La reforma de la Gran Vía: la opinión de Madrid Ciclista

El 20/04/2017 estuvimos en una reunión técnica para valorar las actuaciones (generales y ciclistas) sobre la Gran Vía. Desde el principio nos advirtieron que la razón principal para hacer esta reforma era ampliar las aceras, en una calle que soporta un importante tráfico peatonal, muy comercial y turística. Como los edificios no se pueden mover está claro que la única opción pasa por disminuir carriles para la circulación. La Gran Vía, con el tráfico actual, está tremendamente atascada, pero lo primero que nos advierten es que eso va a cambiar, porque se pretende realizar una gran reforma que afectará a todo el centro, con restricción del tráfico, incluyendo la Gran Vía, a residentes, coches que vayan a aparcamientos de la zona y servicios públicos, transporte público, etc. Es decir, algo equivalente a lo que hoy se llama APR o área de prioridad residencial. Todo esto nos parecen muy buenas noticias, ya se hizo algo similar las pasadas navidades, dejando un carril por sentido y con restricción al tráfico que funcionó muy bien.

Cuando llegamos a la reunión nos dicen que en este reforma ya hay algo decidido, y es que habrá carril bus taxi en ambos sentidos. Por lo tanto la actuación que más permite ampliar las aceras es dejar 4 carriles, dos carriles bus y dos carriles para el resto del tráfico, con la señal de CC30.

gran via sin cb

Nosotros dijimos que esta solución nos parecía ideal en una calle que va a tener poco tráfico, no tendrá tráfico de paso y por lo tanto se considera pacificada.

Como era de esperar hubo quejas por parte de otros colectivos, que no conciben que se reforme una calle sin su carril segregado incorporado, que no considera ciclable una vía si no se segrega la bici. En este caso la razón que se esgrimía es la cuesta, el miedo a estorbar al coche por no subir lo suficientemente deprisa, el clásico complejo de ciclista que no quiere usar sus derechos, que teme molestar, que se siente de prestado.

Nosotros nos desesperamos con estos argumentos. Si una calle con tráfico restringido, en un área pacificada, no es ciclable, está claro que no habrá calle ciclable sin segregación. Si esgrimimos que los ciclistas molestamos en las cuestas, ¿cómo pediremos respeto, en una ciudad como Madrid, llena de cuestas?

Ya en la reunión nos dijeron que el tramo entre Alcalá y Callao tenía menos anchura que el tramo entre Callao y Plaza de España, y por lo tanto, menor capacidad de “encaje”. Es por eso que cuando finalmente Carmena explicó cómo sería el proyecto no nos extrañó que hubiesen optado por la solución “integrada” en el primer tramo, es decir, dos carriles bus y dos ciclocarriles, y por la solución “segregada” en el segundo tramo, añadiendo un carrilbici en subida, que irá situado entre el carril bus y el carril “de coches”.

gran via cb

Ojo, cuando contaron a la prensa el proyecto final no dijeron nada de la anchura de ese carril bici, pero en la reunión se dejó caer que sería de 1,5 metros. Como hubo quejas generalizadas, recularon y dijeron que bueno, que se podría ver de hacerlo un poco más ancho… Ahora mismo no hay planos oficiales, así que no podemos decir nada más. Recordamos que el carril bici de los bulevares, del mismo tipo y muy criticado incluso por quienes defienden la segregación ciclista, mide 2 metros de ancho, y aun así, la sensación de circular por él con tráfico fluido a ambos lados, es de que te pasan muy muy cerca.

bulevares

Creemos que el proyecto final será muy beneficioso para la ciudad, con mayor espacio para el peatón y menos ruido en una calle que ahora mismo es muy desagradable, pero también creemos que se ha perdido una oportunidad muy buena para demostrar que se cree en la bicicleta como vehículo, dando un mensaje claro a los conductores de vehículos a motor de que su velocidad y fluidez no es lo más importante, y que si les toca esperar unos minutos detrás de una bici no es el fin del mundo.

En lugar de eso tenemos esta frase lapidaria de Carmena: “bicicletas en cuesta prácticamente paralizan el tráfico porque no pueden ir a 30”, una frase que se quedará grabada en el imaginario colectivo como la de Manzano de “Madrid no es ciudad para bicis”, una frase que hará que cada conductor que se encuentre una bici en cuesta se impaciente y pida un carrilbici para apartarla de su camino, una frase que nos humilla y justifica los acosos.

O nos empoderamos o nunca nos haremos “mayores”. No molestas, usas la calzada. Si al de atrás le toca esperar unos metros no pasa nada. ¿Cómo meterlo en las cabezas…?

 

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s