Drogas, “tolerancia cero”: Deténgase y sople señor peatón

La Ley sobre Tráfico obligará a los peatones que “hayan cometido una infracción” a someterse a las pruebas de detección de alcohol y drogas, con independencia de si se han visto implicados en un accidente.

La prueba salival, mediante dispositivo autorizado, será el medio preferente para detectar in situ la presencia de drogas en el organismo.

El objetivo de la Ley es “perseguir los efectos de la droga en la conducción en aras a la Seguridad Vial”

 

Guerra policial contra las drogas

Guerra policial contra las drogas

Desde el blog de Ciudad ciclista hemos denunciado la interferencia inaceptable sobre la libertad individual que la nueva legislación de tráfico genera, al imponer a los ciclistas la obligatoriedad del casco, en aras de la “Seguridad Vial”. Señalamos que el casco obligatorio es rechazable en todo caso, con independencia de si la medida hace que haya más o menos ciclistas en las calles, o de si es eficaz o no para lograr una mejora “neta” de la salud en la sociedad.

Desde estas páginas hemos analizado la agresión de fondo sobre la libertad de los ciclistas que vertebra toda la nueva legislación de tráfico: la expulsión de la bicicleta de la calzada, la reconducción “reglamentaria” de la bicicleta hacia espacios “propios” especiales como aceras, arcenes, carriles-bici y otros guetos carrilbicistas en los bordes exteriores, o directamente por fuera de las vías públicas. Todo en aras de la “Seguridad Vial”.

Por eso no nos sorprende que el Gobierno anuncie, con el pretexto de la “Seguridad Vial”, la posibilidad de que la policía pueda someter a los peatones a pruebas arbitrarias de detección de alcohol y drogas.

Carrilbicismo/arcenismo, casco ciclista obligatorio, controles arbitrarios de drogas a peatones: existe una clara continuidad ideológica en todo el proyecto de Ley de Tráfico.

Las preguntas en este punto son obligadas y esclarecedoras: ¿quién determinará si un peatón concreto ha cometido una infracción, quizás la policía sobre la marcha a pie de calle? ¿”cometer una infracción” se refiere (y limita) a las infracciones específicas de tráfico, o bastaría con cometer cualquier tipo de infracción, en sentido amplio, para ser sometido a un control? ¿cuál es la sanción si una persona se niega a someterse a un control? ¿hasta dónde puede el Estado interferir en la libertad de una persona alegando proteger a esa persona de sí misma?

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/11/01/actualidad/1383339734_423543.html

Anuncios

3 comments

  1. Dentro de poco vamos a ir andando con rodilleras, coderas, casco y protección labial todo el día. En verano ni se te ocurra ir en chanclas por si acaso te pinchas con algo … Uy que malo picharse. Si, nos quieren proteger de nosotros mismos.
    Esto tiene pinta muy muy clara de mafia detrás. A las cosas hay que llamarlas por su nombre. Veremos pronto aseguradoras que nos venderan contratos como peatones inseguros que somos.

    Vamos, que ya no podremos ni ir al bar de la esquina si no nos acompaña alguien que no beba y que luego nos pueda dar la mano para volver a casa. De verdad que tiene pinta mala mala.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s