Cicleatones: Una lacra y un problema para los verdaderos ciclistas urbanos

COPIADO DE: Un albaceteño en bici (14 julio 2011)

Algunos quizás os estéis preguntando qué es un cicleatón. Es fácil, puesto que es el resultado de la unión de las palabras ciclista + peatón, es decir, el tipo de ciclista que circula ÚNICA Y EXCLUSIVAMENTE por las aceras, molestando a los peatones, quitándoles su espacio vital y creando un serio perjuicio a los ciclistas que circulamos respetando las normas.

Lamentablemente, en todo nuestro país, y obviamente nuestra ciudad no es una excepción, este fenómeno parece estar en auge ante la falta de educación cívica y social existente en toda nuestra sociedad y por el mero hecho de que más de un nuevo ciclista se piensa, por los roles carrilbicistas de la sociedad, que el lugar ideal para ir en bici es CUALQUIERA QUE NO SEA LA CALZADA, creando un problema intrínseco que afecta de manera subyugada (por avasalladora) a los verdaderos ciclistas urbanos, es decir, a aquéllos que circulamos siempre por la calzada respetando absolutamente todas las normas, como mencionaba en el primer párrafo.

Raro es el día de la semana, del mes, del año, que no veo un ciclista por la acera, por la razón que sea. Y siempre, SIEMPRE, les digo: “¿es que no sabe(n) que ESTÁ PROHIBIDO CIRCULAR EN BICI POR LA ACERA?” (es decir, la realidad pura y dura, por mucho que la DGT quiera empeñarse ahora en permitir el uso de las aceras por parte de los ciclistas, y no en forma de acera-bici). A tal comentario, como cabía esperar, respuestas de todo tipo, desde el “yo voy por donde me da la gana (o dicho con peor educación)” hasta el que reconoce su error y se baja a la calzada. Pero queda muchísimo por hacer. Sin educación ciclista básica, y ante la imposibilidad de controlar a todos y cada uno de los ciclistas que circulan por nuestra ciudad, a los verdaderos ciclistas urbanos no nos queda sino seguir “regañando” a aquellos ciclistas que incumplen la normativa. Si por mí fuera, sería yo el que pondría los multazos…

Por cierto, merece la pena destacar un dato cuando menos curioso, por no decir absurdo. Las bicicletas NO PUEDEN CRUZAR POR PASOS DE PEATONES con la persona montada en ellos, porque son para peatones y las bicicletas son vehículos. Sin embargo, en nuestra ciudad, cuando una bici con alguien montado va a cruzar ILEGALMENTE por un paso de peatones… LOS COCHES SE PARAN, mientras que cuando lo va a cruzar un peatón (a quien está destinada dicha infraestructura) PARECE QUE LES CUESTA pararse. El colmo de la estupidez humana.

Os dejo con un vídeo muy esclarecedor del tipo de accidentes que pueden ocurrir por culpa de los cicleatones (que pasan a diario, pero que no trascienden a los medios de comunicación):

70 comments

  1. Aún estoy intrigado con el título. ¿Verdaderos Ciclistas Urbanos?¿Quién da títulos de Ciclistas Urbanos?

    Se me ocurren otras preguntas a las que responder para aprobar el examen de ‘Verdadero Ciclista Urbano’:

    1.- ¿Los que creen que se puede ir por cualquier lugar no son Verdaderos Ciclistas Urbanos?
    2.- ¿Alguien que crea que puede haber convivencia entre la gente que circula en bici por la acera y la gente que circula andando por la acera es un Verdadero Ciclista Urbano?
    3.- ¿Qué debería responder el Verdadero Ciclista Urbano a las preguntas: ¿La gente que circula por la acera corriendo tiene que bajarse a la calzada también porque ese es su espacio?¿y la gente que va en patines o en monopatín?¿y los que van en silla de ruedas motorizada?
    4.- ¿Un Verdadero Ciclista Urbano puede pensar que: En vez de poner multas, puede bastar con circular por la acera a una velocidad en la que, como en la calzada, no molestes la circulación y te permita reaccionar ante cualquier imprevisto?
    5.- ¿Desde cuando las aceras son de los peatones?
    6.- ¿Desde cuando respetar normas es útil y necesario?
    7.- ¿Desde cuando los Verdaderos Ciclistas Urbanos tenemos la razón de cómo y por dónde se debe circular en bici?

    Me gusta

  2. Querida señora Francis:
    Me he decidido a escribirle esta carta porque tengo un grave problema de conciencia que no me permite descansar por las noches. Esta semana leí su artículo en el que acertadamente distinguía entre la lacra de los cicleatones y los verdaderos ciclistas urbanos y me han surgido serias dudas sobre mi inclinación ciclal. Bien es cierto que la gran mayoría de mis frecuentes desplazamientos en bici desde más hace 20 años los realizo por calzadas y/o carril bici debidamente señalizados, pero debo confesar que en algunas ocasiones he acortado o evitado las muy seguras rotondas que abundan en mi ciudad pisando la acera. Me siento realmente arrepentido de mi mala conducta, a pesar de que nunca he molestado a ningún peatón, ya que en estas ocasiones pecaminosas he sido prudente y he tomado precauciones disminuyendo la velocidad para acompasarla a la de los viandantes. Incluso he hecho uso de la acera abiertamente cuando he llevado a mi niña en la silla trasera o ésta me ha acompañado en su pequeña bici en nuestros paseos al centro. Pero sé que esto no es excusa suficiente si aspiro a ser un ciclista verdadero. Prometo que de ahora en adelante dejaré de pecar y me arrepiento de mis faltas pasadas. ¿Cree usted que mostrar dolor de corazón y firme propósito de la enmienda será suficiente para dejar de ser una lacra o quizás debería rezar algo para compensar por mis pecados?.
    Esperando ansiosamente su respuesta.
    Una lacra atormentada.

    Me gusta

    1. Querida señora Francis:

      bla bla bla

      No se trata de moralidad, se trata de física, y capacidad humana de reacción. Circular con tu hijo por una rotonda de esa manera hace que los cruces con el tráfico sean más complicados y tengas más probabilidades de colisionar con otros vehículos que circulando por la rotonda de manera normal. Así que menos rezar y más observar y aprender.

      Me gusta

    2. Querida señora Francis:
      Me he decidido a escribirle esta carta porque tengo un grave problema de conciencia que no me permite descansar por las noches. Esta semana leí su artículo en el que acertadamente distinguía entre la lacra de los cicleatones y los verdaderos ciclistas urbanos y me han surgido serias dudas sobre mi inclinación ciclal. Bien es cierto que la gran mayoría de mis frecuentes desplazamientos en bici desde más hace 20 años los realizo por calzadas y/o carril bici debidamente señalizados, pero debo confesar que en algunas ocasiones he acortado o evitado las muy seguras rotondas que abundan en mi ciudad pisando la acera. Me siento realmente arrepentido de mi mala conducta, a pesar de que nunca he molestado a ningún peatón, ya que en estas ocasiones pecaminosas he sido prudente y he tomado precauciones disminuyendo la velocidad para acompasarla a la de los viandantes. Incluso he hecho uso de la acera abiertamente cuando he llevado a mi niña en la silla trasera o ésta me ha acompañado en su pequeña bici en nuestros paseos al centro. Pero sé que esto no es excusa suficiente si aspiro a ser un ciclista verdadero. Prometo que de ahora en adelante dejaré de pecar y me arrepiento de mis faltas pasadas. ¿Cree usted que mostrar dolor de corazón y firme propósito de la enmienda será suficiente para dejar de ser una lacra o quizás debería rezar algo para compensar por mis pecados?.
      Esperando ansiosamente su respuesta.
      Una lacra atormentada.

      Querida Lacra:

      ¿Cómo sabes que no has molestado nunca a ningún peatón? ¿En tu ciudad los peatones van diciendo “pasa, que no me molestas” cuando tú pasas a su lado con tu bici?

      Como penitencia por tus pecados, te sugiero que en tus escasos desplazamientos por la acera, cada vez que te acerques a un peatón pongas pie a tierra, hagas una devota genuflexión y le preguntes: “¿Perdone, me da su bendición para pasar a su lado con su bici?”. Repite esta penitencia cien veces, apunta en una hojita de papel cuantas bendiciones recibes y vuelves a poner un comentario para contármelo en tu próxima confesión. Como dices que tus desplazamientos por acera son tan escasos, supongo que necesitarás diez años para cumplir la penitencia, ¿no?

      http://www.goear.com/files/external.swf?file=5b8ecca

      Me gusta

  3. Da gusto leer los comentarios de coke y maititxer. Textos que han sido elaborados de forma tan inteligente. Os agradezco el tiempo que habéis dedicado a ello. Un verdadero esfuerzo que hay que reconocer, no hay duda. Sin embargo, es una lástima que las personas que lo escribieron no sepan distinguir entre una circulación masiva de ciclistas en la acera y un uso anecdótico de la bici por la acera. Que no sepan distinguir entre un fomento del uso de la bici por la acera y el fomento de la autonomía del ciclista por la calzada.

    También es una lástima que, personas que han podido escribir estos comentarios tan inteligentes y elaborados, no entiendan que la acera no es un lugar exclusivamente para un tránsito peatonal ordenado, lineal y de velocidades regulares, que ya de por sí se vería afectado por la presencia de vehículos que cuadruplican su velocidad, sino también un espacio de convivencia, juego, conversación y estancia,con cambios de trayectoria transversales, paradas indiscriminadas y giros no previsibles, en el que la circulación masiva de bicicletas resulta perturbadora y generadora de conflictos y accidentes.

    Me gusta

  4. – ¿Las preguntas son inteligentes o lo son las respuestas?
    – ¿Es multable el uso anecdótico?
    – ¿Es uso anecdótico de la bici por la acera utilizarla a diario?
    – ¿Se puede ser Verdadero Ciclista Urbano y utilizar indistintamente calzada y acera pero a velocidades diferentes?
    – ¿A partir de cuántas bicis se considera circulación masiva?
    – Las bicis pueden cuadruplicar la velocidad de los peatones, pero ¿pueden ir a su paso?
    – ¿Puede haber convivencia entre la bici y los peatones en la acera?
    – ¿Se puede ser inteligente y Verdadero Ciclista Urbano?

    Me gusta

  5. Han tenido que hacer todo un montaje “pantoja-cachulístico” para “demostrar” lo peligrosas que son las bicis. La falta de credibilidad y realismo del video es tan colosal y carente de toda lógica y sentido común que se ha rodado en un escenario imposible. Y es imposible porque dudamos que en una calle sin tráfico automovilístico (no se ve ni un coche) y en una acera microscópica circule ninguna bicicleta… a no ser que se monte un montaje como el del video, claro. En fin, no sabemos si la realidad supera la ficción, pero en este caso la ficción no sirbe ni para hacer creible “la realidad” del autor del video y del cicleatón. Mentiras y más mentiras para derribar y acosar a un colectivo que en este país sufre lo que no sufre en el resto de paises civilizados del primer mundo. ¿Quién te paga, el Ayuntamiento?.

    Me gusta

    1. La falta de credibilidad y realismo del video es tan colosal y carente de toda lógica y sentido común que se ha rodado en un escenario imposible.

      ¿En serio? Tú hace tiempo que no sales a la calle, ¿no?

