¿Segregar o integrar?

COPIADO DE: vespiritu.blogspot.com (15 mayo 2014)

Tras haber repasado conceptos sobre la ocupación del espacio públicola seguridad y complejidad del tránsitoel sentido de la educación vial y la practicidad y posibilidades del transporte ciclista, exponemos aquí las conclusiones generales del análisis.

¿Por qué segregar?

1) En los casos en que el tránsito automotor desarrolló tal ferocidad, por la cual se torna peligroso o inviable la convivencia de ciclistas y automotores. Precisamente, ésto se da en autopistas, vías interurbanas rápidas y para un gran flujo de tránsito pesado. En estos casos resulta positivo generar la alternativa de un carril secundario ‘pacificado’, que también puede estar integrada a una colectora para automóviles.

2) Generalmente, se recurre a la segregación para evitar el contacto entre vehículos motorizados y no motorizados. Esta segregación complejiza mucho el tránsito al establecer nuevas reglas que deben acatar todos los actores del tránsito, y sobre todo, genera nuevas situaciones de intersección y tránsito a la que la mayoría de las personas cuesta acostumbrar, y por tanto, en las intersecciones se eleva el riesgo de accidentes junto con la complejidad de los cruces.

3) La segregación bien hecha necesita de tanto espacio y equipamiento que resulta excesivamente cara para un caudal de ciclistas poco fluido. Generalmente, se tornan razonables en vías de tránsito ciclista sostenido y donde la vía principal cuenta con un tránsito poco amigable a las bicicletas.

4) Una vía segregada mal hecha implica tantos o más riesgos que los que implica circular integrado al tránsito general.

¿Por qué integrar?

1) La integración de bicicletas al tránsito cuenta con una ventaja principal: ya está en buena medida asumida en gran parte de la ciudad.

2) El tránsito integrado implica que se naturalice a la bicicleta en las calles, dándole a ésta los mismos derechos y obligaciones de tránsito que tiene el resto de los vehículos -salvando particularidades estructurales, entre otras.

3) Por ésto último, la integración genera en las calles un tránsito más calmo y respetuoso del entorno. Facilita además la convivencia con peatones.

4) Para que esto se cumpla es necesario establecer campañas de educación, tanto para los automovilistas, peatones y ciclistas, donde se ponga énfasis en la convivencia entre éstos actores del tránsito y explique cómo establecer esta armonía. Desde ya es un trabajo complejo y que implica sostenibilidad, pero los resultados, graduales, quedan en el patrimonio cultural y de valores de la sociedad, lo que los hace también sostenibles y dificiles de corromper.

Conclusión general.

Integrar o no la bicicleta al tránsito general es una decisión política y social. Su impacto redunda en beneficios y contras para la circulación del transito todo, con devenidos impactos ambientales, sociales, culturales.

 Sin dudas se puede segregar a carriles exclusivos, que generan una inversión de dinero y tiempo, y que entusiasman a algunos a empezar a andar en bicicleta, pero terminan por no convencerlos, porque la red de carriles estrechos y fácilmente sobrecargadas de ciclistas no produce una verdadera seguridad, y porque las intersecciones con el tránsito general son muy complicadas. A cambio de ello, dejar la bicicleta integrada al tránsito, como un vehículo más, requiere políticas sostenidas, de menor impacto y mayor caladura cultural. En pocas palabras, se trata de reivindicar y naturalizar a la bicicleta como un medio de transporte a la altura de los motorizados.

Insistimos en que este análisis deja por fuera a los senderos recreativos, que no tienen mayor incidencia en la red de transporte urbano, porque si bien pueden servir de manera contingente, no están diseñados para el transporte, sino para la recreación (que tiene caracterísitcas y necesidades diferentes a las vías de transporte propiamente dichas).

7 comments

  1. Nosotros somos partidarios de segregar, es lo que hemos visto en otros países donde el uso de la bicicleta es algo normal para desplazarse entre ciudades y entre pueblos.
    Ir con niños pequeños,por ejemplo en la ciudad Madrid, entre los coches es algo que casi ningún padre o madre se atreven a experimentar. Lo hemos hecho en grupos de mas de 10 ciclistas y la sensación de que te dan en cualquier momento es horrible
    saludos

    Me gusta

  2. Me gustaría leer tu opinión al respecto sobre circular con niños (o con personas mayores) en esas idilicas calles “integradas”.
    Yo voy a diario con mi hijo (de 5 años) al colegio. Cuando vamos por la calzada circulamos en paralelo ocupando todo el carril, con el niño a la derecha.
    En esa circunstancia, en MUY contadas ocasiones nos han adelantado MOTOS pasando entre el niño y el bordillo de la acera… puedes imaginar el espacio que quedaba entre la moto y mi hijo.
    Que solución propones para evitar que un descerebrado encima de una moto pase a escasos centimetros de un niño? Si lo tira y se da a la fuga (muy fácil de hacer por parte de un motociclista) que pasaría: NADA.
    OJO: yo creo que se puede convivir en ciertas circunstancias… pero creo que nos queda mucho en Madrid y no podemos pensar que pintando unas bicis en el suelo es suficiente. Creo que se debe restringir el tráfico a motor de forma drástica y que se debe imponer el limite de 30km/h y 20km/h en calles estrechas de forma EFECTIVA. Y en algunos casos, por ejemplo en vías rápidas, creo que un carril bici BIEN diseñado puede ser muy útil.

