valencia

Cicleatón se da a la fuga tras el atropello mortal de una anciana en Valencia

La víctima, de 85 años, fue arrollada cuando caminaba por la acera y su familia solicita ayuda en busca de testigos del accidente

11.09.2012 – 05:33 h. – J. A. MARRAHí

María Cervera Ortiz seguía siempre la misma rutina. Ayudada por su bastón, daba un paseo cada tarde por las inmediaciones de su casa de Valencia. Pero a las 20 horas del pasado 9 de agosto, la desgracia se cruzó en su camino: al parecer una bicicleta arrolló a la mujer, el ciclista se dio a la fuga y de él ya nada se ha sabido. La víctima, de 85 años, falleció a las pocas horas como resultado de las lesiones que sufrió en el siniestro, como confirmó el posterior informe forense.

Según explicó el hijo de la víctima, Antonio García, «los hechos ocurrieron junto al 25 de la calle Tres Forques, entre un estanco y una hamburguesería». Los primeros testigos encontraron a María tendida en la acera y dieron la voz de alarma. Tal y como consta en las diligencias policiales, uno de ellos informó a los servicios sanitarios de que había sido atropellada por una bicicleta, pero se marchó del lugar. A la llegada de la Policía Local no había ni rastro del autor del atropello.

«La ambulancia trasladó a mi madre al Hospital Doctor Peset y allí acudí yo tras la llamada de la Policía Local». Sobre las ocho y media de la tarde, Antonio descubrió la gravedad del accidente. «Nos informaron de que presentaba una importante hemorragia interna y determinaron que era preciso trasladarla a Neurocirugía del Hospital La Fe», recuerda el hijo de María.

La víctima fue trasladada a este centro sanitario, pero su cuerpo no aguantó las graves lesiones y falleció sobre las siete de la mañana del viernes 10 de agosto. Al tratarse de una muerte violenta, el caso quedó en manos del juzgado de instrucción número 5 de Valencia. A los pocos días, la familia de María recibió los resultados de la autopsia. El informe forense certifica que la anciana murió por una hemorragia cerebral interna derivada de un traumatismo craneal. El documento también vincula directamente el fallecimiento con un atropello, «conforme a la documentación hospitalaria y a los hallazgos de la autopsia».
La familia de María desea emprender acciones legales contra el autor del atropello, pero por el momento no ha habido ningún avance en su localización. Lo único que tienen es el documento policial donde consta la versión de un testigo que «además se marchó sin poder ser identificado», como lamenta Antonio.
Los afectados demandan «una investigación policial similar a la que se produce cuando una persona es atropellada por un coche o un camión», a fin de que el accidente «no quede impune». Según han podido averiguar, «la hamburguesería junto a la que se produjo el atropello dispone de cámaras de vídeo de seguridad», un hecho que Antonio ha transmitido ya al juzgado encargado de la investigación.
El atestado policial aún no está cerrado y la familia de María apela ahora a la colaboración ciudadana en busca de testigos. Cualquier persona que pueda aportar datos sobre el accidente debe comunicarlo contactando con Atestados de la Policía Local a través del teléfono 010 del Ayuntamiento de Valencia.
http://bicivalencia.lasprovincias.es/un-ciclista-se-da-a-la-fuga-tras-el-atropello-mortal-de-una-anciana-en-valencia/

[Valencia] Refrescante ciclista por la calzada

Después de las observaciones propias y noticias  negativas recibidas durante los últimos años de la ciudad de Valencia respecto a la invasión masiva de las aceras por parte de los ciclistas, algunos pensábamos que esta ciudad ya no se recuperaría jamás. Sin embargo, nos llega esta foto muy refrescante. No solo por su carga (la horchata) sino por el hecho de darnos la esperanza de que la calzada sigue siendo el lugar de la bici en Valencia. Y, además, como vehículo de trabajo. Lógicamente, las aceras-bici y los carriles-bici no sirven para usar la bici como medio de transporte de forma efectiva. ¡Este vehículo no cabe en las vias ciclistas segregadas! A ver si lo entienden de una vez: las bicis a la calzada.