      ¿El video te parece falto de realismo? Pues mira este otro video, panoli, filmado por un carril-retrasado mental de Sevilla en el que se filma a sí mismo rodando tan pimpante y orgulloso por una puñetera calle sin tráfico en una acera más estrecha que su bici.

      Ya os vale.

      Me gusta

  6. coke:

    1. Los que creen que pueden ir por cualquier lugar son ciclistas egoistas e irresponsables, piensan
    que solo tienen derechos y ninguna obligación y les da igual las consecuencias de sus acciones,
    son igual que los conductores de vehículos a motor que piensan que la carretera es solo
    suya. Como por ejemplo el ciclista que me ha adelantado esta mañana estando yo parado en un semáforo
    en rojo, me ha a pasado rozando, por la derecha, si llego a mover el brazo 1 cm en ese momento me
    lleva por delante, luego ha seguido a toda velocidad saltandose el semáforo, con suerte de que no
    cruzaba nadie en ese momento. Así que yo entiendo que cuando se dice “verdadero ciclista urbano” se
    entiende a aquel ciudadano en bici que coopera con los demás, que conoce cuales son sus derechos y
    también sus obligaciones.

    2. Evidentemente NO. dado que circular por la acera está prohibido porque es peligroso, así que si lo
    crees eres como el energúmeno del punto 1 que me adelantó esta mañana.

    3. Es facil, el ciclista urbano verdadero está informado, es un ciudadano responsable, es decir, se
    molesta en aprender lo que hace falta para compartir el recurso escaso que son las vías públicas.
    En este caso le basta con saber que las calzadas son los lugares por donde van los vehículos y
    las aceras por donde van los peatones. Para responder a la pregunta necesitarías saber también que
    las bicicletas y las sillas de ruedas son vehículos.

    4. ¿No molestes a la circulación si vas por la acera? ¿Te refieres a que no molestes a los peatones?
    es que verás, los peatones no somos circulación, en la acera se puede uno mover de manera
    aleatoria, no debo saber mirar para atrás y ceder el paso cuando voy a cambiar de posición en la
    acera. No tengo porque estar pendiente de los vehículos que ilegalmente circulan por la acera,
    porque sencillamente nadie tiene derecho a circular con un vehículo por ella. De nuevo es un
    problema de no conocer nuestras obligaciones y nuestros derechos que son necesarios para la
    convivencia. Tu pregunta también refleja un problema de no conocer las características operativas
    de los vehículos y porque estos se separan de los peatones, es un problema de no prestar atención
    a la realidad.

    5. Desde que existen vehículos.

    6. Igual lo que quieres decir es: ¿Desde cuando es útil y necesario para mi respetar normas? ¡Las
    normas son para los demás! de nuevo te remito al punto 1 ¿No serías tú el “ciclista” de esta mañana
    verdad?

    7. Insisto, el ciclista informádo tiene la razón porque se ha molestado en enterarse, nada más, no
    tienen ninguna superioridad moral al respecto. En realidad a mi tampoco me gusta el término
    “ciclista urbano verdadero” prefiero sencillamente decir “ciclista responsable” o “ciudadano
    responsable” que en el fondo coincide con el espíritu del artículo.

    Me gusta

  7. – ¿Se pueden hacer trayectos diarios donde se combine calzada y acera?
    – En este caso, ¿el verdadero ciclista urbano puede pensar que es mejor ir en bici a paso de peatón que arrastrarla ocupando más espacio?
    – ¿Los que creen que pueden ir por cualquier lado pueden no ser egoístas y respetar el derecho del resto de usuarios de la acera?
    – El ciclista urbano que no es verdadero, ¿puede pensar que tiene alguna obligación?
    – ¿El ciclista responsable puede dudar de las normas establecidas?
    – ¿El ciudadano responsable puede pensar que se pueden cambiar las normas establecidas?
    – ¿El ciudadano responsable puede pensar que los peatones también circulan y, por tanto, hay circulación?
    – ¿El ciudadano responsable piensa que los peatones no tienen que ser conscientes de por dónde van?
    – ¿El ciclista responsable piensa que la silla de ruedas tiene que ir por la calzada?

    Son tantas las preguntas…

    Me gusta

  8. @superkaos: ¿me puedes iluminar para hacer las preguntas correctas?¿Me puedes iluminar para ser un ciudadano responsable?
    @Txarli: ¿es mucho tiempo hacer dos comentarios (con este ya tres)?
    @Txarli: ¿preguntar es hacer el ridículo?

    Por otro lado:
    ¿Es un dogma de fe que las bicicletas sólo pueden ir por la calzada?
    ¿Se puede estar en contra del carril-bici, a favor de que los ciclistas vayan por la calzada y comprender que no debería estar prohibido, en todo momento y lugar, ir por la acera?
    ¿Hará falta menospreciar para hacer valer un argumento?
    ¿Se puede dialogar por aquí?¿A alguien le apetece?¿O ya está todo claro?

    Me gusta

    1. @Txarli: ¿bla bla bla bla?

      Me parece querido Coke que no lo pillas. Es bastante natural, dado que durante décadas de estupidez colectiva cuidadosamente cultivada los carrilbicistas habeis acabado acostumbrandoos a la idea de que, por alguna extraña razón, vosotros teneis derecho a andar con exigencias (pedir espacios propios y tal y cual, o a exigir explicaciones de porqué no se os dan esos espacios, por ejemplo). Asi que estais bastante mal acostumbrados.

      Así que permíteme que te informe: vosotros nos sois nadie para andar haciendo preguntas ni para exigir ni respuestas ni nada a nadie. Muy al contrario: después de décadas de sandeces, sois vosotros los que teneis que responder a unas cuantas preguntas. De hecho, tendríais que responder, para empezar, a una pregunta por cada muerto o herido que se ha producido estúpida e innecesariamente en sacrificio a vuestro carril-descerebramiento colectivo.

      Nosotros no tenemos porqué responder a tus gilipolleces disfrazadas de preguntas. Y tú, con la actitud prepotente y casposa (y fallidamente) sardónica que intentas aparentar con tus preguntas, lo único que consigues es mostrar que, efectivamente, eres un imbécil que te crees con derechos que no tienes. Tú sigue así: cuantas más estupideces puestas entre signos de interrogación escribas, más nítido queda el autoretrado que haces de la completa vacuidad interna que padeces. Intervenciones como las tuyas son exactamente lo que necesitamos para mostrar a los nuevos ciclistas la ralea de la carril-tribu.

      Así que gracias por participar. Chao.

      Me gusta

  9. Y pensar que toda esta “discusión” absurda se ha creado por haber usado en mi blog el calificativo de Verdaderos Ciclistas Urbanos, que al parecer debería haber entrecomillado para mayor comprensión de los carrilbicistas y de los propios cicleatones, pues da la sensación de haberlos ofendido (por los comentarios que aquí se pueden leer).

    No voy a entrar en más materia arguyendo que, como bien comenta superkaos, cuando introduje ese término me refería precisamente al ciclista que sabe gestionar su espacio debidamente y que circula siempre por la calzada cumpliendo estrictamente la legislación vigente (en la que, por cierto, como se admita su reforma, SE PERMITIRÁ A LOS CICLISTAS CIRCULAR POR LAS ACERAS, que es lo que tanto quieren los ciclistas que han venido representando (y lo seguirán haciendo) una auténtica lacra para los que circulamos como debe ser); es decir, tomando sus palabras, el CICLISTA RESPONSABLE consigo mismo y con todos los demás (pues no molesta a ningún otro vehículo y muchísimo menos a los peatones a los que los cicleatones tanto joden a diario, y que además consigue una SEGURIDAD TOTAL sobre sí mismo y el vehículo que maneja, su bici).

    Una última cuestión para coke, instigador de la polémica:

    NINGÚN CICLISTA que esté en contra del carril-bici y a favor de que los ciclistas vayan por la calzada dirá jamás que “no debería estar prohibido, en todo momento y lugar, ir por la acera”, básicamente debido al hecho de que, por las aceras, especialmente cuando éstas están llenas de peatones (lo que suele ser habitual, pues son espacios RESERVADOS PARA ELLOS SEGÚN EL CÓDIGO DE CIRCULACIÓN, que PROHÍBE QUE CUALQUIER VEHÍCULO CIRCULE por ellas, y no hace falta recordar que la bicicleta según el propio Código de Circulación es también un vehículo), una persona montada en una bicicleta va MÁS LENTA que si se bajara de la bici y fuera andando. Por tanto, no gana nada yendo sobre ella y sí desmontándose y yendo a pie. ASÍ DE CLARO Y SENCILLO.

    ¿Sabes cuándo uso yo las aceras con mi bici (obviamente desmontado y llevándola al lado)? Dos casos:

    – Cuando el atasco de coches es monumental y caminando por la acera adelanto posiciones que jamás podría adelantar quedándome parado en los embotellamientos creados por ellos (es decir, aprovecho la versatilidad de la bici y paso de ser un vehículo a un peatón enseguida, pero jamás UN CICLEATÓN).

    – Cuando llego a destino y éste es un portal con un lugar donde subiré mi bici, parando lo más cerca posible de dicha entrada para aprovechar al máximo la calzada.

    Si con todo lo que he escrito aún no se ha entendido nada, porque más diálogo que éste no hay, está claro que, de nuevo, en cuanto los ciclistas responsables exponemos las razones y los carrilbicistas y cicleatones se quedan sin argumentos para contrarrestrar dichos razonamientos, se zanja el tema.

    Un saludo, y a pedales (siempre por la calzada).

    Me gusta

  10. ¿circular como debe ser?¿según quién?¿según los ciclistas responsables?¿no es eso lógica circular?
    ¿qué problema hay si en el caso descrito por @Alberto (o en muchos otros casos) uno va encima de la bici?
    ¿acaso no ocupa más espacio y va a la misma velocidad que si fuera encima?
    ¿se puede ir a velocidad de paseo por la acera controlando cualquier imprevisto dando a esquinas, puertas, personas… una distancia de seguridad y/o una velocidad adecuada?
    ¿es necesario que haya dos bandos?¿y los que son sólo personas que a veces andan, otras van en bici y otras en coche?
    ¿o los que no son ciclistas responsables ya entran directamente en el saco de los carrilbicistas y cicleatones?
    ¿en serio que se zanja el tema?

    A mí no me ha quedado muy claro, debo ser muy nuevo.

    Me gusta

  11. ¿Quién tiene exigencias?
    ¿Cuáles son tus preguntas?
    ¿Quién ha dicho que tienes que responder las preguntas?
    ¿Para poder responder las preguntas hay que saber las respuestas?
    ¿De verdad hace falta insultar?
    ¿No insultar y tratar al otro con educación es paternalismo pseudoprogre?
    Insultar y tratar al otro con desprecio ¿qué es?¿verdadero ciclismo urbano?
    Igual que conduzco con respeto ¿puedo tener la obligación de escribir con respeto?
    ¿Preguntar es ser prepotente?
    ¿Y qué es juzgar?
    ¿Tengo derecho a preguntar?¿O eso tampoco?
    ¿Podemos debatir respondiendo preguntas o a los verdaderos ciclistas urbanos no le gusta debatir pues tienen la verdad?

    ¿Puede ser que mi primero intervención en algún debate sobre el uso de la bici no fuera muy afortunada porque pareció que estaba en un bando, en una guerra que no sé cuál es?
    ¿Alguien puede creer que tras algunas respuestas sea normal mantener mi forma de expresarme porque, salvo @superkaos, nadie ha intentado debatir?
    ¿Alguien, a estas alturas, puede creer que realmente busco respuestas a tanta duda creada por el artículo?
    ¿Alguien, de verdad, puede creer que no entiendo por qué alguien, por utilizar la bici, tiene que pertenecer a un colectivo, a un bando, participar en una guerra?

