[Sevilla] A Contramano confunde una acera bici con una calle de prioridad peatonal

El pasado 14 de febrero de 2014, una mujer fue atropellada cuando circulaba con su bicicleta por una acera-bici de la Av. Italia en Sevilla. Según los datos de los que disponemos y las imágenes de la calle, se llega a la conclusión de que dicho atropello se produjo en un paso de peatones. Podría haberse dado tanto cuando el automóvil se incorporaba a la Av. Italia desde una calle perpendicular o cuando el automóvil giraba hacia la derecha saliendo de dicha avenida. Hay otras posibilidades pero que van más allá de mi objetivo, que es valorar cómo la propia infraestructura puede incentivar o multiplicar la probabilidad de sufrir un accidente.

En los dos primeros casos presentados el accidente ocurre si:

– la ciclista accede al paso de peatones a una velocidad superior a la de un peatón. Ya que a dicha velocidad resulta invisible para el conductor de la calzada que se acerca a la intersección. La ciclista aparece como un rayo inesperado en el campo visual del conductor que circula por la calzada, incluso a velocidad adecuada.

– el problema se agrava si la ciclista circulaba a contramano, pues el conductor que se acerca a la intersección para acceder a la Av. Italia, desde una calle perpendicular, mira de manera automatizada hacia la izquierda, hacia donde prevé que pueden aparecer vehículos.

Multiplicación de la probabilidad de sufrir un accidente en las intersecciones del carril bici y la acera bici

Multiplicación de la probabilidad de sufrir un accidente en las intersecciones del carril bici y la acera bici

Por otro lado, en innumerables ocasiones hemos advertido que los carriles bici y, especialmente, las aceras bici no sirven para circular con seguridad a más de 10 Km/h (1 y 2). Se trata de vías extremadamente estrechas (1 ó 1,2 metros por sentido) como para alcanzar con seguridad mayor velocidad. Además, las distancias laterales de seguridad son insuficientes (respecto a peatones, mobiliario urbano, vehículos estacionados y en circulación y otros ciclistas), los ángulos de visión se ven cerrados por mobiliario urbano y ofrece itinerarios y trazados tortuosos que también dificultan alcanzar con seguridad más de 10Km/h.

Pues bien, el actual gobierno de la ciudad de Sevilla ha publicado un borrador de una nueva Ordenanza de Circulación. En la cual, su artículo 46, limitaría la velocidad máxima de los ciclistas en los carriles bici a 15Km/h.

Como era de esperar la asociación A Contramano “no entiende la razón para ello“. Ni siquiera los accidentes ocurridos en la acera bici en perjucio de ciclistas y de peatones les hace entrar en razón. No pueden reconocer que su querida infraestructura es un auténtico fraude. Pero como todavía consideran que no han hecho el suficiente ridículo añaden algo más: confunden una acera con cualquier zona de prioridad peatonal.

(sin embargo a) “todos los vehículos que transitan por zonas de prioridad peatonal (coches, motos, tranvía…) sólo se impone el límite de 20 km/h”.

Como el Tribunal Supremo resolvió que las aceras de Sevilla donde se había construido un carril bici dejaba de ser acera, han olvidado que ni la bici, ni ningún otro vehículo, puede ni debe circular por la acera y, menos todavía a más de 10 Km/h. No solo por la seguridad de los peatones, en este caso, también por la de los propios ciclistas. Es decir, los otros vehículos no circulan por las aceras (como hacen las bicicletas en las aceras bici o sin ellas) y, por lo tanto, no cabe dicha comparación.

Por otro lado, me hace gracia que sea ahora cuando soliciten que los carriles bici no sean obligatorios en la nueva ordenanza de circulación y, sin embargo, no lo hicieran cuando ellos mismos participaban de la fiesta de inauguración de las aceras bici y de la Ordenanza de Circulación de Peatones y ciclistas de Sevilla (2008) cuyo artículo 35 impedía el uso de la bici por la calzada en calles con carril bici.

En el siguiente caso, sin embargo, están acertados, coherentes, no confunden términos y se ajustan a los 10Km/h:

Que cuando a “todos los vehículos” se les permita circular por las zonas peatonales el límite de velocidad sea de 20 km/h (Art.59), excepto a las bicicletas, a las que sólo se les permite circular a un máximo de 10 km/h. La limitación debería ser la misma (10 km/h) para todos.

Ahora soy yo el que no entiende por qué en las aceras bici no quieren el límite de 15Km/h y, sin embargo, en las zonas peatonales quieren que la velocidad máxima para todos los vehículos sea de 10Km/h. Claro, la acera ha dejado de ser zona peatonal cuando ha sido ocupada por una acera bici.

Acera bici en Sevilla

Acera bici en Sevilla

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s