humor

Cásate con el carril bici y sé sumiso

La iglesia carrilbiciosa ha observado entre la sociedad muchos subersivos que no aceptan a ser recluidos en espacios marginales llamados carriles bici. Ni siquiera cuando han sido construidos para salvar sus almas de pecado.

Por este motivo, el arzobispado de Granada ha editado un libro que aconseja a los ciclistas la sumisión, el sometimiento y la abnegación a los dictados de los sumos sacerdotes técnicos, expertos y políticos que velan por su seguridad.

Inauguración papal del carril bici que conecta con el cielo

Inauguración papal del carril bici que conecta con el cielo

 

Resignado que acepta el intercambio de parejas

Resignado que acepta el intercambio de parejas

 

Soltero buscando pareja

Soltero buscando pareja

 

A este no hay quien lo quiera, se manda cartas de amor a sí mismo

A este no hay quien lo quiera, se manda cartas de amor a sí mismo

Carril perro, vida perra

COPIADO DE: Bicicletas, ciudades, viajes… (13 nov. 2011)

No es una descripción de un carril bici, aunque cabría un silogismo que asociara el ejercicio de encarrilar a los distintos usuarios de los espacios públicos con algo indigno o muy malo, en esa desafortunada pero también muy utilizada acepción del término perro como adjetivo. En ese sentido cualquier carril es en sí mismo perro porque limita, condiciona, segrega, discrimina, cercena la libertad de movimientos, la discrecionalidad.

Esta vez no. Esta vez es literal. Me he topado con la sorpresa de que la circulación que se trata de condicionar es precisamente la perruna. Increíble pero cierto. Es tal la obsesión de nuestros ordenantes que ya no saben a quién controlar con tal de que no sean los automovilistas. ¿Perros? Por aquí, por favor.

Ya nos habíamos acostumbrado a otro tipo de señalización que los excluía de determinados espacios por resultar indeseables.

Y también se nos empiezan a hacer familiares otras señales que regulan la actividad perruna en nuestras calles y parques.

Habíamos visto perros utilizados como señalización horizontal para advertir a los menores de la peligrosidad que les acecha en la puerta de sus colegios, que no es otra que la agresividad y las prisas de sus padres que, a bordo de sus coches, van a recogerles poniéndoles en peligro.

Ahora bien, lo del “carril perro” se lleva la palma o la zarpa, que en este caso igual es más adecuado.

El otro día en una discusión de red social alguien dijo que al único al que habría que segregar en nuestras ciudades es al coche, el único que verdaderamente discrimina a los demás, el único que condiciona al resto de usuarios de nuestras calles, el único peligroso y que pone en juego la seguridad de los demás.

No sé qué llegaremos a ver con tal de no tocar el espacio reservado para el coche en nuestras ciudades. Ya hemos segregado a las bicicletas, a los peatones, al transporte público, a los patinadores y ahora también a los perros. ¿El siguiente por favor?

Carril bici allí donde estés

La pasada semana los gobiernos más poderosos del mundo se reunieron y llegaron a un gran acuerdo con el que alcanzar los compromisos para contener el cambo climático: con la ayuda de las fuerzas armadas, cada ciudadano dispondrá de un carril bici, allí donde esté, si es necesario.

Según el portavoz de la Comisión Europea, “cuando los mercados den rienda suela a las arcas de los estados, un funcionario pedaleará por ustedes”. Todo ello gracias a la financiación europea para el ahorro energético.

María Seguí, directora de la DGT, explicará en el congreso la propuesta de radares para ciclistas en las aceras

María Seguí, Directora General de Tráfico, explicará en el congreso la propuesta de radares para ciclistas en las aceras.

La propueta de reforma del Reglamento General de Circuación, permitirá a los cicistas circular por las aceras, dará al ciclista prioridad en las “aceras-bici” y el permiso de cruzar la vía montado sobre la bicicleta por los pasos de peatones cuando se acceda desde la acera.

Tras la participación de ConBici, previamente, durante el proceso de redacción del borraror y, posteriormente, presentando alegaciones (para que los ciclistas hagan uso de la acera respetando la prioridad de los peatones y adecuando su velocidad a la amplitud de ese espacio y a la densidad de personas). Finalmente, la DGT ha recapacitado sobre esta cuestión y ha decidido implantar una red de radares para el control de la velocidad de los ciclistas en aquellas aceras más concurridas de la ciudad. En Vitoria, ciudad donde ConBici celebrará su X congreso, el 68 por ciento de los ciclistas circula habitualmente por la acera (incluso en su extensa red de calles pacificadas). Posiblemente, realizarán prácticas con este nuevo artilugio.