    Me gusta

  12. El problema Coke, es que un uso generalizado del ciclista por la acera conlleva ciertas consecuencias negativas:
    1. ¿Qué pasa si el número de ciclistas empieza a ser muy alto? Seguro que alguna vez habrás visto alguna moto recorrer 30 metros de acera para salir a la calzada. No es legal, pero no es un problema, puesto que es un recorrido puntual y no genera un problema a los peatones. Que una bici haga lo mismo no es problema, el problema es que eso se considere norma.
    2. La segunda consecuencia negativa es que si legalizas ir por las aceras (con todo el cuidado del mundo que quieras) llegas a situaciones ridículas de ciclistas que jamás se atreverán a usar la calzada, aunque esté vacía, ya que la posibilidad de usar las aceras les exime de tener que aprender a circular con el tráfico.
    Es una situación que puedes ver con cierta frecuencia en ciudades que han apostado por la circulación permisiva por aceras: Vitoria, Sevilla, Barcelona… Tokio.
    Es decir, el quid de la cuestión no es si aparece un ciclista a paso de peatón (montado o con la bici al lado), sino si eso se transforma en norma habiendo una calle al lado que el ciclista no usa.

    Y por favor, tengo una seria incapacidad para pillar las ironías y los argumentos en tus retahílas de preguntas. Si por cada argumento que te responden, abres 100 esto no llega a ningún sitio constructivo.

    Me gusta

  13. Gracias @villaramblas por la respuesta. Creo que es la primera sin juicios de valor y/o insultos. Simplemente con argumentos.

    Gracias también por el esfuerzo de responder, probablemente como conduces y actúas en la vida, con educación.

    Estaba muy sorprendido, porque esta “guerra civil” no la conocía. Conozco, por ejemplo, la de los de Izquierda Anticapitalista contra los de Izquierda Unida, la de los veganos contra los vegetarianos, la de los abertzales contra los nacionalistas, la de los de extrema derecha contra la parte más centrista del PP… en general, la de los ortodoxos, frente a los heterodoxos.

    Así que, de repente, me he metido en una suerte de fuego cruzado entre dos bandos que, por supuesto, no me representan.

    Pienso, en general, que estas guerras civiles no ayudan. Y me pregunto en este caso, totalmente serio, ¿si prohibir el uso de la bici por la acera no hace que haya menos ciclistas en la ciudad?¿si es un paso lógico para ciertas personas empezar por la acera y acabar en la calzada?¿si ante la masificación de las aceras se acabarán bajando a la calzada?

    A mí me parece que la mejor opción es ir por la calzada, pero no creo que haya que atacar (y mucho menos multar) a los que no lo creen así. Me parece que hay tanta variedad de formas de desplazarse que hacer un carril para cada uso (coches, autobuses, vehículos eléctricos de velocidad reducida, bicicletas, patinadores, gente que corre, gente que anda…) es absurdo. Pero pienso que es mejor que haya menos contaminación y para eso tiene que haber menos tráfico motorizado, porque la gente que utiliza la bici ya no va en coche o en moto.

    Pero independientemente de todo esto, lo que tiene que haber en la ciudad es gente más educada, más responsable, menos egoísta, que sepa tratar al prójimo como le gustaría que le trataran a él y, ya puestos, que sepa razonar y argumentar las cosas, para poder llegar a consensos que ayuden, no que dividan.

    De alguna forma, igual no la mejor, pedía disculpas, en mi penúltimo comentario, por mi forma de expresarme, pero creo que prefiero las preguntas a las respuestas, me hacen pensar más.

    Me gusta

  14. Coke, que yo sepa en el comentario que escribí más arriba no hay ni un solo insulto a nadie, salvo que ahora llamar cicleatón o carrilbicista a alguien se considere como tal (yo no lo aplico en ese sentido, desde luego). Aquí no existe ninguna guerra, simplemente una disparidad de ideas que cada cual debe defender con argumentos; yo di los míos, debidamente razonados, y respeto los tuyos (pues no me he metido con ellos, sólo los he rebatido), y por tanto mientras el respeto sea mutuo aquí no hay ningún problema. De hecho te agradecemos tu presencia porque así se demuestran distintos puntos de vista.

    Sobre lo del paso lógico (o no) de la acera a la calzada, simplemente decir que el paso ideal y más lógico es formar a todos los ciclistas, conductores, peatones, etc. (a todo el mundo, vamos) en responsabilidad y en ciertas pautas que se deben seguir siempre (caso de los países del norte de Europa, donde, a diferencia de nuestro país, el respeto entre conductores, ciclistas y peatones es tal que la convivencia es placentera); si a todos los ciclistas les enseñamos a conducir y a manejarse en la calzada para que sean conscientes de su propio espacio desde pequeños (e incluso a los adultos), que se podría hacer perfectamente con el dinero público que tan insulsamente se ha gastado para crear infraestructuras ciclistas segregacionistas, en este país por fin podríamos equipararnos al resto de Europa y dejaríamos de ser los “paletos” que seguimos siendo, y dicha convivencia pacífica es lo que llevaría al aumento de ciclistas, casi con total seguridad.

    Estamos de acuerdo contigo en que no se puede crear un “carril” específico para cualquier medio de transporte, y por esa misma razón estamos en contra de la creación de carriles-bici, puesto que transmiten una “exclusividad” irreal que no sólo no nos beneficia, sino que nos perjudica severamente (ya que, como vehículos que somos, tenemos derecho a usar toda la calzada, y no sólo ese espacio “exclusivo” por el que nos quieren hacer circular).

    Por último, sólo comentar que yo soy ciclista, peatón y viajero de transporte público en mi ciudad (jamás uso el coche), y que el coche es de uso única y exclusivamente interurbano para viajes mayores a 100 km (por ejemplo, a mi pueblo, a 29 km de donde vivo, voy y vuelvo en bici todo el año, mientras que cuando voy a Sevilla a visitar a mis familiares, a más de 500 km, sí lo uso). Por descontado, cuando soy peatón ME MOLESTA ver a ciclistas yendo con la bici por la acera, y les dejo bien claro que está prohibido hacerlo y que yo soy ciclista también; hay que ponerse siempre en el lugar de todos: “no hagas lo que no quieras que te hagan a ti”. Si vas a pie por la acera y te molesta ver a ciclistas circulando por ella, cuando seas tú el ciclista NO VAYAS POR ELLA.

    “Pero independientemente de todo esto, lo que tiene que haber en la ciudad es gente más educada, más responsable, menos egoísta, que sepa tratar al prójimo como le gustaría que le trataran a él y, ya puestos, que sepa razonar y argumentar las cosas, para poder llegar a consensos que ayuden, no que dividan”.

    Precisamente el concepto al que yo atribuía el nombre de “verdaderos ciclistas urbanos” son los que educada y responsablemente circulan por la calzada, paran en los pasos de peatones y semáforos en rojo, señalizan sus maniobras, etc. (lo que defendemos aquí), que es justo lo que has escrito. Sobre lo de razonar y argumentar las cosas, creo que lo hice en mi primer comentario y también en éste. Pido perdón si no lo parece así.

    Un saludo, y a pedales.

    Me gusta

  15. Coke, hay que ver… los mismo que ha escrito Villarramblas es lo que yo te dije. En la primera respuesta que recibiste. Muchas gracias por leerme. Ha sido un placer.

    Por otro lado, te equivocas creyendo que un crecimiento del número de ciclistas signifique una reducción del uso del coche. Las ciudades españolas no necesitan más ciclistas. La suma de las personas que habitualmente se mueven a pie y en bici en los países con muchas bicis es la misma cantidad que el número de personas que nos movemos a pie en la ciudades españolas http://blogs.elpais.com/eco-lab/2011/10/lo-que-un-espanol-puede-ensenar-a-un-danes-en-bicicleta/. Sin embargo, el crecimiento urbanístico y la zonificación de las

    El aumento de ciclistas no es una traba para que, al mismo tiempo, las administraciones potencien el uso del coche mediante infraestructuras (autovías metropolitanas, parkings en el centro de la ciudad, túneles, etc.), expansión urbanística, zonificación de actividades enlazadas con autovías y aparacamientos (de consumo, de ocio o trabajo). Todo ello obedeciendo al sector de la especulación del suelo y la vivienda, lo cual transforma el territorio aumentando las distancias cotidianas y, por tanto, la dependencia hacia el uso del coche. Un ejemplo claro de ello es la ciudad de Sevilla donde se ha producido un gran aumento del uso de la bici y, sin embargo, el uso del coche es el mismo o mayor: http://bicicletasciudadesviajes.blogspot.com/2011/02/cambio-modal-realidad-o-ficcion.html

    Entonces, permitir que los ciclistas invadan las aceras por norma no mejora la calidad ambiental de la ciudad y en ningún caso siginificará que cuando no quepan en este lugar acabarán bajando a la calzada, simplemente porque circular por la acera no les ayudará a superar sus miedos ni a aprender a cómo conducir su bici en condiciones de seguridad por la calzada. Por ello, seguirán atrapados en la acera.

    Me gusta

  16. @Alberto: No sé si te habrás dado cuenta o no, pero llamar lacra a los que pensamos que las bicis pueden, en algunos casos y en ciertas condiciones, ir por la acera, es un insulto.
    También lo es llamar a alguien provocador o incitador, que es lo que significa instigador.

    Y lo de que no hay guerra civil… pues leyendo algunos comentarios y algunos blogs que he descubierto estos días, no opino lo mismo, pero puede ser que me falte información.

    Por cierto, a mí no me molesta ver ciclistas por la acera, si estos son responsables y educados.
    A mí lo que me molesta son los irresponsables y los maleducados, conduzcan por la acera o escriban en un blog.

    De todas formas, @Alberto, gracias por tu nueva respuesta, ahora sí, totalmente educada y argumentada. Aunque creo que le falte contestar a muchas de las preguntas que planteo en los otros comentarios.

    @Juan Carlos I: Por supuesto que leí tu comentario, no me hagas mucho caso, pero creo que fue irónico.

    De todas formas, entrando en tus argumentos, no veo mucho dato concluyente. Por ejemplo, en uno de los artículos que enlazas se habla de Vitoria (creo que ciudad vilipendiada por aquí por su política ciclista) y habla de reducción del uso del coche y aumento del uso de la bici. En tu mismo análisis sobre la encuesta en Sevilla también hay una reducción,aunque sea leve, aunque aquí digas que es igual o mayor el uso del coche.

    Y nadie habla de que los ciclistas tengan que invadir la acera, nadie dice que eso tiene que ser una norma. Yo mantengo que puede ser una excepción, y como tal válida.

    Que digas que los ciclistas que circulan por la acera no superarán sus miedos es una afirmación arriesgada. ¿Cómo harías tú para que los novatos perdieran su miedo? Y los que quieren ir tranquilamente a velocidades que rondan los 10 km/h de media, ¿qué hacemos con ellos?¿y los niños también deben ir siempre y sin excepción por la calzada?

