Autor: madciclista

Un ciclista atropellado mortalmente en el carril bici de la calle Alcalá

Esta tarde, un hombre de 58 años ha sido atropellado en el carrilbici de Alcalá, justo a la altura del cruce con la calle Marqués de Cubas. Un camión giraba a la derecha para incorporarse a Marqués de Cubas y no ha visto al ciclista. Ese cruce es especialmente conflictivo por su baja visibilidad, al haber una marquesina de autobús.

https://elpais.com/ccaa/2017/07/11/madrid/1499794130_782530.html

Captura de pantalla 2017-07-11 a las 20.48.46

índiceíndice2
Desde Madrid Ciclista no nos cansamos de decir que los carriles bici no sólo no protegen a los ciclistas, sino que los ponen en peligros que no existirían de circular normalmente por la calzada, por el centro del carril. Estos problemas se producen sobre todo en los cruces, ya que el ciclista queda justo en el punto ciego del vehículo que va a girar, agravado por la confianza el ciclista al sentirse falsamente seguro. Además la dificultad para ver a los ciclistas es aún mayor en los carriles bici bidireccionales, por lo que ya los desaconsejan en todos los países donde tradicionalmente se han hecho muchos.

Cabe destacar que estos accidentes se suelen producir “sin culpables”, pues los implicados obran siguiendo las normas de circulación y es el propio concepto de segregación el que les lleva a colisionar en las peores condiciones posibles.

Sentimos una rabia tremenda ante un accidente que podría haberse evitado, y no pararemos hasta conseguir que dejen de construirse carriles bici segregados y se desmantelen los que ya existen.

 

La reforma de la Gran Vía: la opinión de Madrid Ciclista

El 20/04/2017 estuvimos en una reunión técnica para valorar las actuaciones (generales y ciclistas) sobre la Gran Vía. Desde el principio nos advirtieron que la razón principal para hacer esta reforma era ampliar las aceras, en una calle que soporta un importante tráfico peatonal, muy comercial y turística. Como los edificios no se pueden mover está claro que la única opción pasa por disminuir carriles para la circulación. La Gran Vía, con el tráfico actual, está tremendamente atascada, pero lo primero que nos advierten es que eso va a cambiar, porque se pretende realizar una gran reforma que afectará a todo el centro, con restricción del tráfico, incluyendo la Gran Vía, a residentes, coches que vayan a aparcamientos de la zona y servicios públicos, transporte público, etc. Es decir, algo equivalente a lo que hoy se llama APR o área de prioridad residencial. Todo esto nos parecen muy buenas noticias, ya se hizo algo similar las pasadas navidades, dejando un carril por sentido y con restricción al tráfico que funcionó muy bien.

Cuando llegamos a la reunión nos dicen que en este reforma ya hay algo decidido, y es que habrá carril bus taxi en ambos sentidos. Por lo tanto la actuación que más permite ampliar las aceras es dejar 4 carriles, dos carriles bus y dos carriles para el resto del tráfico, con la señal de CC30.

gran via sin cb

Nosotros dijimos que esta solución nos parecía ideal en una calle que va a tener poco tráfico, no tendrá tráfico de paso y por lo tanto se considera pacificada.

Como era de esperar hubo quejas por parte de otros colectivos, que no conciben que se reforme una calle sin su carril segregado incorporado, que no considera ciclable una vía si no se segrega la bici. En este caso la razón que se esgrimía es la cuesta, el miedo a estorbar al coche por no subir lo suficientemente deprisa, el clásico complejo de ciclista que no quiere usar sus derechos, que teme molestar, que se siente de prestado.

Nosotros nos desesperamos con estos argumentos. Si una calle con tráfico restringido, en un área pacificada, no es ciclable, está claro que no habrá calle ciclable sin segregación. Si esgrimimos que los ciclistas molestamos en las cuestas, ¿cómo pediremos respeto, en una ciudad como Madrid, llena de cuestas?

