córdoba

¿Cómo proteges tu bicicleta de robos? Echa imaginación.

Paseando por el casco histórico de Córdoba, barrio de Santa Marina, me encuentro una bicicleta aparcada a la rejas de una ventana de una casa abandonada; de las muchas que existen a día de hoy.

¿Y tú qué trucos usas para evitar el robo, o partes, de la bicicleta? Contar experiencias, no sé… horas aparcada en la calle, candados, echar pegamentos en los tornillos, etc.

Anuncios

El vehículo privado, devoradondo espacio urbano en Córdoba

Según el artículo Menos coches, más espacio de Ecologistas en Acción la superficie urbana dedicada al automóvil en nuestras ciudades es […] entre el 20 y el 30% del total, alcanzando en urbanizaciones de nueva construcción porcentajes del 40%.

En Córdoba es totalmente cierto, basta salir a la calle. Córdoba se adapta al coche y crece para el coche. Sólo en espacio dedicado al aparcamiento y su circulación es un gran consumidor de él.

Circunvalaciones, reducción de aceras, menos bulevares, menos árboles, plazas invadidas, etc.

Una imagen dice más que mil palabras, y viendo el ejemplo de una calle del casco histórico (Barrio de Santa Marina) y el estado de sus calles por el pasar de sus cuatro ruedas y grandes dimensiones.

Muy al contrario de la creencia mayoritaria de que el carril bici quita espacio al automóvil. Gana espacio y velocidad. Se asegura que la calzada es suya, no hay más vehículo que él.

En cuanto a la bicicleta la echa de la calzada, la degrada como vehículo de pleno derecho, al arcén y aceras. Pierde todo su potencial de vehículo urbano, invade espacio peatonal, pierde velocidad y seguridad.

Lo único que se consigue con el carril bici, cuando no es acera-bici, es quitar aparcamiento o un carril. Con el consiguiente cabreo vecinal con la población ciclista.

Se pierde total derecho a circular por la calzada en lugares donde las condiciones son muy propicias, y deseables, para la circulación ciclista en la calzada. Como ejemplo: la vía de servicio de la Avd. Carlos III (enlace carril-bicista) y la Avenida de Linneo (enlace carril-bicista).

La elección de la bicicleta y primeros pasos

COPIADO DE: Sólo GNU, y otras cosas (31 agosto 2011)

Como ya he comentado, he aprendido a montar en bicicleta a los veintiocho años. No aprendí en su tiempo, y bueno, es algo que deseaba aprender.

Para mi no es una humillación. Es un incentivo para que muchos adultos se animen y para dejar claro que es fácil. Ahora bien, la habilidad para conducirla como es debido, la parecía, se obtiene con el día a día. Lo principal es saber guardar el equilibrio con una buena trayectoria recta. Necesario es, por ejemplo, soltar una mano del manillar para avisar maniobras de giro, parada, frenada para los otros usuarios o saber mirar atrás sin caerte para cambiar de carril.

He aprendido con las bicicletas públicas del ayuntamiento de Córdoba. Decir que las bicicletas están en malas condiciones de mantenimiento, son muy pocas bicicletas y paradas. A día de hoy no es un servicio útil, faltan paradas. Otro punto muy negativo es la obligación contractual, cuando obtienes el carné de usuario, de circular por el carril bici.

En cuanto a la elección de la bicicleta he pecado de novato y he sido mal asesorado. Como dije, he pasado de la afición de tiempo libre a la necesidad de movilidad urbana. Dicho lo anterior, mi elección ha sido una bicicleta de montaña.

En la tienda, la que está al lado de la biblioteca municipal central, está muy centrado en las bicicletas de montaña y carretera. Al final, he acabado con una bicicleta de montaña. Me resulta algo incomoda, sucia y poco adecuada para el uso actual que le doy.

No tengo cesta, porta bultos, protector en la cadena, pata de cabra, guardabarros, luces y otros elementos/accesorios que trae una bicicleta urbana de serie.

Le he puesto luces, tengo unos aretes para los pantalones, llevo mochila encima y ahora mismo con las luces no me admite guardabarros. Son inconvenientes, pero bueno, los puedo sobrellevar.

En cuanto a circular por la ciudad, pues sin sorpresas y lo habitual: por el carril bici; no hay otra y lo construye para nuestra seguridad. Aquí es donde llega la mayor parte de mi desencanto con la bicicleta y su utilidad real en la bicicleta.

La infraestructura segregacionista en Córdoba es inconexa e insegura. Que sea insegura es algo nato de la segregación del resto del tráfico. Ocasiona situaciones anormales y peligrosas para el ciclista.

Por seguridad y pragmatismo he decidido, como muchos otros, circular de forma integrada en el tráfico. Cumpliendo el código de circulación, para ser respetado y respetar a los otro usuarios de la calzada.

En otra entrada voy a desarrollar este interesante y polémico tema. Dos visiones, con el mismo fin, pero muy distintas formas de entender la movilidad ciclista en la ciudad. La que exige infraestructura segregacionista del tráfico y la que propone circular de forma integrada en la calzada.