    A mí no me parece raro que alguien quiera conducir su bici por la calzada, como decía antes, yo lo prefiero. Lo que no acabo de comprender es que a alguien le parezca horroroso, una lacra, una atrocidad que alguien circule de forma responsable y educada, sin molestar a nadie, por la acera.
    Parece que preferís que los carrilbicistas y los cicleatones circulen en coche o en moto a hacerlo de esa forma, parece que ‘manchen’ la única forma entendible para algunos de circular con la bici.

    Y, si de verdad queréis convencerlos creo que debéis de usar mejores argumentos y, sobre todo, más comprensión y educación.

    Me gusta

  17. Una última cosa.

    La naturaleza no da saltos. La situación actual de las ciudades y del tráfico mecanizado impide a muchos ciudadanos sumarse al cambio de forma ortodoxa.
    Por las crisis, por la subida de la gasolina, porque es carísimo tener un coche, creo que cada vez la gente se piensa más si vale la pena seguir contaminando y gastando o apostar por un vehículo que puede ‘competir’ en tiempos de desplazamiento con el coche o la moto teniendo en cuenta su coste cero, la salud que te aporta…

    ¿Por qué no intentar entender a toda esas personas?¿Por qué todo o nada?

    Me gusta

  18. Coke,

    gracias por entrar en mis argumentos.

    Voy a intentar explicar lo que estamos diciendo continuamente y, cada vez que leo tus comentarios, me doy cuenta que no hemos conseguido que entiendas.

    Lo que criticamos NO es que de forma anecdótica alguien coja su bici y circule por la acera sin molestar a nadie en un contexto concreto, tal y como hace cualquier conductor de moto o coche cuando circula por la acera en un momento dado o, incluso, aparca en una acera donde no se molesta. Esto no nos parece una lacra, esto nos parece una tontería ya que para ir a velocidad de peatón, personalmente, prefiero ir andando y dejar la bici en casa o prefiero ir a pie con la bici a mi lado cogida de la mano. Tampoco criticamos que los niños puedan jugar con ellas por las aceras, etc. Todo ello son actividades que nunca han resultado una molestia, ni lo son ahora. El problema se da cuando estamos viviendo durante los últimos años un aumento masivo de ciclistas que circulan por las aceras en todas nuestras ciudades de forma indiscriminada y generando graves conflictos, es decir, ya no son anecdóticos ni excepción, sino que se han convertido en norma y no se están dando soluciones para evitarlo, sino al contrario.

    Por lo tanto, lo que criticamos son las políticas sobre la bici que han dado lugar a esta situación, es decir, las políticas que están llevando a cabo CONBICI, la DGT y muchos ayuntamientos que en lugar de ofrecer a las personas que desean usar la bici como medio de transporte la oportunidad para superar los miedos y aprender a conducir la bici en condiciones de seguridad y autonomía por la calzada, fomentan su uso por la acera consiguiendo que el miedo y el desconocimiento sobre cómo conducir la bici se enquiste y perdure en el tiempo creando molestias a los peatones que tienen la obligación de saber entender.

    Como ejemplo, una de las políticas que fomenta el uso de la acera es la implantación de carriles-bici, no solo porque se hayan realizado sobre la acera, sino porque fomenta entre los ciclistas un uso de la bici con lógica peatonal (al ser vías de doble sentido que difícilmente pueden integrarse en la circulación del resto de vehículos) y porque al finalizar e trayecto del carril-bici, al escoger otro itinerario o al no existir en una determinada calle, el ciclista seguirá teniendo miedo o sin poseer los conocimientos necesarios para conducir la bici en condiciones de seguridad por la calzada, por lo tanto, seguirá su trayectoria por la acera.

    Respecto al uso del coche:

    Es una ilusión creer que cuando las aceras estén colasadas de bicis se darán cuenta y por rebosamiento decidirán bajar a la calzada. En primer lugar, eso habrá significado que se habrá destruido por completo la posibilidad de andar, es decir, se habrá perjudicado el valor más ecológico que poseemos en el transporte de las ciudades españolas, donde el porcentaje de los que se mueven a pie ronda el cincuenta por ciento de la población. Esto significa que en lugar de ir andando, la gente irá en bici (tal y como ocurre en las ciudades europeas que se toman como modelos donde la suma de los que se desplazan a pie más los que se desplazan en bici es la misma de las que se desplazan aquí a pie).

    Sobre el estudio de Sevilla: http://biciescuelagranada.blogspot.com/2008/11/la-acera-bici-y-el-carril-bici-urbano.html La reducción del uso del coche se calculaba contando la cantidad de gente que se había pasado de este vehículo a la bici. Según los datos, de la gente que va en bici hoy en Sevilla más del 75 por ciento ya se movían de forma sostenible y solo el 24 por ciento lo hacía en coche. Este dato significaba una reducción del uso del coche entre el 1 y el 1,6 por ciento que no tenía porqué deberse al carril-bici sino a que al mismo tiempo se peatonalizó el centro de la ciudad (ya que en Madrid, debido a la crisis y a las peatonalizaciones, la disminución del uso del coche fue mucho mayor y sin carriles-bici: algo más del siete por ciento en el centro de la ciudad). Por lo tanto, no es un aumento del uso de la bici lo que hace disminuir el uso del coche. Sino que esta disminución se debe a las trabas que se realizan para que se use el coche como por ejemplo la peatonalización. Y, tras las trabas al coche, se puede obtener de forma natural un mayor desplazamiento a través de otros medios: transp. público, a pie, en bici, etc. Por otro lado, yo comentaba que quizá el uso del coche en general podría ser igual o mayor porque en el estudio no se contabilizaba si el resultado del uso del coche había o no cambiado. Y, por lo tanto hice la siguiente reflexión: el aumentar el uso de la bici no significa que al mismo tiempo las administraciones no lleven a cabo medidas que fomenten el uso del coche. Es decir, se puede aumentar el número de ciclistas y de automovilistas. El crecimiento de ciclistas no tiene porqué significar una traba para que se fomente el uso del coche.

    Por lo tanto, no sirve la argumentación de permitir y fomentar el uso de la bici por las aceras porque de esta manera se ayuda a la mejora del medio ambiente, porque esto es falso. Así mismo, esta argumentación hace que las administraciones no dediquen ni un céntimo para dar las oportunidades que los ciclistas necesitan para superar sus miedos y circular con autonomía y seguridad por la calzada y, finalmente acaba normalizándose la invasión de ciclistas por la acera y la destrucción de la calidad y confort de las aceras en beneficio de la circulación motorizada.

    ¿Cómo harías tú para que los novatos perdieran su miedo?

    Muy buena pregunta. Eso es lo que tenemos que plantearnos y debatir y no debatir sobre si debemos o no fomentar el uso por la acera. En este sentido yo considero que existen pocas pero muy buenas experiencias que están surgiendo en España:

    http://biciescuelagranada.blogspot.com/2009/09/cursos-de-circulacion-ciclista.html
    http://www.enbici.es
    http://www.enbicipormadrid.es/p/biciviernes.html
    http://www.enbicipormadrid.es/p/bicifindes.html

    “¿Por qué no intentar entender a toda esas personas?¿Por qué todo o nada?”

    Coke, eso mismo estamos haciendo. Tratando de dar soluciones a todas esas personas que tienen miedo y no saben cómo conducir en condiciones de seguiridad por la calzada. Tratamos de dotarles de autonomía, la contrario de lo que hacen CONBICI, DGT y ayutamientos que los convierten en seres incapaces y dependientes de los técnicos y políticos que hacen que el miedo se enquiste de por vida, se destruyan las aceras y se mantenga el estatus del coche dominando la ciudad. Lo que denunciamos es que estas asociaciones e instituciones no están haciendo nada, salvo poner multas, enquistar el miedo, fomentar el uso de la acera y no perjudicar al amado coche.

    Gracias por tu atención

    Me gusta

  19. Perfecto, seguimos en buena línea. Empiezo a tener más cosas claras de tus/vuestros argumentos, me falta saber:

    – por qué hace falta ser tan agresivo con usuarios de bicis que no piensan como tú/vosotros. ¿Realmente hace falta, en algunos casos, insultar, en otros menospreciar a los que no piensan como tú/vosotros?

    Es un placer seguir leyendo argumentos y no insultos. De hecho, no sé cómo no se pone en su lugar a usuarios que piensan como tú/vosotros pero que no saben o no pueden expresarse correctamente. No imagino a ‘carrilbicistas’ o ‘cicleatones’ que se expresarán como algunos por aquí y no se les dijera nada, o no se les acabara ‘moderando’ de alguna forma.

    – si prohibirías/prohibiríais (multarías/multaríais) o no el uso de la bici en la acera en todo momento y lugar.

    En contraposición, para ir aclarando posturas, yo sí prohibiría/multaría el uso de cualquier vehículo motorizado en todo momento y lugar en la acera. Sin embargo, permitiría en todo y momento o lugar el uso de la bici, o los patines, o el monopatín, o las sillas de rueda, en la acera, pero tendrían que saber esos usuarios que ellos no tienen la preferencia en ningún caso, la tiene siempre el peatón, y que deberían guardar una velocidad adecuada y una distancia suficiente para ser capaces de responder a toda circunstancia. Como usuario de acera, todo aquel vehículo sin motor, no me parecería ni una amenaza ni una invasión si se mueve en estas condiciones. Como tampoco me parecen amenaza los carritos de los niños, la gente que corre…

    – si puede haber alguna duda en vuestra argumentación, de que las bicis, dada la política actual, sólo quitan peatones y no vehículos.

    – si es imposible que los usuarios de las bicis noveles, conforme estén más acostumbrados a utilizarlas y vean más cómodo y rápido ir por la calzada, acabarán bajando a ella.

    En estos dos casos, los estudios expuestos no me parecen concluyentes, son muy puntuales y además creo que no se tiene en cuenta las circunstancias de la sociedad actual. Creo que va a pasar como con los pisos, la gente, como está pasando, dejará de comprar coches, porque no se lo pueden permitir y muchos no podrán ir andando, porque estarán demasiado lejos para hacer, a diario, ciertas distancias, con lo que acabarán yendo en bici. Y si se dan cuenta que por la acera es imposible hacer un recorrido casi en el mismo tiempo que en el coche, acabarán bajando a la calzada, no les quedará otra.

    Por no hablar, a corto plazo, de que la política fallida de expansión de la ciudad, de la velocidad real a la que se circula por la calzada, hace que si a muchos ciclistas, que no irían andando, pues las distancias a realizar son, en tiempo y esfuerzo, inviables, se les obligas, en toda circunstancia y lugar, a ir por la calzada o por ningún sitio, acaben prefiriendo, de momento, su coche, de momento.

    Por otro lado, sí que hay cosas que podemos estar de acuerdo:

    – me parece perfecto que se hagan cursos de utilización de la bici para que la gente pierda el miedo y baje al lugar, no que le corresponde, pues esa es sólo mi opinión, sino al que creo que estará más cómodo e irá más rápido.

    Lo de que le corresponde es una creencia basada en una normativa, pero para mí las normas son acuerdos que se pueden cambiar, que se pueden replantear, nunca baso mis argumentos ni en la tradición ni en la legalidad, sino en la justicia o en la lógica.

    – me parece muy bien también que se cambien las políticas de expansión de la ciudad, de apoyo al sector automovilístico e inmobiliario.

    Sigue siendo un placer seguir debatiendo así.