[Valencia] Ciclista fallece circulando por el carril-bici de Peris y Valero

Una ciclista de 25 años falleció ayer de madrugada en Valencia al ser atropellada por un turismo en el cruce de la avenida de Peris y Valero con la plaza de Sanchis Guarner. La fallecida, vecina de la localidad valenciana de Alfafar, murió en el lugar del accidente en torno a las cuatro de la madrugada. La Policía Local no dio más detalles sobre la causa del accidente, solo precisó que la conductora llevaba puestos los auriculares de música. El Juzgado de Instrucción número 16, en funciones de guardia, acudió al levantamiento del cadáver. El atropello se produjo a la altura de un paso de cebra. (El País, 14 marzo)

No hay muchos datos sobre cómo ocurrió el accidente. Lo que sí sabemos, además de sentirnos impotentes y llenos de rabia ante tales noticias, es que la ciclista circulaba por un carri-bici y estaba atravesando transversalmente la Av. Peris y Valero. Lo importante no es que circulara por uno u otro sitio, sino que el carril-bici, simplemente, NO SIRVIÓ PARA NADA. Un proyecto millonario que posiblemente sirvió para llenarse el bolsillo, unos; ponerse la medalla eco, otros;  fomentar y normalizar la invasión de ciclistas por las aceras; crear nuevas situaciones de multiplicación del riesgo para ciclistas; y creer que se mejora la circulación ciclista para los que esán en la foto:

Concentración en la esquina donde se produjo el atropello (con carril-bici incluído). MÓNICA TORRES. El País, 15 marzo

Concentración en la esquina donde se produjo el atropello (con carril-bici incluído). MÓNICA TORRES. El País, 15 marzo

Sin embargo, y después de seis ciclistas fallecidos en esta ciudad durante los dos últimos años (ocasionados por carriles-bici o por cicleatones  invisibles), el colectivo Valencia en Bici vuelve a pedir la misma receta inservible para la seguridad del ciclista:

“Los ciclistas aprecian que el riesgo de circular por la calzada es alto, por eso muchos optan por continuar por las aceras”, comentó ayer Fernando Mafé, de Valencia en bici. La asociación ha intentado que el Ayuntamiento de Valencia ampliara y conectar la red de carriles bici en buena parte de la ciudad. “Seguimos siendo un vehículo de cuarta o quinta categoría”, agregó tras constatar que cada vez hay más bicis en las calles de Valencia y que es necesario facilitar y dar seguridad a los que las usan. (El País, 14 marzo)

Curiosamente, los ciclistas fallecidos circulaban por la acera o el carril-bici. Paradójicamente, para evitar los riesgos percibidos se piden más carriles-bici que multiplican los riesgos objetivos. Y, después de multiplicar el número de ciclistas gracias a la gran cantidad de km en la ciudad, cuando el itinerario de esta infraestructura finaliza, ¿qué pasa?. Al parecer, a Valencia en Bici no le importa mucho (parece que están obsesionados con el número de ciclistas, como si fueran propietarios de Decathlon). Y es bien sencilla la respuesta, el ciclista sigue su itinerario por la acera porque no sabe cómo conducir su bici con seguridad y autonomía por la calzada. Un círculo vicioso que está dañando la cultura peatonal de nuestras ciudades u ocasionado situaciones cotidianas como la siguiente (¿qué hacía adelantando por la derecha a un autobús?):

Unas horas más tarde, un autobús de la EMT de la línea 80, que recorría el trayecto en dirección a Blasco Ibáñez, tuvo un incidente con otra usuaria de la bicicleta. Según fuentes de la empresa de autobuses, la usuaria se enganchó a la goma de la puerta del autobús cuando intentaba adelantar al vehículo en la primera de las rondas de la capital, cerca de la plaza del Temple. Los servicios del SAMU se desplazaron hasta el lugar del accidente y atendieron a la ciclista, que no necesitó asistencia hospitalaria. (El País, 14 marzo)