Al parecer, tanto ConBici y la DGT, están satisfechas con esta nueva herramienta que permitirá el continuo crecimiento de desplazamientos en bicicleta por nuestras ciudades. Así mismo, consideran que la siniestralidad en los pasos de peatones (donde en los últimos años se han visto atropellados -con consecuencia de fallecimiento- un elevado número de ciclistas) se verá reducida. Por último, después de varias décadas apostando por la promoción de la bicicleta mediante la construcción de infraestructuras específicas para la bicicleta, al fin se verá alcanzada la meta tan deseada de convivencia peatón-ciclista que muchos ayuntamientos de la Red de Ciudades por la Bicicleta trataron de conseguir con sus ordenanzas municipales de circulación ciclista.

De poco ha servido el manifiesto “la acera es peatonal” del Foro Andando (firmado por ConBici, contradiciendo sus propias alegaciones), las protestas de grupos ciclistas o la solicitud de asilo político para la cultura peatonal de nuestro país.

Al parecer, resuelto el asunto de la acera, ConBici continúa preocupada por el casco obligatorio (y no es que no sea importante, pero la obligación de su uso no perjudica la seguridad del ciclista). Sin embargo, otras cuestiones de vital importancia que atañen negativamente y directamente a la seguridad del ciclista (la circulación ciclista preferentemente por la parte derecha del carril en vías urbanas de un único carril por sentido y la circulación obligatoria por las vías ciclistas) están quedando, no en segundo plano, sino que han sido invisibilizadas. Pero no es de extrañar, pues la foto que sigue es reflejo de la ciudad que están construyendo para nosotros (DGT, ayuntamientos y ConBici):

 

Tu novia es carrilbicista

COPIADO DE: Bicilibre (21 julio 2010)

Tu novia es un encanto y tú estás tan enamorado
por eso le perdonas sus deslices sus engaños
pero tu cariño no es tan ciego
ves muy claro su secreto
ella tiene otra vida más siniestra y clandestina
tu novia es carrilbicista
da la brasa y mete miedo y circula por la acera
tiene este cruel defecto pero en fin nadie es perfecto
lo prefiero lo consiento antes que su pasatiempo
sea coleccionar sellos
sea ponerme los cuernos
porque un romance muerto es un romance menos

en una esquina ha habido un altercado
tres marujas arrolladas a la salida del mercado
claro que es más comercial la bicicrítica del jueves
cuatro mil ciclistas bravos
dando a todo el mundo por saco
que desastre, que tropelía
debería denunciarla pero igual la culpa es mia
quizás necesite ayuda mi comprensión mi cariño
quizás si le hubiera dado más amor se habría olvidado
de abusar de las señoras sin manías sin prejuicios
una maruja atropellada una ciclista menos

según el ayuntamiento muy prontito un Plan Director
va a mandar a tomar por culo los paseos de los viejos
se atribuye el desaguisado a un sector carrilbicista
que se caga en los enlatados y revindica como una piña
carriles-bici pa los niños
tú sabes que eso es mentira
que la culpa es de tu novia
quiere la calle para ella sola, la gente se la suda
que problema de conciencia a quien piensas serle infiel
a tu novia o a tu bici, mientras tú estás con la duda
un viejecito fastidiado un ciclista menos

se han pegao cuatro hostias por la calle con un enlatado
a sangre fría a bocajarro volvía a casa con su hijito
pudiste haber evitado este cruel trauma infantil
el destino de ese niño con su bici estaba en tus manos
no te estremece su llanto
jesusito de mi vida que eres niño como yo
di porqué pasan esas cosas con las bicis
no me atrevo a usarla más yo
cómo perdonarle esto ha ido demasiado lejos
necesito tu consejo
que hago la dejo o no la dejo
un enlatado encabronado un ciclista menos

no claro
es que quizás busque en otra parte
lo que nunca supe darle
ilusiones y alicientes para poder realizarse
mi silencio está cantando apología al carrilbicismo
me siento responsable y cómplice de su barbarie
por celoso y por cobarde
y eso que me horroriza estar sin ella
no sabría hacerme a la idea
que le ocurra una desgracia o caiga en un cruce en un carril-bici
el día menos pensado me despierto y estoy viudo
y sin ella estoy perdido ya nada tiene sentido
porque una novia muerta es una novia menos.

Albert Pla + Txarli Eintxels