    Me gusta

    1. Te respondo cosas:
      1. ¿Por qué ser agresivo? Hay quien lo considera necesario cuando has intentado las cosas por las buenas y te encuentras a gente cabezona. Yo no estoy de acuerdo, creo que a veces la educación funciona (como se puede ver en esta conversación).

      2. Prohibición de bicis en aceras: Creo que la situación en Madrid es correcta, saber que está prohibido y hacer la vista gorda para las excepciones. Si la cosa se desmadra, acabaremos como en Valencia. Yo prefiero educar antes que sancionar, pero debe primar el derecho del espacio público como lugar de encuentro antes que como circulación ciclista. Creo que es más relevante para la convivencia ciudadana.

      3. ¿Quitan coches las bicis por las aceras? Puede que indirectamente: suponen un trasvase de peatones y usuarios del transporte público (sobre todo el bus). Puede implicar menos usuarios del bus, lo que redunda en mejor calidad de este… si no aprovecha la compañía de buses para reducir frecuencia. Es un arma de doble filo, y la relacción es indirecta, por lo que necesita un estudio serio para demostrarse. Lo seguro es que entre medias habremos hecho más difícil andar por la acera.

      4. ¿Los noveles acabaránn en la calzada? Sí, si no tienen otro remedio y se les ayuda. Pero si el ayuntamiento les dice: “te ponemos carriles-bici, y donde no haya, ve por la acera”, envías un mensaje perverso: “si alguna vez te da la tentación de ir por la calzada, ese no es tu lugar”.

      Me gusta

  20. 1.- No me hagas mucho caso, pero si con educación no funciona, con mala educación directamente es contraproducente. Aquí ha participado gente y he leído blogs en esa línea que lo que provocan es el efecto contrario: división, dogmatismo, enfrentamiento… Si no paráis los pies a esa gente, no se llegará nunca a ningún consenso y no se avanzará nada, más bien se retrocederá.

    2.- Si estamos debatiendo sobre como establecer una norma, creo que no existe la excepción de “hacemos la vista gorda”. Yo no haría la vista gorda con vehículos motorizados, si haces la vista gorda es que no te deberá parecer tan mal, ¿no?
    Por otro lado, no sé la diferencia entre Madrid y Valencia para hacer allí la excepción y aquí no. Yo circulo a diario por Valencia, tanto a pie como a bici, y he tenido más problemas con los coches en la calzada que con las bicis en la acera.
    Por otro lado, la acera no es nunca un lugar de encuentro, es un lugar de circulación. Generalmente de peatones, que son los que deberían tener la preferencia, pero a mí no me parece mal que circulen otras personas a diferentes velocidades, siempre y cuando respeten, que es lo más relevante para la convivencia ciudadana.

    3.- No sé dónde os movéis, pero seguís insistiendo que la bici hace más difícil andar por la acera. Y no es lo que yo veo, a mí la mayoría de ‘cicleatones’ me respetan, me dan preferencia, no me supone ningún problema convivir con ellos, como tampoco me supone ningún problema andar a diferente velocidad que los abuelos, o que los ‘runners’ o que las madres con carritos. Normalmente son los ‘cicleatones’ los que tienen más problemas para ir por la acera, pues lo suelen hacer muy lento, teniendo que tener en cuenta multitud de factores, respetando, dando distancias de seguridad, bajándose y subiéndose de la bici en función del ‘tráfico’ que se encuentran.
    Sí que coincido contigo que se necesita un estudio serio, en muchas ciudades, que no sean puntuales, para saber más sobre si hay o habrá trasvase o no.

    4.- Creo que además de ayuda a los noveles, habrá que poner ciertas condiciones al tráfico motorizado. Los ‘cicleatones’ saben que no peligra su vida en la acera y que tampoco peligra la vida del peatón si tienen algún choque. Sin embargo, los ‘cicleatones’ creen que su vida peligra en la calzada.
    Normalmente el peatón circula a una media de 4/5 km/h, el ‘cicleatón’ cuando lo hace por la acera, no circula mucho más allá de 10/15 km/h. Sin embargo, los coches circulan, en muchos casos, a velocidades superiores a 50 km/h, además, sus vehículos pesan más de 10 veces más que las bicis, con lo que la relación masa/velocidad entre el peatón y el ‘cicleatón’ es mucho más pequeña que la relación masa/velocidad entre el ciclista y el coche. Mientras cambiamos las reglas del tráfico motorizado en la ciudad, ¿no podemos entender que muchas personas circulen con su bici por la acera en vez de por la calzada?¿puede haber un período de transición en que entendamos a los ‘cicleatones’?¿quiénes somos nosotros o vosotros para juzgar a aquellos que piensan que peligra su vida por circular por la calzada? Los coches no quieren atropellarnos, eso es cierto, pero una equivocación, un descuido, un imprevisto tiene mayores consecuencias para los ciclistas en la calzada que en la acera.
    ¿Hay alguna estadística de muertes de ciclistas en la calzada de las ciudades provocadas por vehículos a motor frente a muertes de los peatones en las aceras causada por ‘cicleatones’?

    Me gusta

  21. 1- Completamente de acuerdo. En esa línea trabajo yo.
    2- En Valencia se está multando ya a los ciclistas por ir por la acera. Es decir, el uso puntual no está tolerado, y eso ha sido por el abuso del “cicleatón”.
    Discrepo totalmente con que la acera es sólo un lugar de circulación. Vivimos en una sociedad mediterránea donde el clima propicia salir a la calle a dar un paseo sin rumbo, a “ver tiendas” parándose, retrocediendo, a encontrarse con gente por casualidad y quedarse parado charlando… es un espacio mucho más rico que una simple vía lenta de circulación de personas, y es una riqueza que hay que cuidar, puesto que lograr que las ciudades sean lugares humanos
    3- Todo depende de la cantidad, insisto: un par de bicis educadas no hacen daño. 200 hacen la acera difícil. Si estamos hablando de una calle estrictamente peatonal, igual tiene sentido lo que dices. Pero si estamos hablando de aceras con calzada al lado, hay que tener claro que es el coche lo que hay que moderar, y dejar en paz al peatón.

    4- Vale con tomar medidas de pacificar tráfico en ciertas calles grandes. Pero cuidado, porque esa confianza de que “yendo por la acera estoy seguro” se ha cobrado ya unas cuantas vidas, cada vez que el cicleatón se ha metido en un paso de peatones. Y no porque el coche fuera un imprudente, sino porque esperas a un peatón a 4 km/h, no una bici a 15.

    La estadística a buscar sería muertes (o accidentes) de ciclistas que circulaban correctamente por calzada frente a ciclistas que circulaban pensando que eran peatones. Y por desgracia, de los últimos se dan más casos de los que uno se imagina.

    Me gusta

  22. Sigo respondiendo yo también a los puntos:

    1) Estamos conformes en que lo mejor es tratar de llegar a acuerdos generales entre todas las partes con la mayor educación posible. El mayor problema, en este caso, es que los españoles tenemos una tendencia magnífica a no dar nuestro brazo a torcer jamás, y que si no se acuerda que lo que nosotros pensamos es lo “bueno” y lo demás lo “malo” nos negamos. Pero bueno, aquí al menos lo estamos solventando favorablemente, o eso esperamos todos.

    2) Sobre los de los problemas en calzada con los coches en Valencia, debo decir, por experiencia propia las veces que he ido allí, que en general es la ciudad de España donde peor conduce la gente, en el sentido de que el RESPETO lo parecen haber perdido sin ningún tipo de duda; es justo en esta ciudad donde se ha creado la controversia porque el Ayuntamiento ha decidido que, a golpe de decretazo y sin excepciones, TODOS LOS CICLISTAS QUE CIRCULEN POR LA ACERA SERÁN MULTADOS, no importa lo que estén haciendo (justo en esta ciudad considero que el hecho de que algunos ciclistas circulen por la acera no es nada problemático, más bien al contrario, siempre que éstos respeten la prioridad de los peatones y desmonten de la bici para cruzar pasos de peatones), que sumado a la obligatoriedad de utilizar los carriles-bici donde los hay básicamente invita que a la gente deje de usar la bici como medio de locomoción. Por contra, en Madrid, si circulas por la calzada, la gente respeta mucho más (las experiencias de los bicifindes y los biciviernes del blog “En Bici por Madrid” son la prueba) y por eso es menos común ver a ciclistas por las aceras (de ahí la prohibición vigente en la ordenanza, que básicamente permite que un adulte acompañe a un menor de 14 años por dichas aceras para enseñarle como excepción básica).

    Ahora bien, volvemos al tema de que si existe una circulación generalizada de ciclistas por las aceras, aunque respeten la prioridad de los peatones, éstas acabarán por no poder “soportar” dicha afluencia masiva, creando problemas que, si no se hubieran favorecido esas políticas (crear aceras-bici y carriles-bici contribuye a ello, y ha sido lo más común en los últimos 20-25 años en nuestro país) no existirían. Pero el asunto tiene demasiada enjundia y no se pueden sacar conclusiones “a grosso modo”, así que en este asunto creo que ninguno acabamos de tener la razón “única y verdadera”.

    3) Al menos en mi ciudad, y en todas las que he estado en general (incluida Valencia), cuando yo he sido peatón y había ciclistas por la acera, no sólo no me han dado preferencia de paso ni han amoldado su velocidad a la de los peatones, sino que me han pasado rozando, sin avisar y a toda leche; ahora bien, como en todas partes (también dentro de los conductores, porque estamos hablando de personas) no se puede generalizar, ya que por descontado hay casos que sí que han hecho lo que he negado antes, y por tanto la casuística es tan enorme que resulta imposible analizar caso por caso (pongámonos en el utópico de que los 7000 millones de personas de este planeta tuvieran coche, bici y pies para andar y analizáramos UNO POR UNO las actitudes de cada uno). Lo IDEAL es conseguir educar a todos en el civismo y en el respeto, y así no habría ningún tipo de problema ni por la existencia de ciclistas en las aceras ni por los miedos infundados a circular por la calzada que éstos tienen actualmente (eso es los que ocurre en los países nórdicos, donde los ciclistas circulan indistintamente por carriles-bici, aceras, calzadas, etc. con respeto mutuo entre todos los colectivos). De momento sólo podemos SOÑAR en eso en nuestro país y abogar por alcanzar ese objetivo algún día no muy lejano.

    Sobre lo del trasvase de usuarios, insisto en que incluso para realizar un estudio “serio” habría que analizar caso por caso a cada persona, que son las que deciden en última instancia lo que hacen, y eso a día de hoy resulta imposible; las encuestas no arrojan datos del todo coherentes porque se aplican a datos reales de un número determinado de personas y se extrapolan al resto, y por tanto en nuestro ámbito no sirven demasiado.

    4) Has descrito a la perfección por qué se está generalizando el uso MASIVO de las aceras por parte de los ciclistas: “los ‘cicleatones’ creen que su vida peligra en la calzada”. Si a esas personas se las enseñara a gestionar debidamente su espacio en la calzada, seguramente acabarían por perder ese miedo a que su vida peligre circulando por ella y al final acabarían mejorando su movilidad (porque por la calzada se ahorra mucho más tiempo que por la acera). Está claro que la relación velocidad/masa implica mayor peligro para un ciclista en la calzada que en una acera, negarlo sería una incoherencia, pero si hay un accidente al final los resultados poco importan, pues lo que se pretende es evitar dichos accidentes mediante un respeto y ciudadanía mutuos. Si los ciclistas usan de manera masiva las aceras y no circulan por la calzada, por lógica aumentarán los accidentes ciclista/peatón, a la par que tenderán a disminuir los accidentes ciclista/conductor. Es decir, es una línea de fuego que entra dentro de la famosa Relatividad de Einstein, pues todo depende desde qué lado lo mires, pero al final parece que todo se compensa (si un ciclista circula a 15 km/h en una acera y un peatón a 5 km/h, la velocidad del primero triplica la del segundo, con lo que los resultados de un posible accidente pueden ser extrapolables en cierto modo a que un conductor vaya a 30 km/h y un ciclista a 10 km/h por la calzada).