INFORMACIÓN RELACIONADA:

Atropello por goteo a ciclistas que circulan por las aceras (Valencia)

Tras dos muertes de ciclistas fuera de la calzada, reivindican más carriles bici (Valencia)

Ciclista muerto en una acera bici (Valencia)

Valencia vista desde Ciudad Ciclista

Cicleatona muerta en Valencia. Despistado muerto en Calatayud. Los Zombies siguen a lo suyo (Bicilibre, 21 marzo 2012)

– Accidentes en el carril-bici (Bicilibre)

La escuela de la calle

COPIADO DE: Bicicletas, ciudades, viajes… (18 enero 2012)

Un día cualquiera, andando por una calle de una ciudad cualquiera, de noche, cansado pero no derrotado, vuelves al sitio donde has pensado en descansar y vas y te topas con una de esas personas a las que la vida precisamente no le ha sonreído, que anda rebuscando en las basuras algo a lo que sacar provecho de lo que los demás han desechado. Te sorprende porque lleva una bicicleta cargada hasta las cartolas, unas cartolas que él mismo ha construido con maderas, a modo de armario, con llave y todo, donde guarda sus efectos personales y las cosas que va recogiendo. Te gusta, es simbólica, representa la supervivencia.

Le propones retratarla. Rehúsa cortésmente pero con algo de resentimiento.

– Déjame tranquilo. Yo no molesto a nadie. He acabado así pero no me quejo. Prefiero que no se me conozca, pasar desapercibido. Sólo así podré seguir haciendo esto. – te explica enseñándote una tijera con la que se dispone a abrir una bolsa de basura.

Te disculpas y le explicas que lo único que te movía a hacer la foto es que para ti las bicis son el sentido de tu vida. Que escribes sobre ello. Que trabajas en ello. Que tú también has cargado extraordinariamente una bicicleta y has vivido con ella meses, años por esos mundos de dios, y que te había gustado. Nada más. Te vuelves a disculpar.
Y entonces surge la conversación. Una conversación densa, profunda, armada de sentido común, de conocimiento de causa, una conversación sobre la bicicleta y la ciudad y lo que ha pasado estos últimos años y sobre lo que tiene que pasar. Es increíble. Tú sólo escuchas.

– Ha habido mucha locura con esto de la bici en los últimos años. Tantos carriles bici, tantas bicicletas públicas ¿para qué? ¿Para que al final todo el mundo ande como un loco por las aceras sin ningún respeto?

 No contestas, no rebates, sólo asientes, no quieres cortarle.

– Esto es un despilfarro, créeme. No sé de cuántos millones. De muchos. Mejor no saber. Y no se ha hecho lo que se tenía que haber hecho hace muchos años. Yo ando en bici desde siempre. Antes utilizaba otra, la misma con la que mi padre había ido a la huerta desde siempre. Esa me la robaron. Se roban demasiadas bicis. Demasiadas. Y nadie hace nada por pararlo. No interesa. Son bicis. Es penoso.

 Se queda pensativo, melancólico.

– Y lo que había que haber hecho es parar un poco más a los coches y enseñar a la gente a andar con respeto, porque la calle es de todos y en ella cabemos todos, y nos tenemos que entender. Si sólo hacemos carriles lo único que hacemos es enfrentar a la gente y que peleen en una estúpida guerra por el espacio. Y sólo aumenta la violencia. Y no se consigue nada.

La conversación continúa por espacio de más de una hora. Es un hombre realmente ameno, que desborda dignidad y entereza, que sabe de lo que habla y que dice las cosas sin revueltas, sin miramientos, sin tapujos. El no se juega nada, sólo se juega la vida. Lo ha perdido todo, todo menos la personalidad, pero no guarda rencor. Es realmente admirable.
Nos despedimos con un fuerte apretón de manos y con los mejores deseos mutuos.