    Espero ansioso tus reflexiones.

    Me gusta

    1. Totalmente de acuerdo Rodolfo. en ciudades como Copenhague han ido cerrando calles del casco urbano no solo a los coches para que se usen las bicis, también para que los niños puedan jugar en la calle, para que las personas puedan estar y disfrutar de la calle que tienen frente a su casa, no fue algo de la noche a la mañana, poco a poco. Yo no entiendo porque en todos lados se limita el trafico a los coches en beneficios de los ciudadanos y en Madrid solo se habla de meter las bicis entre coches, camiones y taxis…..

      Me gusta

      1. Una duda, ¿Copenhague no es la capital de un pais 5 o 6 veces más grande que toda la CCAA de Madrid y que en su conjunto tiene menos habitantes que Madrid y su área metropolitana?

        Y Madrid y su área metropolitana tiene el doble de densidad de población en una superficie 5 o 6 veces menor que los Paises Bajos.

        Dos paises donde el nicho de los peatones lo ocupan peatones con ruedas, cicleatones.

        Dejemos de mirar soluciones para nuestra ciudad que nos hacen un flaco favor que sólo funcionan allí donde la seguridad no vienen mágicamente con la infraestructura. No existe el carril-bici bien diseñado.

        Las calles realmente estrechas no se puede ir a más de 30 km/h, independientemente del límite de velocidad y quien vaya a más velocidad en esas calles es un energúmeno que lo hará independientemente de una señal que indique ese límite. Madrid es lo suficiente grande como para aseverar tajantemente según que cosas, parece que todas las calles de la ciudad están llenas de camiones y coches y si bien no se puede jugar en las calzadas de muchas calles como hacíamos de críos, entre otras cosas porque no hay críos que jueguen en las calles (en mi calle lo podrían hacer perfectamente), una gran parte de las calles ni son lo uno ni lo otro.

        Estoy de acuerdo en extender las calles de prioridad peatonal a todo el municipio, en mi barrio (Vicálvaro) las que hay son anecdóticas, y empecemos a pensar en otro tipo de infraestucturas que mejoran la circulación ciclista. Seamos serios, discutir de si los niños pueden ir en bici es absurdo cuando ni siquiera van a pie al cole o que las personas mayores circulen en bici en una ciudad llena de cuestas cuando lo que quieren es que las dejen tranquilas. Lo que nos interesa es que los adultos usen la bici con normalidad y autonomía y educar a los escolares entre 12 y 14 años y darles una buena experiencia de circulación autónoma e integrada para que aquellos que cuando se les pase la fiebre motorizada con 25 años tengan la formación básica de lo que deben hacer, que es flipante ver como conducen la bici muchos ciclistas lo raro es que no haya más accidentes y eso dice mucho de lo seguro que es circular en bici.

        Me gusta

      2. No estoy de acuerdo en tu planteamiento. Si nos limitamos a diseñar las calles para que solamente un adulto en buena forma física pueda pedalear con una “cierta” tranquilidad (yo entraría en ese caso y hay calles donde voy rezando para que no me lleven por delante: ej. Paseo del Prado) entonces no conseguiremos nunca que la bici sea un medio de transporte masivo… que es de lo que se trata.

        Y se trata de eso, no porque a cuatro flipados se les haya puesto en la cabeza… debemos pasarnos a la bici y al transporte publico porque nos estamos cargando el medio ambiente (donde vivimos) y por ejemplo respiramos aire contaminado (es decir, tu y yo viviremos menos por culpa de eso, si no nos atropella un motorizado antes)

        Madrid es una ciudad muy densamente poblada: es decir, que es perfecta para la bicicleta. Madrid tiene cuestas: es ideal para desplazarse con una bici eléctrica (has visto como sufren los que van en Bicimad? Yo he visto señoras mayores en esas bicis) Madrid es una ciudad donde una buena parte de los desplazamientos son inferiores a 3kms: eso se puede hacer perfectamente en bici.

        Los niños de Vicálvaro no se ven porque los hemos excluido de las calles: ahora tienen que ir con sus padres en coche al colegio, al parque, al polideportivo, etc. Es nuestra responsabilidad conseguir que puedan moverse libremente por las calles sin que eso suponga un riesgo.