    Aun así insisto de nuevo: NO SE PUEDE GENERALIZAR. Sobre las encuestas que preguntas, te hablo del caso de Albacete, mi ciudad, el número de accidentes ciclista/peatón ha aumentado un 20% desde que se creó la red de carriles-bici (casi todo aceras-bici, y los que no acaban redundando en ciclistas por las aceras), que casualmente se corresponden con una reducción del 18% en el número de accidentes conductor/ciclista. El mayor problema es que estas estadísticas no se suelen hacer públicas, mucho menos si son detalladas, porque a los medios de comunicación no les interesan (de hecho lo sé por haber ido haciendo yo dichas preguntas en los organismos correspondientes (Tráfico y Ayuntamiento), y más de una vez me han dado largas al ser una persona autónoma que se representa a sí misma (lo que suele pasar a casi todo el mundo)). Los datos son lo de menos: está claro que hablamos de personas en todos los ámbitos (yo soy conductor, ciclista, peatón y usuario del transporte público) y lo que prima sobre todo lo demás es RESPETAR Y HACERSE RESPETAR, que es lo que debemos tener como fin último. Si nos ponemos, entre todos, lo conseguiremos.

    Voy a tener que disculparme por escribir tanto, siento la verborrea. Un saludo.

    Me gusta

  23. 1.- @villaramblas, perdona que te haga un pequeño matiz. Trabajas en la línea de la buena educación, y muy bien por cierto, pero creo que te falta completar lo de ‘moderar’ a los irresponsables y a los maleducados. Son ellos los que, de alguna forma, hacen más difícil el trabajo de llegar a acuerdos y consensos. Entiendo que a las personas educadas les cueste señalar y corregir, pues suelen hacerlo mediante el ejemplo. Pero entiendo también, igual me equivoco, que a este tipo de personas las conocéis y seguro que a una corrección tuya será más difícil que conteste.

    2.- @villaramblas, disculpa que te corrija, pero lo de que en Valencia se está multando por el abuso del ‘cicleatón’ es falso. Es una medida, una vez más con esta alcaldesa, de carácter recaudatorio y populista, atacando al más débil para variar. Podrían hacer lo mismo pero sin sancionar, bajando a todos a la calzada, informando, dando alternativas, pero desde que aprobó la normativa no lo han hecho…

    Por otro lado, estoy de acuerdo en el matiz que incluyes sobre las aceras, pero supongo que convendrás conmigo que no es sólo un lugar de encuentro, también es, en mayor medida creo yo, un lugar de circulación.

    4.- @villaramblas, si estamos hablando del peligro real de la circulación en uno u otro lugar, habrá que hacer la estadística desde el punto de vista del más débil, que es el que corre peligro en uno y otro lugar, no siempre desde el punto de vista del ciclista. Y es ahí donde hay que ver si los accidentes entre peatón y ciclista son más peligrosos que entre ciclista y vehículo motorizado, que va a ser que no.

    @Alberto, los accidentes sí importan para algunos, pues siempre se ponen en el peor caso para elegir ir por un sitio o por otro. En ningún caso los resultados de accidentes pueden ser extrapolables, pues se te olvida tener en cuenta la masa, aunque ambos tripliquen la velocidad del otro…
    Con lo qué que aumenten los accidentes en la acera es una cosa, pero que no existan accidentes mortales en la acera y sí en la calzada, es otra, que algunos lo utilizan para pensarse más de una vez bajarse a la calzada, y yo no les voy a juzgar por ello.

    En cualquier caso, no parecéis tajantes en cuanto a multar en todo momento y lugar a los ciclistas si van por la acera y me alegra. Parece que comprendéis que no es todo blanco o negro, que puede haber excepciones, que la gente aún tiene que madurar bastante… por lo que espero que cambie esa forma de expresarse hacia otros usuarios de bicis, piensen como piensen, porque, como parece, igual no tenéis la verdad absoluta. Me alegra leer que lo que hay que hacer es educar a todos en el civismo y en el respeto, y eso no es sólo para cuando circulas, lo es también para dialogar, intercambiar opiniones, aportar nuevas soluciones, apostar por una solución frente a otra…

    Me gusta

  24. Ningún peatón tiene la obligación de moverse y estar en la acera usando retrovisores para ver por dónde le puede venir cualqier cosa, en este caso un ciclista a 15 Km/h. Ni tiene por qué mirar a ambos lados antes de salir del portal de su casa. Etc. Simplemente, el peatón no prevé que haya ciclistas en la acera.

    Multitud de ciclistas invaden las aceras y no tienen en absoluto en cuenta que tras una esquina puede aparecer una persona que no se espera que al girar aparezca un ciclista a 15 Km/h. Así mismo, tampoco tienen en cuanta que la zona de incertidumbre de un peatón es la más grande que existe entre todos los usuarios de una calle, así como sus movimientos son los más impredecibles. Por lo tanto, para circular en bici por la acera adecuadamente es necesario realizar cursos donde aprender a cómo realizarlo en condiciones de seguridad.

    Posiblemente, ningún ciclista haya matado a un peatón al atropellarlo. Pero sí que le habrá roto un brazo, una cadera, etc. Más grave todavía es si el sufrido es una persona mayor. Si un ciclista rompe un solo brazo a un peatón resulta que va a tener que pagar una indemnización, los gastos sanitarios y la baja laboral, en fin, que tendrá que pedir un préstamo para poder pagar tal cantidad de dinero (ya que mayoritariamente los ciclistas no disponen de un seguro de responsabilidad civil, aunque el seguro, además, no se hará cargo ya que el ciclista está circulando indebidamente). Si el atropello es a una persona mayor le puede causar la muerte fácilmente. Y si el ciclista cae al suelo y no dispone de casco puede morir en el acto al darse un golpe con la gran cantidad muy cercana (por ser un espacio reducido sin distancias laterales de seguridad) de obstáculos, mobiliario urbano, bordillos, bolardos, etc.

    Por otro lado, como dice Villarramblas, otra cosa que está perjudicando gravemente a los ciclistas que circulan por las aceras son los atropellos, donde están muriendo como moscas (sobretodo en Valencia), en los pasos de peatones donde resultan invisibles a 10Km/h para los conductores que circulan por la calzada.

    No insultamos a los ciclistas que circulan por las acera. Criticamos a las políticas que fomentan el uso de la bici por la acera, más todavía cuando estas políticas dicen estar beneficiendo así el medio ambiente o protegiendo al ciclista. También criticamos aquellas políticas que no dan solución a la problemática invasión de ciclistas en las aceras (como en Valencia, yo soy de esta ciudad y es alucinante cómo se ha multiplicado el número de ciclista en las aceras con el servicio público de préstamo de bicicletas). La alcaldesa se ha puesto a multar porque hay vecinos que están alarmados y porque es una buena forma de recaudar viendo la gran cantidad de infractores (si fuera algo anecdótico, como antes, no lo haría). El problema es que no solo el Ayuntamiento no da soluciones, sino que Valencia en Bici propone hacer más carriles-bici, que es el origen del problema que son los que han fomentado la invasión de la acera (por construirlos en ella, por fomentar una lógica peatonal entre los ciclistas, por inyectarles miedo en las calles donde no hay, porque al finalizar el ciclista sigue sin saber lo más básico: cómo circular por la calzada en condiciones de seguirdad).

    La mejor manera de proteger a un ciclista es quitarle los miedos y dotarle de autonomía para circular por cualquier tipo de calle. Actualmente en la ciudad de Valencia ya existe una invasión de ciclistas en la acera, incluso sin estar permitido. Con las multas tan solo se va a conseguir que la gente no use la bici, excepto en los carriles-bici. Cuando finalice el carril-bici los ciclistas tendrán que recoger la bici y continuar a pie o continuar en bici por la calzada sin tener ni idea de cómo gestionar su espacio de dónde ubicarse, de cómo comunicarse con los demás, de cómo señalizar, etc. Todo ello, gracias a las políticas del Ayuntamiento y de Valencia en Bici: el ciclista sigue sin saber lo más básico y, mientras, ¿mejor que los peatones entiendan que el ciclista tiene miedo, que debe compartir la acera con él porque así mejoramos el medio ambiente y conseguiremos que las calzadas se queden vacias de coches? Ummmmmmm, esto no funciona. El resultado lo podemos ver hoy mismo.

    Una buena solución es: en lugar de poner multas a los que van por las aceras que se evite la sanción obligánoles a realizar un curso gratuito (pagado por el ayuntamiento) de conducción de la bicicleta por la calzada. De esta forma se consiguirá que el espectacular crecimiento del uso de la bici que ha habido en Valencia pase de la acera a la calzada con total autonomía. Sin duda, el panorama del tráfico cambiará así por completo.

    Me gusta

  25. Coke, Esgrimes la siguiente ecuación:
    “me ahorro los accidentes de las bicis con los coches en la calzada, al pequeño precio de unos accidentes menores de bicis con peatones”.

    De verdad que deberías de ver los accidentes que tienen las bicis que van por la acera cuando se encuentran con los coches, que no son pocos, de verdad, y que al añadirse a la ecuación hacen que la acera deje de compensar tanto.

    Me gusta

    1. deberías de ver los accidentes que tienen las bicis que van por la acera cuando se encuentran con los coches, que no son pocos, de verdad

      Villarramblas, me parece a la vez conmovedor y divertido el cuidadoso esfuerzo que haces por no poner enlaces políticamente incorrectos…

      Me gusta

    1. un ejemplo muy bueno (…) Se ponen estrictos con no ir por las aceras y la mayoría de los ciclistas ya no saben qué hacer porque nunca se han planteado cosas tan sencillas como ir por la calzada, o incluso bajarse de la bici para atravesar un área peatonal:

      http://www.elmundo.es/elmundo/2011/12/07/baleares/1323251694.html

      La carril-realidad imita a mis chistes:

      http://bicilibre.livejournal.com/95816.html

      Es flipante, pero como ya he dicho varias veces, es imposible poner a los carrilbicistas más en ridículo de lo que se ponen ellos mismos diciendo simplemente las cosas que dicen.

      Otro ejemplo: mencionaba yo hace unos dias lo estúpido y petulante que es el empeño en llamar “via ciclista” y señalizar como tal a cualquier camino o espacio posible, y como eso obedece a la simple necesidad de sentirse importantes que tiene la carril-tribu. Pues, como si me hubiese oído, el Pontifex Maximus de la Iglesia-que-adora-al-totem-sin-cabeza-por-el-procedimiento-de-extirparse-ellos-mismos-los-cerebros publica en su blog un artículo sobre “el carril-bici más al norte del mundo”.

      http://www.copenhagenize.com/2011/12/worlds-most-northernly-bike-lane.html

      Por supuesto, lo que se ve ahí ni es carril-bici ni es ná: es un camino normal. Pero esos descerebrados parecen creer que cualquier espacio sobre el que ruede una bicicleta o es ya bendecido como carril-bici (si no hay coches) o tiene que serlo cuanto antes (sacando a los coches de ahí, claro).