Ya en la reunión nos dijeron que el tramo entre Alcalá y Callao tenía menos anchura que el tramo entre Callao y Plaza de España, y por lo tanto, menor capacidad de “encaje”. Es por eso que cuando finalmente Carmena explicó cómo sería el proyecto no nos extrañó que hubiesen optado por la solución “integrada” en el primer tramo, es decir, dos carriles bus y dos ciclocarriles, y por la solución “segregada” en el segundo tramo, añadiendo un carrilbici en subida, que irá situado entre el carril bus y el carril “de coches”.

gran via cb

Ojo, cuando contaron a la prensa el proyecto final no dijeron nada de la anchura de ese carril bici, pero en la reunión se dejó caer que sería de 1,5 metros. Como hubo quejas generalizadas, recularon y dijeron que bueno, que se podría ver de hacerlo un poco más ancho… Ahora mismo no hay planos oficiales, así que no podemos decir nada más. Recordamos que el carril bici de los bulevares, del mismo tipo y muy criticado incluso por quienes defienden la segregación ciclista, mide 2 metros de ancho, y aun así, la sensación de circular por él con tráfico fluido a ambos lados, es de que te pasan muy muy cerca.

bulevares

Creemos que el proyecto final será muy beneficioso para la ciudad, con mayor espacio para el peatón y menos ruido en una calle que ahora mismo es muy desagradable, pero también creemos que se ha perdido una oportunidad muy buena para demostrar que se cree en la bicicleta como vehículo, dando un mensaje claro a los conductores de vehículos a motor de que su velocidad y fluidez no es lo más importante, y que si les toca esperar unos minutos detrás de una bici no es el fin del mundo.

En lugar de eso tenemos esta frase lapidaria de Carmena: “bicicletas en cuesta prácticamente paralizan el tráfico porque no pueden ir a 30”, una frase que se quedará grabada en el imaginario colectivo como la de Manzano de “Madrid no es ciudad para bicis”, una frase que hará que cada conductor que se encuentre una bici en cuesta se impaciente y pida un carrilbici para apartarla de su camino, una frase que nos humilla y justifica los acosos.

O nos empoderamos o nunca nos haremos “mayores”. No molestas, usas la calzada. Si al de atrás le toca esperar unos metros no pasa nada. ¿Cómo meterlo en las cabezas…?

 

II CONCURSO DE FOTOGRAFÍA MADRID CICLISTA

Nos hemos dormido un poco en los laureles este año y se nos ha pasado la llegada de la primavera, pero no pasa nada. Da comienzo esta segunda edición del concurso de fotografía Madrid Ciclista y ya está la ciudad floreciente de bicis, muchas de las cuales ni siquiera se han tomado un descanso durante el invierno. La bici en Madrid ya es una realidad, pero para los escépticos que aún quedan por ahí os pedimos que hagáis fotos, muchas fotos, de ciclistas circulando por Madrid de manera integrada.
Todos los que ya lo hacéis, seguid haciéndolo para perpetuar ese mensaje poderoso de que ir en bici por Madrid es seguro y es divertido, no importa tu edad ni tu condición física, si vistes como un ciclista profesional o te arreglas para subirte a la bici igual que si fueras a usar cualquier otro medio de transporte, si llevas casco o no, pero eso sí, siempre siguiendo las normas del tráfico, porque SOMOS TRÁFICO.

Este año, de nuevo, QUEREMOS VER MUCHAS FOTOS DE CICLISTAS circulando por las calles madrileñas siguiendo las reglas del juego, circulando por la calzada y por el centro del carril, tal y como nos obliga la ordenanza de movilidad para circular de manera segura por Madrid.

Es vuestro turno de retratarlos, no importa si son pijos, hippys, altas, bajos, van en BiciMad o en su propia bici, capturadlos con vuestro móvil o vuestra cámara y estaréis registrando otra singularidad de esta maravillosa ciudad como es el respeto a la bicicleta integrada en el tráfico, lo que nosotros llamamos el #ModeloMadrid. Así que ya sabéis, pillad la bici o llevad preparada la cámara para participar de esta segunda edición del concurso #fotomadridciclista. ¿A qué esperáis?