– Mira chaval, la verdad es que no me habías pillado en un buen día, estaba yo un poco amargadillo hoy y encima me vienes tú con la historia esa de sacarle una foto a la bici y tal… pero mira tú por dónde que después de este rato que hemos estado hablando se me ha cambiado un poco el humor y hoy me voy a dormir un poco más tranquilo. No sé…

Me he emocionado.

 

Catálogo de carriles-bici a eliminar (11): Todo Valencia.

Aunque el motivo del autor del vídeo es quejarse de la “falta de respeto” de los peatones y automovilistas por el carril-bici, obsérvese por favor la dificultad (inexistente) de la mayoría de las calles en las que está el carril-bici, la necesidad (nula) de carril-bici en ellas, y el daño (enorme) provocado por el carril-bici al espacio de los peatones.

Carril bici Valencia from elías ibáñez on Vimeo.

Valencia en Bici: entre la multa y el carril-bici

Hace un mes publicamos nuestra satisfacción porque el colectivo Valencia en Bici daba algunas señales de madurez (Valencia en Bici empieza a madurar): observaban que la multiplicación de ciclistas debido al servicio municipal de préstamo de bicicletas y a las aceras-bici y carriles-bici no había significado una mejora de la convivencia en el espacio público, sino una invasión de las aceras por parte de los ciclistas y un mayor dominio del automóvil sobre la ciudad.

En los comentarios que recibimos pudimos observar, por una parte, su adoración por un modelo de ciclista dependiente de políticos y técnicos y, por otra,  la falta de democracia interna de este colectivo, así como su incapacidad para ser autocríticos ante el fracaso evidente de las estrategias que han llevado a cabo durante 20 años. Quizá esto también sea un síntoma más de la situación en la que se ven inmersos ahora: ¿multa o carril-bici? (Las provincias 27/11/11).  La policía llevará a cabo una campaña de multas a los ciclistas (por no llevar luces y por circular por las aceras) a petición de la Federación de Asociaciones de Vecinos, y Valencia en Bici lo considera inoportuno y pide más carriles-bici.

En julio de 2010 ya observamos la ardua tarea a la que se enfrenta el carrilbicismo en esta ciudad (El carrilbicismo se enfrenta a una ardua tarea) al haber propiciado la invasión masiva de ciclistas circulando por las aceras a través del fomento del miedo a circular en bici por la calzada.

Me temo que Valencia en Bici no va a tener nunca el coraje de reconocer que la existencia de una amplia red de carriles-bici, la expectativa de que hagan más y la inexistente apuesta por la autonomía del ciclista (con la mitad del gasto público en carriles-bici podrían haber formado a cientos de miles de ciclistas para circular en condiciones de seguridad por la calzada) es lo que ha ocasionado que al finalizar el carril-bici, al escoger otro itinerario o al no existir esta vía, el ciclista opta a circular por la acera. Es decir, los cicistas no han aprendido lo más básico para conducir su bici con total autonomía: no han superado sus miedos y desconocen cómo ubicarse en la calzada, cómo señalizar, cómo gestionar su espacio… en cualquier tipo de calle. Los ciclistas han sido tratados como seres inútiles y, por ello, han acabado convirtiéndose en pseudopeatones, miedosos y dependientes de carriles-bici (y en su defecto, circulan por la acera)

La responsabilidad de Valencia en Bici en este asunto es demasida, no pueden traicionar a su parroquia, huyen hacia delante. No pueden responsabilizar al ciclista irresponsable y dependiente que han creado. No reconocerán nunca que estas infraestructuras fomentan el uso de la acera y no evitan los accidentes (nisiquiera un goteo de ciclistas muertos que circulaban por ellas les hará cambiar su postura en público: Atropello por goteo a ciclistas que circulan por las aceras (Valencia); Tras dos muertes de ciclistas fuera de la calzada, reivindican más carriles bici (Valencia); Ciclista muerto en una acera bici (Valencia))