELACIONADA:

Atropello por goteo a ciclistas que circulan por las aceras (Valencia)

Tras dos muertes de ciclistas fuera de la calzada, reivindican más carriles bici (Valencia)

Ciclista muerto en una acera bici (Valencia)

Valencia vista desde Ciudad Ciclista

Cicleatona muerta en Valencia. Despistado muerto en Calatayud. Los Zombies siguen a lo suyo (Bicilibre, 21 marzo 2012)

– Accidentes en el carril-bici (Bicilibre)

La importancia de respetar el reglamento de circulación

Incluso en el fuera de control de una carrera ciclista.

El domingo durante la prueba ciclista 55º Trofeo Francesc Guillamet, para las categorías desde sub-21 a máster, un ciclista que había sido sacado de la carrera por haber sido rebasado por la bandera verde atropelló mortalmente a una mujer en el municipio de Vilafant en Girona.

Ser rebasado por bandera verde en una prueba organizada significa quedar fuera de control y del circuito controlado por los agentes de tráfico, por tanto el ciclista queda integrado en la circulación normalizada y es de obligado cumplimento las normas de circulación. Hay pruebas que se desarrollan con circulación abierta y se debe respetar en todo momento las normas de circulación pero este no era el caso, el 55º Trofeo Francesc Guillamet se desarrolla en “circuito” cerrado al tráfico y con un límite de fuera de control, si te quedas descolgado del grupo principal y pasas del tiempo establecido por los jueces-arbitros estas fuera de carrera y en el momento que seas rebasado por la bandera verde debes comportarte como un vehículo más, cumpliendo las normas de circulación.

Ya hemos discutido en más de una ocasión como se banaliza con la reglamentación referente a la bicicleta, hay gente que insiste en pedir más reglamentación cuando ya hay mucha y se desconoce por parte de aquellos que usan la bicicleta sea como transporte, deporte o sin más pretensiones que darse un paseo.

Cada vez más nos vemos inmersos en el caos normativo que supone considerar a la bicicleta como algo especial, ajeno a cualquier modelo establecido de circulación donde los municipios se han sumado para ahondar más en la confusión con un exceso de normas y el convencimiento de que la bici es un juguete, apremiando su uso irresponsable.

El artículo en su idioma original:

El dispositiu que es munta per a una cursa ciclista implica que obri la carrera una vehicle policial, conegut com a bandera vermella, i que la tanqui el cotxe escombra de trànsit i també l’ambulància que ha de seguir el recorregut per si sorgeix alguna emergència. Aquest cotxe escombra porta el nom de bandera verda i és el que reobre la circulació a la via una vegada ha passat. Això implica que darrere d’aquest vehicle ja no hi ha pas prioritari per als ciclistes i que la norma que torna a regir la circulació és la de les senyals de trànsit habituals.

Segons fonts del club Esport Ciclista de Figueres, que organitzaven la cursa, un àrbitre federat es va encarregar de supervisar el desenvolupament de l’etapa i el grup de corredors on hi havia el ciclista implicat en l’atropellament havien quedat molt endarrerits i, per tant, corrien fora de cursa. Aquest fet implicaria que el grup de ciclistes havia de respectar les normes de circulació habituals i, per exemple, parar-se si un semàfor es posava en vermell.

Segons testimonis de l’atropellament, la víctima, Oxana S. de 38 anys, veïna de Vilafant i de nacionalitat russa, havia polsat el botó per demanar que es posés verd el semàfor que regula el pas de vianants a l’alçada del quilòmetre 38,5 de la carretera N-260. Quan finalment el semàfor va canviar de color i li va donar pas, va començar a creuar i va ser llavors quan la va envestir la bicicleta. Per tant, segons aquesta hipòtesi, el ciclista de 22 anys que va resultar ferit lleu s’hauria saltat un semàfor en vermell.

Els Mossos d’Esquadra estan instruint l’atestat sobre els fets i han pres declaració al ciclista implicat en l’atropellament i també a testimonis de la topada. Si finalment conclouen que el ciclista, que participava en el 55è trofeu Francesc Guillamet i Navarra, es va saltar un semàfor en vermell tot i que estava fora de cursa i estava obligat a respectar les normes de trànsit, el podrien acusar d’un homicidi imprudent.

La dona vivia just davant del pas de vianants on va morir atropellada. Diumenge al migdia havia anar a comprar una barra de pa a l’altre costat de carrer i ja tornava cap a casa quan la va envestir la bicicleta. Va morir a l’acte tot i que l’ambulància -sembla ser que la mateixa que supervisava la cursa- va arribar en pocs minuts i van activar un helicòpter medicalitzat. No van poder fer res per salvar-li la vida.

El artículo en ARAGIRONA.

Por favor tened cuidado cuando circuléis en bici, por vosotros y por nuestros vecinos con quienes compartimos las calles.