PARA CONCURSAR:

• A través de Twitter, entran en concurso las que lleven la etiqueta #FotoMadridCiclista.

• Si no tienes Twitter, mándanos la foto por correo a madciclista@gmail.com y la publicaremos desde nuestra cuenta con el nombre que nos indiques.

• Plazo: hasta el 7 de mayo de 2017 a las 23.59 horas.

• Entenderemos que quien suba las fotos a Twitter con la etiqueta #FotoMadridCiclista es el autor de la foto. Igualmente, asumiremos que las fotos recibidas por email son enviadas por el autor que se nos indica o con el consentimiento expreso del mismo.

• No hay límite en el número de fotos, de hecho, queremos ver muchas.

• No entrarán a concurso fotos que muestren maniobras ilegales (como circular por la acera, saltarse semáforos), incívicas, o peligrosas (como cruzar montado por pasos de cebra).

• Si algún ciclista es reconocible y protestara la responsabilidad será de quien ha subido la foto.

@MADciclista puede usar las fotos a concurso únicamente para promocionar el uso de la bici en Madrid, siempre nombrando al autor, que mantendrá todos los derechos.

@MADciclista podrá utilizar una selección de las fotos enviadas para hacer una exposición sobre ciclismo en Madrid. Para ello contará previamente con los autores, que recibirán atribución por su foto. (Por favor, guardad el original en su máxima resolución, podríamos pedíroslo para hacer una impresión)

Las fotografías premiadas se elegirán teniendo en cuenta los criterios de buena circulación ciclista y calidad fotográfica, y será elegida por un jurado de #MADciclista. Habrá cuatro categorías diferentes: el “Premio a la calidad fotográfica/estética” y la mejor foto “Madrid Ciclista”, categoría en la que se valorará que se distinga que la foto está hecha en Madrid, que se vean monumentos representativos, edificios reconocibles, etc.)
Además habrá premio para la foto con más RT/likes en Twitter y una categoría llamada “Foto cuqui” en la que participarán todas las fotos a las que nuestra cuenta amiga @MadCycleCuqui haya dado RT o like en esta red social.

Premios

• Premio a la calidad fotográfica/ estética: un Candado Onguard Plegable K9, por cortesía de SecondBike Madrid @secondbikemad

• Mejor foto de Madrid Ciclista: una Revisión Completa Plus + Lavado, por cortesía de SecondBike Madrid @secondbikemad

• Mejor Foto Cuqui: faro delantero Riders 1800 lúmenes , cortesía de Mammoth Mundo Mammoth @MundoMammoth1

• Más likes /RT en Twitter:
– Revisión completa de bicicleta, por cortesía de Esmibici.com @esmibici
– Revisión completa de bicicleta, por cortesía de Ciclos @losCiclos

Convocatoria en facebook: II Edición Concurso MADc

Convocatoria en Twitter: II Edición Concurso MADc

 

Los carriles bici son para los coches

Por Dan Connor, traducción del original, Bike lines are for cars.

Los carriles bici son para los coches.

13 de agosto del año 2015

Me acabo de dar cuenta de algo: Los carriles bici son para los coches: Por favor, ¡permitan que me explique!:

Estamos viendo un aumento espectacular de carriles bici. Es increíble y sorprendente como ha calado la idea. Las ciudades están trazando planes y destinando dinero a la expansión agresiva de los carriles bici. Se dice a los ciclistas que esos carriles serán seguros para ellos y que con la adicción de carriles bici la ciudad se convertirá en la siguiente metrópolis ciclista. (NT índice copenhagenize…)

Fijémonos sin embargo en que  las implementaciones típicas hacen chocar ese entusiasmo con el excepticismo.
Los carriles bici están típicamente mal diseñados, su servidumbre (hecho de que nada impida el paso) rara vez es respetada y en muchas jurisdicciones (por ejemplo NY y CA) dónde los ciclistas podían rodar por dónde les pareciera adecuado, se les multa por abandonar el claramente inferior carril bici.

