modeloMadrid

II CONCURSO DE FOTOGRAFÍA MADRID CICLISTA

Nos hemos dormido un poco en los laureles este año y se nos ha pasado la llegada de la primavera, pero no pasa nada. Da comienzo esta segunda edición del concurso de fotografía Madrid Ciclista y ya está la ciudad floreciente de bicis, muchas de las cuales ni siquiera se han tomado un descanso durante el invierno. La bici en Madrid ya es una realidad, pero para los escépticos que aún quedan por ahí os pedimos que hagáis fotos, muchas fotos, de ciclistas circulando por Madrid de manera integrada.
Todos los que ya lo hacéis, seguid haciéndolo para perpetuar ese mensaje poderoso de que ir en bici por Madrid es seguro y es divertido, no importa tu edad ni tu condición física, si vistes como un ciclista profesional o te arreglas para subirte a la bici igual que si fueras a usar cualquier otro medio de transporte, si llevas casco o no, pero eso sí, siempre siguiendo las normas del tráfico, porque SOMOS TRÁFICO.

Este año, de nuevo, QUEREMOS VER MUCHAS FOTOS DE CICLISTAS circulando por las calles madrileñas siguiendo las reglas del juego, circulando por la calzada y por el centro del carril, tal y como nos obliga la ordenanza de movilidad para circular de manera segura por Madrid.

Es vuestro turno de retratarlos, no importa si son pijos, hippys, altas, bajos, van en BiciMad o en su propia bici, capturadlos con vuestro móvil o vuestra cámara y estaréis registrando otra singularidad de esta maravillosa ciudad como es el respeto a la bicicleta integrada en el tráfico, lo que nosotros llamamos el #ModeloMadrid. Así que ya sabéis, pillad la bici o llevad preparada la cámara para participar de esta segunda edición del concurso #fotomadridciclista. ¿A qué esperáis?

PARA CONCURSAR:

• A través de Twitter, entran en concurso las que lleven la etiqueta #FotoMadridCiclista.

• Si no tienes Twitter, mándanos la foto por correo a madciclista@gmail.com y la publicaremos desde nuestra cuenta con el nombre que nos indiques.

• Plazo: hasta el 7 de mayo de 2017 a las 23.59 horas.

• Entenderemos que quien suba las fotos a Twitter con la etiqueta #FotoMadridCiclista es el autor de la foto. Igualmente, asumiremos que las fotos recibidas por email son enviadas por el autor que se nos indica o con el consentimiento expreso del mismo.

• No hay límite en el número de fotos, de hecho, queremos ver muchas.

• No entrarán a concurso fotos que muestren maniobras ilegales (como circular por la acera, saltarse semáforos), incívicas, o peligrosas (como cruzar montado por pasos de cebra).

• Si algún ciclista es reconocible y protestara la responsabilidad será de quien ha subido la foto.

@MADciclista puede usar las fotos a concurso únicamente para promocionar el uso de la bici en Madrid, siempre nombrando al autor, que mantendrá todos los derechos.

@MADciclista podrá utilizar una selección de las fotos enviadas para hacer una exposición sobre ciclismo en Madrid. Para ello contará previamente con los autores, que recibirán atribución por su foto. (Por favor, guardad el original en su máxima resolución, podríamos pedíroslo para hacer una impresión)

Las fotografías premiadas se elegirán teniendo en cuenta los criterios de buena circulación ciclista y calidad fotográfica, y será elegida por un jurado de #MADciclista. Habrá cuatro categorías diferentes: el “Premio a la calidad fotográfica/estética” y la mejor foto “Madrid Ciclista”, categoría en la que se valorará que se distinga que la foto está hecha en Madrid, que se vean monumentos representativos, edificios reconocibles, etc.)
Además habrá premio para la foto con más RT/likes en Twitter y una categoría llamada “Foto cuqui” en la que participarán todas las fotos a las que nuestra cuenta amiga @MadCycleCuqui haya dado RT o like en esta red social.

Premios

• Premio a la calidad fotográfica/ estética: un Candado Onguard Plegable K9, por cortesía de SecondBike Madrid @secondbikemad

• Mejor foto de Madrid Ciclista: una Revisión Completa Plus + Lavado, por cortesía de SecondBike Madrid @secondbikemad

• Mejor Foto Cuqui: faro delantero Riders 1800 lúmenes , cortesía de Mammoth Mundo Mammoth @MundoMammoth1

• Más likes /RT en Twitter:
– Revisión completa de bicicleta, por cortesía de Esmibici.com @esmibici
– Revisión completa de bicicleta, por cortesía de Ciclos @losCiclos

Convocatoria en facebook: II Edición Concurso MADc

Convocatoria en Twitter: II Edición Concurso MADc

 

Anuncios

Madrid: la belleza del ciclismo urbano

El Centro Cultural Galileo alojará entre el 1 y el 30 de septiembre en la Sala Diálogo la exposición de fotografía “Madrid: la belleza del ciclismo urbano”, que recoge las mejores imágenes del 1er concurso #FotoMadridCiclista organizado esta primavera por la asociación Madrid Ciclista.