Recomiendo echar un ojo a un escrito clave, de los compañeros de Granada, y otro sitio de referencia del ciclismo urbano integrado.

La falsa seguridad del carril bici urbano.
Ciudad ciclista.

[Córdoba] Cicleatón atropellado por policía local

Este viernes once de noviembre, a las 17:25, ha sido atropellado un cicleatón en el cruce de la calle Campo de San Antón con la avenida Barcelona por un policía local en motocicleta.

La noticia, como es habitual, hace la vista gorda con la acera bici de la avenida Barcelona y apenas da detalle de cómo se ha producido el accidente: Una joven ciclista resultó ayer herido tras sufrir un atropello por un agente de la Policía Local. El incidente tuvo lugar en torno a las 17:25 en el cruce de la calle Campo de San Antón con la avenida Barcelona. Fuentes del Servicio de Emergencias Sanitarias 112 informaron ayer de que el agente, de 37 años, circulaba por dicha vía en moto cuando colisionó con el ciclista […]

¿Cómo supongo que el cicleatón iba por la acera bici? En la fotografía que acompaña la noticia se ve la calle Campo de San Antón, muy cerca de un paso de peatones regulado por semáforo en ámbar intermitente; cruzar con precaución para los vehículos que vienen de la avenida Barcelona.

Momento en el que un operario retira la motocicleta del agente.

Es lógico pensar que el policía local estaba circulando por la calzada, en la avenida Barcelona, y el cicleatón estaría cruzando la calle por el paso de peatones. La noticia habla de atropello, sin embargo, el atropello no se produce entre vehículos. Dice la DRAE: Dicho de un vehículo: Alcanzar violentamente a personas o animales, chocando con ellos y ocasionándoles, por lo general, daños.

¿Entonces qué? La joven estaba cruzando el paso de peatones bajada de su bicicleta. No, seguramente no. Iba montada, su amada acera bici, la ha conducido a uno de los muchos cruces peligrosos producido por la anomalía creada a un vehículo, la bicicleta que desarrolla mayor velocidad que un peatón, donde se ha producido la colisión.

Detalle cruce con Campo San Antón

Si esta muchacha hubiese circulado por la calzada, respetando las normas universales de circulación, habría estado en el carril, junto a la moto del policía local, cruzando la calle como vehículo y no como un peatón y no habría sido atropellada como un cicleatón.

Ésta, y otras muchos accidentes más, se pueden evitar con una simples medidas:

  1. Eliminación de la acera bici. Crea cruces extremadamente peligrosos para un vehículo, la bicicleta, al obligar tomar cruces como un peatón, en ángulos ciertamente peligrosos.
  2. Educación vial a los ciclistas y consideración de la bicicleta como vehículo de pleno derecho y obligación en la calzada.

Espero poder recavar más información. Todo apunta a otro accidente en una acera bici.

Magnifico resumen visual de mi amigo Pedro Pablo de la presunta situación dada con el cicleatón accidentado. Gracias, compañero.

Detalle visual del accidente

[Córdoba] Carril bici a Rabanales, ¡ya!

2312923828_bfd850cb66Un grupo de jóvenes de la Universidad de Córdoba, reunidos en el VII Encuentro de paz y solidaridad, deciden ponerse en acción para conseguir, de una ves por todas, se habilite un carril bici que comunique Córdoba con el campus de Rabanales. Por ello invitan a participar en una marcha en bici el jueves 29 de abril desde Rabanales hasta el Ayuntamiento de Córdoba. MANIFIESTO

Parece que ni áun desde los años 80 han terminado las obras del carril bici a Rabanales. A ver si tienen suerte y les dan lo que quieren. Lo que no me queda muy claro es si saben lo que quieren, porque hablan de “carril bici”, y como suele ocurrir, cada cual se lo imagina como quiere.

Pero en el manifiesto nos dan más pistas:

“Hablamos de habilitar una vía alternativa al transporte motorizado, una vía que convertirá los espacios en sitios más habitables, humanos y ofreciendo una mayor calidad de vida y salud para todos, una vía ligada al bienestar, al respeto, armonía y ocio, que facilita el encuentro con el medio natural”.

Seguramente conozcan el agradable camino que discurre junto al canal del Guadalmeyato, pero es de suponer que este no satisface las necesidades diarias de rapidez (es más largo) o comodidad (es pedregoso) que reivindican. Una pena, el decrecimiento tendrá que esperar. Aunque creo que habría formas de acondicionarlo sin que perdiera la mayoría del encanto, pero seguiría siendo más largo, of course. Este camino sería lo más parecido a una *vía no motorizada* (en algunos tramos) o *vía reservada*.

Por otro lado, sería estupendo aclararles que “carril bici”, si nos acogemos al significado de la palabra que Biciescuela de Granada ha asociado como el más claro y común (La falsa seguridad del carril bici urbano, pág 7),
es incompatible con sus demandas.