        Madrid ha dado unos pasos (tímidos) hacia relegar al coche a una posición secundaria, pero la única manera de que la gente deje el coche aparcado es ponerselo extremadamente difícil. Yo soy un claro ejemplo de eso: tengo un coche y vivo en el centro. El coche lo muevo únicamente para lo estrictamente necesario. Y eso me ocurre una o dos veces AL MES. Y no soy un bicho raro. Voy al super en bici y me traen el pedido. Al colegio: en bici. Al trabajo: en bici. Al parque: en bici. Recados? En bici.

        Hay ciudades GRANDES que estan dando pasos más decididos hacia ese futuro: Nueva York, París, etc. En el caso de Madrid además contamos con una buena red de transporte publico (mejorable, pero buena) Si quieres dime un sitio donde no se pueda llegar con bici+transporte publico.

        Me gusta

  3. Hola Rodolfo:

    Chuparruedis no ha dicho en ningún momento que tengamos que limitarnos a diseñar las calles para que solamente un adulto en buena forma física pueda pedalear con una “cierta” tranquilidad. Sino que muchas calles ya presentan esta tranquilidad. Tu mismo has dicho que has visto a señoras mayores en bici eléctrica por Madrid.

    Chuparruedis lo que ha dicho es que muchas calles ya presentan esta tranquilidad y, sin embargo, no hay niños o ancianos yendo en bici de un lado para otro. Esto es debido, en primer lugar, a que, en muchos casos, no les hace falta porque la absoluta mayoría de los desplazamientos en las zonas urbanas de nuestro país se hace a pie. Como bien decía Chuparruedis, la suma de desplazamientos en bici y a pie que se hacen en la ciudades europeas con mayor uso de la bici alcanza el mismo porcentaje que los desplazamientos a pie de cualquiera de nuestra ciudades. Por lo tanto, una de las últimas cosas que desean los
    ancianos de nuestro país es desplazarse en bici cotidianamente, lo que quieren es que las cosas estén cerca de su casa, así como tener mejor comodidad para desplazarse a pie y descansar en el espacio público. En segundo lugar, los niños tampoco van en bici como tampoco van a pie porque sus padres no les dejan, ni siquiera salir solos a la calle, aunque sea un barrio tranquilo.

    Apoyo la idea de conseguir una ciudad más inclusiva, como también lo expresa Chuparruedis. Pero no podemos coger como excusa necesidades de niños y ancianos como argumento para construir carriles bici. En primer lugar, porque con los carriles bici no se consigue una ciudad inclusiva, sino que se perpetúa la presencia del automóvil en la calle. Y, en segundo lugar, porque restringe la movilidad ciclista a un lugar excesivamente estrecho (1,2 metros por sentido) que no tiene distancias laterales de seguridad (respecto a vehículos que circulan por la calzada, vehículos estacionados, peatones, otros ciclistas y mobiliario urbano), tiene intersecciones anómalas (ubica a los ciclistas en los ángulos muertos del resto de vehículos) o, para resolver esto último, ofrece trayectorias más largas, lentas y tortuosas.

    Si queremos una ciudad inclusiva hay que poner freno al automóvil y reducir las distancias diarias a recorrer. Una bici más no tiene por qué significar un coche menos, ya que al mismo tiempo que se realizan medidas para promocionar la bici también se pueden hacer aquellas que facilitan el uso del coche o hacen depender a la gente de su uso.

    Saludos

    Me gusta

  4. Juan Carlos ha entendido perfectamente lo que quiero decir.

    Rodolfo, se nota que vives en el centro de Madrid donde la mayoría de los trayectos cortos se hacen a pie o en trasporte público. Yo pertenezco al municipio de Madrid, viviendo más de 30 años a 12 km del centro, en un conjunto de calles del casco histórico de Vicálvaro donde pasa un coche de higos a brevas (y es de algún vecino) y los críos no juegan en la calle porque los padres no los dejan (y eso que en Vicálvaro hay infinitamente menos tráfico motorizado que hace 30 años cuando varias calles de mi barrio era una de las puertas de entrada y salida de Madrid), a poco que me tenga que moverme en bici a un par de sitios no bajo de los 40 km en el mejor de los casos, hace 20 o 25 años me daba lo mismo pero ahora a poco que me salen varios días seguidos más de 60 km me dejan churruscao, estoy lo suficiente pirado por la bici como para que esto no sea (de momento aunque los años ya pesan) un inconveniente para usar la bici, pero esto se lo cuentas a buena parte de mis 70.000 vecinos, por no incluir a los vecinos de otros barrios que también están en la zona de influencia de la M-40 o fuera de ella y te van a decir que se moverán en bici el día que sea obligatorio, una cosa son los propósitos y deseos de año nuevo y otra la intención real.

    La bici eléctrica no es una solución desde el momento que hay que soltar más de 2000 eurazos por una bici que no casque y 400 euracos por batería cada año y medio.

    Por otro lado es muy triste ver a chicarrones de 30 años circulando por las aceras de calles que no tienen tráfico motorizado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s