La exposición muestra escenas espontáneas de usuarios de bicicleta en distintos paisajes de la capital, y pretende ser testigo del creciente número de usuarios de bicicleta en Madrid y de la naturalidad con que la ciudad se está adaptando a su presencia.

El jueves 1 por la tarde, sobre las 19 horas estaremos por allí, ¡venid a vernos!

  • Centro Cultural Galileo. Calle Galileo 39. 28015. Madrid
  • Horario: De lunes a sábado de 10 a 14 y de 15 a 20 horas.
  • Más información en la página del Centro Cultural Galileo

Cartel expo peq

 

Unas reflexiones sobre el modelo Madrid

(Este texto, escrito por Carlos, de Ciudad Ciclista, es parte de una cadena de mails entre miembros del OMUS para clarificar algunos aspectos sobre el modelo Madrid. Por su claridad nos ha parecido interesante publicarlo tal cual).

En Madrid la masa crítica ya existe y crece día a día, y la prueba es la naturalidad impensable en otras ciudades con que el tráfico nos ha aceptado. Algunos insisten en que también crece por donde no debe: la acera. Es cierto, ese crecimiento es perjudicial, más si se trata de bicicletas con asistencia eléctrica. A mi juicio el anuncio de que se va a gastar un porrón de euros en hacer carriles bici refuerza a los que lo hacen siendo enormemente contraproducente. El lugar de la bicicleta es la calzada y basta visitar cualquier ciudad con carril bici para darse cuenta de que Madrid está más cerca del objetivo que aquellas. Además, la bicicleta en Madrid es MÁS SEGURA.

Los carriles bici no sólo generan riesgo y dependencia si no que además transmiten el mensaje de que el lugar de la bicicleta es fuera del tráfico. Sevilla o Barcelona tienen un porcentaje mucho mayor de bicicletas en las aceras que Madrid, y el conflicto con los peatones está a unos niveles que aquí hace tiempo que habrían provocado un nuevo motín de Esquilache.

Sólo hay algo peor que la cooptación de los individuos y las asociaciones por la vieja política a través de las “oficinas de la bicicleta” y es la cooptación de nuestras demandas, nuestra labor y nuestra contribución. En las ciudades donde la bicicleta ha aumentado de la mano de la vieja política el “somos tráfico” ha desaparecido prácticamente, como ha desaparecido la memoria y el orgullo de los ciclistas por lo que han estado haciendo a favor de la bici. En Barcelona o Sevilla parece que la bici la han creado los políticos a golpe de carril bici. Es lo que ha pasado en todos los sitios, lo que quieren hacer en Madrid, y es como mínimo sorprendente lo complacientes que somos con que nos roben eso también.

La formación deja de ser cómo aprender a circular en el tráfico para convertirse en un catálogo de la obra realizada y aprender trucos para no matarse en ella. Lo mismo ocurre con la señalización, se deja de intentar resolver los problemas de la calle para empezar la titánica tarea de reducir los riesgos que la misma segregación ha introducido. Una tarea digna del mismo Sísifo.

Y luego, ante cada nuevo atropello en los carriles bici que se hicieron “para evitar atropellos” se argumenta que “los atropellos son inevitables” o se inicia una aburrida discusión técnica sobre “el mal diseño”, “la mala ejecución”, etc. Excus-cus-cusas que esconden lo esencial: la segregación mata.

Más allá de las percepciones y subjetividades los datos confirman que la circulación segregada aumenta los “atropellos sin culpable”, es decir, aquellos donde ambos “lo hacen bien” pero el “accidente” sucede casualmente y “casualmente” ocurre en los cruces de los carriles bici. Por una siniestra coincidencia en el espacio/ tiempo.

No es que no creamos en las coincidencias, pero cuando se repiten sistemáticamente, las analizamos como hechos objetivos.

Analizamos los hechos y nuestra conclusión es que volver a las políticas ochenteras de expulsar a la bicicleta del tráfico para mandarla al paraíso de la pintura roja (o verde, o azul, según el gusto del alcalde de turno) es un error. Tenemos que superar la era de “en coche a todos sitios” tomando medidas para desincentivar el uso del coche y no conformarnos con espacios distópicos que comprometen nuestra seguridad.

Si algo debería enorgullecernos del modelo ciclista de Madrid es el protagonismo de la gente que se ha cansado de esperar a los políticos y, simplemente, ha tomado las calles con sus bicis. No hay ninguna ciudad donde la efervescencia de ideas, creatividad e iniciativas productivas en el colectivo ciclista esté al nivel de Madrid, y la construcción de carriles bici va a matar eso como lo ha matado en otras ciudades, donde las instituciones se han apropiado del proceso.

En Madrid, con muy poco esfuerzo de la administración, la bicicleta está aumentando como nunca. Los que sólo identifican como “modelo” aquellos sistemas cuyos méritos son atribuibles a la administración simplemente no están teniendo en cuenta el actual momento de cambio social.

La gente (tanto los ciclistas que hemos tomado las calles como los automovilistas que cada vez nos aceptan mejor) es la protagonista y no esta o aquella asociación o partido político.

Cn9KUVBXEAEhkbg