      Cabe aquí mencionar el paralalismo de la estupidez de Mr Copenhagenize con la otra gloriosa estupidez de uno de los carril-mimosines de Madrid, cuando se puso a hablar de las maravillosas “vias ciclistas” en la Isla de Ré, en Francia:

      http://bicilibre.wordpress.com/2009/11/05/deslumbrar-desconcierta-iv/

      Vamos: no me digais que aquí no hay un patrón uniforme en lo que dice esa peña: es que son limitaditos hasta para decir chorradas.

      Están p’allá. De verdad.

      Me gusta

  26. @Juan Carlos I, creo que pintas al peatón como un ser poco consciente. Cuando voy andando y cambio mi trayectoria, miro siempre, no vaya a ser que haya algún corredor con el que me pueda tropezar, cuando voy con mi hijo, vamos aún más lentos, y aún voy más atento con todo.
    Estoy contigo que los ciclistas que no circulen teniendo en cuenta todo lo que dices, deberían ser obligados a hacer un cursillo (no multados), pero sigo insistiendo que los que circulan teniendo en cuenta que los peatones tienen la preferencia, teniendo en cuenta los cruces, los portales, las personas y su imprevisibilidad a mí no me importaría que lo siguieran haciendo.

    No voy a entrar a comparar los tipos de accidente en la acera y en la calzada, parece que en esto sí que pensáis que no hay color. Los accidentes en la calzada pueden ser mortales, en la acera probablemente no.
    Aunque prefiera que los ciclistas circulen por la calzada, hay gente que sí que tiene en cuenta esta ecuación y aunque podrían ser parte de la solución para que los vehículos no circularan a la velocidad que lo hacen actualmente, se contestan que no quieren arriesgar su vida. Y yo no los culpo por ello.

    En cuanto al tema de los accidentes provocados, como decís, por los carriles-bici (todo un eufemismo, pues el accidente lo provocará o el vehículo motorizado que no tiene en cuenta el carril-bici o el ciclista que circula a demasiada velocidad por éste). Sí que puedo entender lo expuesto. Y es una razón más para utilizar en la mayoría de las ocasiones la calzada y una razón más para ir aún más lento por la acera. Pero yo no pretendo debatir esto, a mí lo que me chocaba es que un ciclista quisiera prohibir en todo momento y lugar el uso de la acera y que no comprendiera que hubiese ciclistas que no quieran bajar de ésta y que se insultara y menospreciara a éstos. Porque entendía que la discusión no estaba en que había que ser responsable en el uso de la bici, la usaras donde la usaras, sino que los ‘verdaderos ciclistas urbanos’, que siempre iban por la calzada, eran los únicos que podían ser responsables y que los cicleatones y los carril-bicistas en ningún caso.

    Lo de que no se insulta o menosprecia a los ‘cicleatones’ y los ‘carril-bicistas’ no sé si es una broma u otro eufemismo. Ya sólo los mencionados nombres son un menosprecio en sí. Pero como me deja perplejo esa afirmación, voy a hacer una breve recopilación de lo que no te parece insulto o menosprecio: lacra, instigador, panoli, carril-retrasado mental, estupidez colectiva, no sois nadie, décadas de sandeces, carril-descerebramiento, actitud prepotente y casposa, eres un imbécil, completa vacuidad interna que padeces, ralea de la carril-tribu, necedad y negligencia de los carril-bicistas, carril-tropa nacional, el colmo de la estupidez humana… ¿realmente hace falta que siga?¿así se va a conseguir algo?
    Si los colectivos ciclistas urbanos están divididos, enfrentados, enemistados, ¿a quién beneficia eso?

    Me gusta

  27. @Coke, si cuando andas y antes de cambiar de trayectoria miras, es que has asimilado la presencia de la bicicleta en la acera (incluso a 15 Km/h). Pero que tu lo aceptes no significa que acepte que puedas obligar al resto de vecinos a hacerlo. Y yo me resisto a que esto sea así y no voy a aceptar nunca que la acera se convierta en un lugar donde tenga que estar pendiente por donde me van a venir los golpes. Por favor… Respecto al curso para que los ciclistas circulen adecuadamente… has respondido lo que me esperaba… ¿¿¿¿¿cursos para los ciclistas que quieren circular por la acera????? ¡Vamos hombre! Sería como enseñar a los ratones que están enjaulados a comportarse bien en la jaula. Y ya de paso, tal y como decías, también educaremos a los peatones para que sepan cómo comportarse con seguridad en la acera, para que prevean la presencia de ciclistas detrás de cada esquina. No creas que me escandalizo tanto. Tan solo estás repitiendo el mensaje que ConBici dio en su día. La formación a través de todas las administraciones para que el ciclista y el peatón aprendan a circular por las aceras: “(…) La educación necesaria para poder hacerlo en adecuadas condiciones, es una de las asignaturas pendientes, pero también llegará con la práctica y con adecuadas campañas de concienciación y educación estatales, autonómicas y municipales.” (CONBICI, 23/02/11) http://ciudadciclista.org/4728/curso-de-circulacion-peatonal-para-aprender-a-convivir-adecuadamente-con-los-ciclistas-en-las-aceras-y-pasos-de-peatones/

    A mi tampoco me importa, te vuelvo a repetir, que el que circula por la acera lo haga a velocidad de peatón teniendo en cuenta los cruces, los portales, las personas y su imprevisibilidad. Y, por lo tanto, tampoco me importa que el resto de vehículos también lo haga.

    ¿Cuáles son los accidentes en la calzada? ¿cómo se pueden evitar? Los accidentes en la calzada ocurren en las intersecciones, pero no por alcance por detrás (siempre y cuando el ciclistas sepa gestionar su espacio). Evidentemente también hay otro tipo de accidentes inevitables por parte del ciclista en la calzada debido a despistes o imprudencias… que son los mismos (o incluso menos graves) que los que un motorista puede sufrir. Sin embargo, estos accidentes también ocurren en la acera… ¿cuánta gente ha sido arrollada por un coche mientras esperaban un autobús en la acera o gente que estaba en la propia acera paseando, etc.? No confías en los conductores que pueden verte perfectamente desde varios metros atrás y sin embargo, confías en que estos mismos conductores te van a ver cuando apareces por lugares imprevistos y anómalos (como en las intersecciones con carril-bici o cuando se cruza un paso de peatones a velocidad superior a 10 Km/h)
    Yo tampoco culpo a los que no saben conducir su bici, culpo a las administraciones y a las asociaciones ciclistas que alimentan el miedo en lugar de dotar a las personas de la autonomía suficiente para superar sus miedos y conducir su bici por la calzada.

    Así es, el ciclista que circula por un carril-bici a más de 5 ó 10 Km/h es un suicida o un inconsciente. El otro conductor tiene automatizado que por su derecha no puede aparecer nadie según las normas de tráfico que ha aprendido. Por lo tanto, los culpables del accidente no son ni uno ni el otro, sino aquellos (las asociaciones ciclistas) que piden más carriles-bici en favor de la supuesta seguridad y los técnicos y responsables políticos que los ejecutan. Porque el pobre ciclista cree estar en un lugar seguro y baja la guardia, y el otro conductor no ve a los ciclistas en su campo visual hasta que lo descubre desparramado sobre su coche.

    Comprendo perfectamente que un ciclista no se atreva a bajar a la calzada. Por eso, desde aquí se proponen las políticas que vayan encaminadas a superar estos miedos, en lugar de las políticas que aumentan exponencialmente la sensación de miedo y la necesidad de hacer carriles-bici que siguen multiplicando esa sensación de miedo y, al final, el ciclista se queda enquistado en la acera porque desconoce lo más básico: conducir su vehículo.

    Si los colectivos ciclistas urbanos están divididos no es más que porque cuando proponemos un debate público (no por internet) sobre los carriles-bici urbanos a cualquier grupo ciclista procarril-bici o a los técnicos que se dedican a construirlas, se le ponen los pelos de punta y se nos tacha de indeseables. Estamos tratando desde hace 5 años abrir el debate y nadie quiere escucharnos, nadie quiere saber nada sobre la multiplicación de riesgos que provoca el carril-bici, ni de la prohibición de usar la calzada cuando existe, ni del fomento del uso de la acera que acarrea, ni de la no reducción del uso del coche que conlleva. Los que no quieren abrir el debate son los que están en la élite de la representación ciclista y los que ya han conseguido colocarse medallas por la construcción de varios kilómetros de carril-bici en su ciudad… no quieren volver atrás y reconocer sus errores, tal y como muchos de nosotros los reconocimos en su día cuando incoscientemente también fuimos fieles defensores del carril-bici.

    Por el carril-bici bien hecho (los que se hacen según los manuales existentes para su diseño) no es posible circular en condiciones de seguridad a más de 5 ó 10 Km/h, ni puede albergar a una modesta densidad de ciclistas. Y, además, tenemos la obligación de circular por él (social y legalmente: artículo 36.1 del reglamento y numerosas ordenanzas municipales). Por lo tanto, el que pide carriles-bici está pidiendo la limitación y restricción de mi movilidad. Mientras no tengan en cuenta esta consideración, que no tienen intención ni de escuchar ni de estudiar ni de leer, no podremos avanzar. Ellos que tienen la sartén por el mango seguirán haciendo de las suyas y nosotros a patalear.

    Por último, perdonadme si he estado hablando en plural (nosotros), ya que la gente que escribe en CiudadCiclista lo hace a título individual.

    Me gusta

  28. @Coke, creo que el mejor caso que podemos usar es Japón. La gente es “bastante” respetuosa con los demás y las bicicletas se usan por las aceras con regularidad. No es un tema puntual, hablamos de un 16% de los deplazamientos en Tokio.

    Observa el video que colgué en este artículo donde precisamente criticaba el tema que estamos hablando aquí:
    http://www.enbicipormadrid.es/2011/02/carta-abierta-conbici-por-su-postura.html

    No estamos hablando de ciclistas chulescos o irrespetuosos, pero por un simple tema de ocupación del espacio, últimamente la policía se ha tenido que poner estricta:
    http://www.cyclelicio.us/2011/japan-sidewalk-cycling/

    Aquí otro video que colgó Txarli que acabo de encontrar:

    Se ve que no es gente que conduzca mal. Por lo tanto el problema es otro, por una simple ley de probabilidad, cuanta más gente haya por aceras andando y en bici, mayor es el riesgo de tener esos miles de accidentes. Desde luego, no son graves, pero entiendo que a partir de un límite se socava el derecho del peatón y que inevitablemente aparecen medidas cohercitivas si los ciclistas abusan de las zonas peatonales.

    Lo dicho, no me preocupa el uso de unas pocas bicis en calles vacías, sino el exceso, por muy educado que se sea.

    Me gusta

  29. @villaramblas. Por lo que decís, parece que así es, pero creo que me falta algún dato más. Pregunto sin ironías ni dobles-sentidos:
    – Del total de accidentes en la calzada en los que están implicados ciclistas, ¿cuál es el porcentaje en carri-bici y cuál el porcentaje en otro lugar de la calzada?
    – Del total de ciclistas, ¿qué porcentaje va por la calzada y qué porcentaje va por el carril-bici?