“Queremos que se nos escuche, contar lo antes posible con un carril bici que por sí mismo anime al uso del medio de transporte alternativo, que gane en espacio al transporte privado, queremos un carril bici seguro, bien diseñado y señalizado, que no suponga un riesgo para todo aquel que quiera tener la posibilidad, y no la imposibilidad, de tomar un transporte distinto”

Y digo que ésto no lo conseguirán con un carril bici, entre otras razones porque el carril bici te hace sentir más seguro, pero no es más seguro, crea nuevas situaciones de peligro que circulando vehicularmente en la calzada no
se presentan
, reduce la atención de ciclistas y conductores, etc

Seguimos:

“A día de hoy, y con las circunstancias de crisis y medioambientales que nos acontecen, debemos acercarnos a un cambio, a una apuesta por la movilidad sostenible, con medios más eficaces y de mayor rentabilidad social, que no deben enmarcarse únicamente en la mejora de la calidad del medio ambiente, sino a derrocar las enormes y costosas infraestructuras para el transporte motorizado”

Me temo que el carril bici tampoco es un cambio de paradigma, más bien es limpieza verde, y no reduce significativamente el uso del coche, más bien cambia peatones o usuarixs del trasporte público por ciclistas (¿qué ganamos con esto?), además de agilizar el tráfico motorizado abriendole camino en la calzada.

Para contrarrestar la carrilbicidependencia lo mejor es educación vial, y aquí en Córdoba también hay medios para aprender a circular de forma segura entre el tráfico, estoy pensando en el CEV. Y pacificación del tráfico

No vamos a esperar a nada (ni al carril bici) para usar nuestras bicis.

CORRECCIÓN (2/05/10):

Me equivoqué metiendo en el mismo saco las consecuencias del carril bici urbano comparándolo con circular integrado en la calzada urbana, cuando de lo que se trata realmente es de un carril bici interurbano:

-”(…) además de agilizar el tráfico motorizado abriendole camino en la calzada”.
-”(…) crea nuevas situaciones de peligro que circulando vehicularmente en la calzada no se presentan (…)”

Pido disculpas por el malentendido. Quería manifestar el absurdo de pedir una infraestructura ciclista existiendo ya un camino previo; pero no porque no sea legítimo pedir una vía ciclista de nueva construcción más directa, rápida y cómoda, sino porque el manifiesto pedía una serie de características que un carril bici no proporciona y, sin embargo un camino ya existente sí:

“espacios en una sitios más habitables, humanos y ofreciendo una mayor calidad de vida y salud para todos, una vía ligada al bienestar, al respeto, armonía y ocio, que facilita el encuentro con el medio natural”

Lo siento mucho, pero que hubieran redactado un manifiesto más coherente.

También dotaban al carril bici la capacidad de “derrocar las enormes y costosas infraestructuras para el transporte motorizado”, siento mucho decirlo, ójala fuera así de fácil, pero el carril bici no supone ningún conflicto con las industrias del sector de la especulación del suelo y la vivienda, ni con la industria de las obras públicas, ni las energéticas, ni las automovilísticas, que la fin y al cabo son las que modifican el territorio haciendo a la gente más dependiente del uso del coche por las distancias medias a recorrer cada vez mayores. Así que, que se inventen otro argumento más convincente.

Y, por último, la cuestión de la seguridad.

Si yo quisiera una cosa, no la llamaría con otro nombre. Si yo quiero una acera, no la llamo calzada. Si quiero una autovía, no le llamo camino.

El uso del término carril bici confunde y amontona en el mismo saco objetos muy distintos, e intenta legitimar las vías segregadas (carriles-bici y aceras-bici) juntándolas conceptualmente con otras infraestructuras (sendas ciclables, pistas-bici, vías verdes) que son esencialmente distintas y no tienen en absoluto el mismo nivel de peligrosidad ni los mismos efectos dañinos sobre la cultura ciclista.

Los carriles bici (vía segregada del tráfico) introduce en cada cruce anomalías en el tráfico que aumentan los riesgos en las interacciones entre los vehículos. Si la vía ciclista no tiene cruces, o si los tiene pero los realiza como si fuera un cruce de calles o carreteras normales, entonces, lo que tenemos es una vía reservada.

FUENTES:
http://es.wikipedia.org/wiki/Ciclov%C3%ADa#Definiciones_t.C3.A9cnicas
http://www.scribd.com/doc/7327622/La-falsa-seguridad-del-carril-bici-urbano (página 22)

Por lo tanto, si quieren una vía ciclista segura, ésta tampoco es un carril bici. 

(Córdoba): Charla “En bici, sin carril bici. Consecuencias del carril bici urbano”

El pasado viernes 29 de enero,Ecologistas en Acción de Córdoba, organizó la charla-debate: En bici, sin carril bici. Consecuencias del carril bici urbano.

Corrió a cargo de Ciudad Ciclista y Biciescuela de Granada.

A CONTINUACIÓN LA GRABACIÓN EN VÍDEO DE LA CHARLA

PARA SEGUIR MEJOR LA CHARLA, OS RECOMENDAMOS IR OJEANDO EL DOCUMENTO La falsa seguridad del carril bici urbano, descargable de internet AQUÍ

1ª PARTE:

2ª PARTE:

La falsa seguridad del carril bici urbano http://d1.scribdassets.com/ScribdViewer.swf