Si los carriles bicis fueran realmente para ciclistas, tendríamos:

  1. Carriles verdaderamente segregados en los que los coches no puedan aparcar o circular. (1)
  2. Protección apoyo al cumplimiento de la norma.
  3. Limpieza regular y prevención de basuras y peligros.
  4. Los carriles se diseñarían dejando espacio para las incidencias normales del tráfico como adelantar o rodar con un amigo

No es lo que vemos (Al menos en EU -NT ni en Madrid ni en la mayoría de especificaciones de CB-). No. Los carriles bicis se crean para que los vehículos a motor no tengan que lidiar con los ciclistas.

Los gobiernos tienen una larga historia de crear servicios e infraestructura inferior dedicada a grupos marginados “por su propio bien” para evitar tener que tratar las complejidades de resolver los problemas  de la integración.  (Evidentemente estas son las complejidades de resolver realmente los problemas a través del crecimiento social en vez de escapar a ellos de mala manera y de forma poco ética). Cuando esos segmentos de población tratan de usar los servicios superiores, “los  primarios” es castigada tratar de saltarse los límites de su marginación.

Cuando sales del carril bici, eres tratado como un desagradecido engreído por  que la ciudad ha hecho esos carriles para tí. Sin embargo esto es falso: Las ciudades hacen carriles bici para relegar los ciclistas a los márgenes  y que los  vehículos a motor puedan tener camino libre en las calzadas. En realidad los carriles bici son infraestructura para coches disfrazada de infraestructura ciclista.

Mientras tanto las ONG los políticos y los abogados piden más carriles bici y nos exhortan a pagarles para que rueguen a la ciudad por más engendros de estos  y para mejorar los obligatorios carriles aleatoriamente construidos.

. Y nosotros lo hemos hecho. Cae acaso el número de ciclistas muertos? Puede. ¿Se siente la gente más invitada a  montar en bici?  Puede. Pero ese no es el criterio. Eso es como decir que los conductores nos matan menos cuando estamos fuera de su camino. Es obvio. Deberíamos decir “dejad de matarnos” en vez de pedir perdón por pasarlas canutas para introducirnos literalmente en los márgenes de la sociedad de manera que los conductores de vehículos a motor puedan ver ver su dominio fuera de toda disputa.

Nota de CC, (1): La confusión creada por el termino de carril-bici, bike-lines, asociando toda infraestructura ciclista a una pareja de palabras consigue que nunca sepamos a que nos referimos, si bien el término de Carril-Bici está definido en la normativa española como “vía ciclista que discurre adosada a la calzada, en un solo sentido o en doble sentido'”, no deja de generar confusión, como la de creer que un carril-bici segregado no está verdaderamente segregado, resultando una contradicción en si misma que también ocurre en nuestras ciudades. Esta ambigüedad acaba dotando al carril-bici de unas propiedades mágicas capaz de resolver todo mal  y pudiendo ser segregado o no segregado al mismo tiempo. Aludiendo a la paradoja de Schrödinger, no se puede saber hasta que no se ha hecho un desastre que no se puede quitar, ya que se negará tal desastre siguiendo la interpretación de Copenhague. Sin abrir la caja, toda vía ciclista urbana segregada resultará una infraestructura aberrante puesto que es irresoluble satisfactoriamente en las intersecciones salvo que construyas túneles o puentes, y ya vemos a lo que eso nos condujo en Madrid en los años ’70 con la existencia de túneles peatonales para cruzar calles como Alcalá.

Parrafada y galimatazo aparte, para saber de que hablamos hay definiciones más precisas, una parte de las infraestructuras ciclistas son las vías ciclistas, interurbanas o urbanas y estas vías se dividen en tres tipos:

  1. Vías segregadas
  2. Vías reservadas
  3. Vías integradas

El resto es crear confusión entre la gente destinataria de estas vías que muchas veces no saben que demandan pidiendo carril-bici, otros, una minoría demandan carril-bici-ya sabiendo perfectamente lo que piden aprovechando esta ambigüedad y sirviendo a quienes las ejecutan al esconder la realidad de estas vías. Ver, Vías Segregadas