¡¡¡El nuevo Reglamento obligará a los carrilbicistas a llevar casco por ciudad!!!

Llevamos 25 años viviendo de la cultura del terror. Tenemos a la gente empanada en miedo.

Primero metimos miedo. Ir en bicicleta es muy peligroso. Los ciclistas necesitamos una infraestructura propia y segregada.

Luego seguimos metiendo más miedo. Lo cierto es que la gente percibe que ir en bicicleta es muy peligroso y lo que la gente percibe es sagrado, no debemos bajo ningún concepto contradecir a la gente.

La red de carriles-bici garantizará la conectividad, la continuidad y la seguridad.

Manipulamos sin pudor los resortes del sentimentalismo más atroz. Lo que de verdad nos preocupa, lo que está por encima de cualquier otra consideración, ¡es la seguridad de nuestros niños y nuestros ancianos!

Apostamos por no ir contracorriente. Decidimos ser los gestores y los administradores del miedo. Los pastores de un fiel rebaño. Un lobby.

Insultamos a los que apostaban por la formación ciclista: la formación ciclista es sospechosa, formar a los ciclistas para que sean autónomos y sepan circular de forma segura en el tráfico es una forma de colaborar con el “sistema”.

Nos fotografiamos cada vez que pudimos del bracete de los políticos, cuando estos inaguraban una infraestructura ciclista para el terror, cada vez que presentaron un nuevo Plan Director para la Segregación Ciclista. Bendecimos tortuosos circuitos para bicicletas arrancados a machetazos de las aceras.

Del bracete de los políticos, bendiciendo las infraestructuras del terror

Del bracete de los políticos, bendiciendo las infraestructuras del terror

Insultamos a los que apostaban por la formación ciclista (2): circular libremente por la calzada es para “machitos elitistas”.

A falta de carril-bici, reivindicamos la legalización de la circulación generalizada de los adultos por las aceras. No es lo deseable, pero es comprensible en el actual clima de “violencia vial”.

Auto-proclamados “usuarios vulnerables”, justificamos desde el victimismo el expolio del dinero público con nuestro fascismo de la seguridad.

Todavía antesdeayer, nuestros representantes defendían -campanudos  – ante las autoridades que los adultos deben poder circular en bicicleta (sin desmontar) por los pasos de peatones.

Y entonces, de repente, ¡plas! llega un día el Señor Ministro del Interior, y se nos descuelga con un globo-sonda sorpresa, y de consecuencias graves e imprevibles: ¡ todos los ciclistas a llevar casco por ciudad! ¡a joderse!

– Oye, y ahora, ¿qué hacemos?

– Pues montar el pollo por supuesto. ¡Es incomprensible e injusto!

Ahora le explicaremos al Señor Ministro que ir en bicicleta no es peligroso. Ir en bici por ciudad es que es super super seguro.

Advertiremos al Señor Ministro sobre lo malísimas que son las medidas que transmiten una imagen de la bicicleta asociada al riesgo y al miedo, porque eso significará menos ciclistas, y tener menos ciclistas ¡es peligroso para los ciclistas!

Convenceremos al Señor Ministro de que, aunque la gente perciba que ir en bici es peligrosísimo, aunque hayamos logrado que finalmente la peña esté totalmente aterrorizada, ¡están equivocados!

¡Redactaremos una contundente nota de prensa!

El Señor Ministro nos creerá enseguida, será fácil convencerle, se lo demostraremos con los datos, con cifras, con las estadísticas en la mano: ¡ir en bicicleta no es nada peligroso!

Y, por supuesto, si fracasamos, la culpa será de cualquiera menos de nosotros, la culpa será del maligno lobby empresarial que maniobra en la sombra contra nosotros: el estupendo “colectivo ciclista”.

¡Queridos carrilbicist@s! ¡El fascismo del casco ya está aquí! ¡Gracias! ¡Gracias!

Anuncios

11 comments

  1. Demoledor artículo, Cook. Y el vídeo es brutal.

    Ya sabemos el discurso: ir en bici es lo suficientemente peligroso como para necesitar infraestructuras específicas, pero no lo suficiente para obligar a la gente a llevar casco (o de hecho no lo suficientemente peligroso como para que merezca la pena prohibir ni siquiera las maniobras más estúpidas como cruzar por pasos de peatones).

    En fin.

    Me gusta

  2. Plas, Plas, Plas,… Impresionante el video.

    Continuo la lista:… ni para ir a contramano, ni para saltarse los semáforos, ni paea hacer slalom en las zonas peatonales, ni para circular por demenciales carriles bici o aceras bici junto a lineas de aparcamiento, ni …

    Me gusta

    1. … y sustituid “casco” por “carril-bici”.

      Sí, la capacidad de la carril-tribu para estar a la vez en contra del casco y a favor de los carriles-bici es una proeza de doble-pensamiento digna de los mejores miembros del Partido Interior de Orwell. Y lo consiguen sin sentir la menor incomodidad interna. Son admirables.

      Me gusta

  3. El razonamiento es fácil: lo importante es conseguir aumentar el número de ciclistas frente a cualquier otro factor. A partir de ahí, la contradicción “sólo” es más que un problema de la desinformación de la gente, que cree seguro el carril y sólo está dispuesta a sacar la bici con dicha infraestructura. Como hacer la infraestructura es más rápido que informar, hágase.

    Parece un resumen de cómo está el país ¿para qué invertir en educación, pudiendo hacer planes E?

    Afortunadamente, cuando se acaba también el dinero para levantar calles hay que recurrir a pensar como fastidiosa alternativa. ¿O es casualidad que todas las ciudades se estén planteando ahora acabar con la fiebre de la acera-bici?

    Me gusta

  4. Por cierto, que será interesante ver cómo afectará lo de prohibir aceras a las ciudades ciclistas de referencia (Sevilla, Barcelona, Vitoria, etc) y comparar con Madrid, que como ya está prohibido, tendrá mucho menor impacto.

    Me gusta

  5. Por cierto, que será interesante ver cómo afectará lo de prohibir aceras a las ciudades ciclistas de referencia (Sevilla, Barcelona, Vitoria, etc) y comparar con Madrid, que como ya está prohibido, tendrá mucho menor impacto.

    Será interesante, pero sobre todo porque ¡ya está prohibido ir en bici por las aceras!

    Es falso que el Ministro de Interior vaya a prohibir circular en bici por las aceras, ¡porque ya está prohibido!

    También en Barcelona, en Sevilla y en todas partes. Las respectivas ordenanzas municipales que autorizan la circulación de maromos/maromas por las aceras son ilegales, porque son contrarias al Reglamento de Circulación.

    Tienen apariencia de legalidad porque nadie las ha impugnado, porque las autoridades locales (y los ciclistas locales) las aplican. Y por que la peña pasa de todo.

    En un país con una estado de derecho digno de tal nombre, al primer accidente gordo con un ciclista por las aceras, los abogados del damnificado desplumarían al ayuntamiento de turno. Sin piedad.

    Efectivamente, este tipo de desastres resumen cómo está el país.

    Me gusta

  6. Para ser precisos, la de Sevilla sí fue impugnada, y lo que resultaron fueron las Sentencias-Garrafón del Tribunal Supremo.

    Lo dicho: vivimos en un estado de derecho de garrafón, y así nos luce el pelo.

    Me gusta

    1. vivimos en un estado de derecho de garrafón, y así nos luce el pelo.

      “Estado de derecho de garrafón”. JAJAJAJA… Por fin entiendo la causa de las espantosas jaquecas que me asaltan en cuanto intento leer un poco la prensa o ver las noticias (por no hablar de las épocas electorales…)

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s