    Es que creo que no se pone en perspectiva esos accidentes y no encuentro estos datos que os pregunto para saber si la siniestralidad es mayor en la calzada, en la acera o en el carril-bici.
    Porque ese dato, creo, sería clave para entender a muchos ciclistas y a ciertos colectivos ciclistas (nunca a los políticos pues tienen ellos en la mano el cambiar las políticas) que, hasta que llegue una situación mejor en la calzada, justifican el uso de la acera y apoyan medidas segregacionistas para
    evitar más accidentes mortales… o no y lo que hay que hacer es mostrarle esas estadísticas y no insultarlos o menospreciarlos.

    Me gusta

  30. (Bueno, Txarli, ahora sí):
    http://bicilibre.wordpress.com/tag/accidentes-carrilbicistas/

    Aquí se recopilan todos los accidentes en los que el ciclista circulaba o bien por carril-bici o bien como si fuera peatón (es decir, asumiendo que no tenía que circular como un vehículo más por la calzada).

    No sé si Txarli tendrá una estadística global, pero recuerdo un simple recuento de los fallecidos en 2009 en España, y del total de 13, 5 no se encontraron datos, 1 fue por calzada y el resto en las situaciones anteriormente descritas. Él podrá informarte mejor.

    Claro, sin datos sobre porcentaje de circulación es difícil hacer cuentas. Podemos tener algo de luz si nos ceñimos al ámbito urbano, que es donde más criticamos esta manera de conducir y donde hay aceras y carriles bici junto a calzadas, para que tenga sentido comparar.
    En carretera, lo normal es que todo el ciclismo sea de calzada, por lo que no hay comparación significativa, y posiblemente los datos sean más favorables a según que tipos de carriles-bici entendidos como vías propias más que como arcenes reservados.

    Sí que hay un buen número de estudios que han medido la siniestralidad del carril-bici en comparación con calzadas urbanas, en casos concretos, arrojándose datos de peligrosidad especialmente alarmantes en los cruces.

    Aquí hay una recopilación de 34 estudios de los últimos 30 años al respecto.
    http://www.cyclecraft.co.uk/digest/research.html

    Aún así, incluso teniendo el dato de número de ciclistas*km recorridos en calzada y en carril-bici, no sería suficiente, puesto que hay dos condiciones más que afectan significativamente a la siniestralidad:
    1. Condiciones exteriores (clima, si es de noche)
    2. Manera de conducir del ciclista.

    Es decir, la seguridad del ciclista no sólo viene por circular por la calzada, sino por saber cómo hacerlo y por ser previsible a otros vehículos. Pero en la calzada el ciclista es más consciente de que tiene que preocuparse del tráfico, y en el carril-bici se desentiende mucho más.

    Me gusta

  31. Sí, desde que Txarli apareció por aquí, visité su blog. Y, no me hagas mucho caso, pero tal como ha hablado por aquí, como trata los accidentes y como se expresa en su blog es un ‘ejemplo’ de cómo entender al que circula por otros sitios que no son los que él piensa que son los correctos.
    Su recopilación es más un anecdotario de cómo no hay que hacer las cosas cuando vas en bici que una recopilación seria con el propósito de intentar cambiar las cosas. Porque reírse de las cosas que hacen mal otros creo que no ayuda.

    En cuanto a los estudios que me enlazas, son todos del siglo pasado y creo que no reflejan los cambios que ha habido últimamente.

    De todas formas, y reescribiendo tu última frase e intentando concluir este diálogo que a mí me está sirviendo para entender parte de vuestro razonamiento diría: la seguridad del ciclista sólo viene, circulando por la calzada o por la acera, sabiendo cómo hacerlo. Por ser previsible a otros vehículos, en la calzada y respetar a los peatones y todas sus circunstancias, en la acera. En estos momentos, el ciclista que circula por la calzada es más consciente porque un descuido le puede costar la vida, y en el carril-bici y en la acera, el ciclista actual, se desentiende mucho más y no lo debería hacer. Es deseable ir eliminando los carriles-bici, permitiendo el uso de la acera en ciertas circunstancias, dotando de mayor seguridad al ciclista para que vaya por la calzada que será donde más cómoda y rápido irá y trabajar para que los políticos hagan más habitables las ciudades.

    Me gusta

  32. Me alegra saber que te parece un buen resumen.

    Ningún estudio es sobre la situación en España y tampoco refleja el aumento drástico de la bicicleta en la ciudad que se ha producido en los últimos ¿3/4 años? aquí. Dices que son “estudios de los últimos 30 años”, pero el más reciente tiene más de 10…

    Era una forma de decir, igual no del todo afortunada, que igual estaban un poco anticuados y que no eran lo que buscaba. Tampoco me hagas mucho caso ahí.

    Me gusta

  33. A la tercera va la vencida. Creo que ya entiendo tu intriga.

    Si es una comparación de la siniestralidad del carril-bici en comparación con la siniestralidad en las calzadas urbanas, puede dar igual que se haya hecho en Sebastopol o en Matalascañas, puede que también de igual el número de ciclistas o incluso el tipo de carriles bicis… o no, no sé.

    Pero cuando me has pasado el enlace, he visto que eran antiguos, que no eran de aquí y he pensado rápidamente que no eran extrapolables, y ahora, tras tu pregunta y mi respuesta (otra vez rápida), me ha aparecido la duda y puede que sí lo sean. Voy a estudiarlos con mayor profundidad.

    Me gusta

  34. Con perdón por interrumpir vuestra civilizadísima conversación: Coke, te hago observar, porque quizá te pase desapercibido, que más arriba hay un comentario de Villarramblas dirigido a ti que ha quedado atrapado por el filtro antispam, y que acabo de liberar.

    Voy a aguantarme la mordacidad y a pasar por alto lo que haces de calificar mi lista de accidentes como “un anecdotario más que una recopilación seria de bla bla bla”. Si estás en plan “estudiar con profundidad”, quizá te interese también este enlace:

    http://bicilibre.livejournal.com/2005/04/08/

    El enlace no va sobre si las vías segregadas son más o menos peligrosas que la calzada, sino sobre algo distinto: sobre si las condiciones objetivas de peligrosidad y accidentes de ciclistas en calles naturales muestran algún indicio de que podrían ser aliviadas con la segregación.

    Y me voy a aguantar, de nuevo, las ganas de acabar con un comentario mordaz. Villarramblas tiene ese efecto sobre mí, aunque quizá luego tenga que decirle un par de cosas a él.

    Me gusta

  35. Un par de acotaciones, para centrar el debate, que son obvias para los habituales de aquí, pero necesitan aclararse para quien entra en este tema por primera vez:

    1. Vías para bicis hay de muchos tipos. Las que se ponen en tela de juicio son los carriles-bici urbanos que discurren en paralelo a una calle, es decir, que desplazan a la bici de la calzada hacia ese carril.

    2. Las críticas hacia ese tipo de carriles son por cuatro motivos:
    a. Seguridad, por un problema geométrico irresoluble en cruces.
    b. Exención de responsabilidad del ciclista, que delega en la infraestructura su seguridad, y se despreocupa.
    c. Deslegitimación, por expulsar a la bici de las calzadas cada vez que hay un carril-bici (a veces sólo de cara al conductor, otras muchas veces también legalmente).
    d. Hay un cuarto motivo que no es intrínseco al carril-bici, pero sí muy común, y es asociarlas a las aceras, de tal manera que ante su ausencia, el ciclista aprende que la acera es su sitio.

    Los dos primeros inciden negativamente en la seguridad. Los dos segundos perpetúan la prioridad del coche frente a otros medios de transporte menos invasivos al no cuestionársele su espacio. Como ves, el tema visto en su conjunto tiene miga.

    P.D. Que yo sepa, el estudio de Txarli es el único que se ha hecho en España al respecto en los últimos años en los que se introduzca la variable del comportamiento del ciclista cruzado con datos de siniestralidad. Sé que existe en otros países y el resultado es siempre alarmante: alrededor del 75% de los accidentes ciclistas serían evitables sólo con que el ciclista hubiera circulado con corrección, aunque los otros vehículos implicados no hubieran hecho lo debido.

    Me gusta

    1. Las críticas hacia ese tipo de carriles son por cuatro motivos

      Bueno, ya que has hecho es excelente resumen, y así a vuelapluma, sin detenerme demasiado para no dejar pasar demasiado tiempo, yo añadiría un quinto motivo de crítica, que tiene quizá una cierta relación con tu motivo b), y que da para mucho más de lo que cabe en un comentario:

      e. Los efectos sociales/políticos venenosos que subyacen a la segregación y que se resumen en la mentalidad excepcionalista: la idea de que “nosotros” (casualmente “nosotros”, qué bien, fíjate tú) tenemos derecho a una serie de privilegios (espacios reservados, prioridades, etc) por ningún otro motivo que simplemente, que somos nosotros, somos ciclistas, somos “sostenibles” y molamos.

      Cada vez más, a medida que queda más y más claro que el alarmismo sobre seguridad no se sostiene, que los argumentos beatíficos sobre ancianitos y niños en bici son bobadas, que las historias siniestras sobre conductores homicidas son sencillamente calumnias insultantes, que los efectos de la segregación sobre el estatus urbano del peatón y de la propia bicicleta son espantosos, lo que queda es sencillamente la clarísima impresión de que en el núcleo de toda la ideología carrilbicista lo que hay es, aparte de una ignorancia generalizada, la determinación absoluta por parte de una determinada tribu urbana de sentirse privilegiados y mejores que los demás.

      Y esa es la parte realmente jodida de este triste asunto. Y sin entender eso, en mi opinión nada de lo que está ocurriendo se entiende.

      Me gusta

  36. Quizá valga la pena mencionar aquí que el punto e) cambia bastante el cuadro de referencia de qué es lo que estamos criticando, que aunque inicialmente era la segregación física (lo que Villarramblas ha descrito como “un carril-bici paralelo a una calle”) inevitablemente tiene que incluir otras formas de supuestas “infraestructuras ciclistas” no necesariamente segregadoras, pero sí claramente excepcionalistas/corporativistas, y pongo algunos ejemplos: ¿es aceptable llamar “vias ciclistas” a las vias verdes, por las que también se puede (o se debería poder) ir de excursión a pie? ¿es aceptable poner un carril-bici en un parque? ¿Es aceptable pintar de rojo y llamar “vias ciclistas” (expulsando de ellos por tanto tácita o expresamente a los viandantes) lo que son simplemente, hablando en castellano viejo, caminos de toda la vida? ¿es aceptable que se construyan “vias ciclistas” en lugares donde los peatones sufren barreras insuperables a su desplazamiento?

    El problema de cultura y política ciclista empieza en la segregación, pero no acaba ni mucho menos ahí. El activismo segregacionista es una manifestación de la mentalidad excepcionalista, y esa mentalidad nos está convirtiendo a los ciclistas en un problema y un veneno para el futuro de la convivencia urbana.

    Me gusta

  37. Coke, Villarramblas y Txarli, habéis hecho un magnífico resumen en el que queda muy claro cuál es la postura que se defiende desde este blog. Hablando se entiende la gente, pero por internet es mucho más difícil.

    La asociación de los términos carrilbici y bici ha hecho que a las personas les parezca extraño que los ciclistas no queramos carril-bici. No lo entienden. Me encuentro con gente que lee el cartel de mi bici “carril-bici no” que cree que estoy de cachondeo, que es una ironía, etc. Incluso me encontrado con algunos que, desde su coche y yo montado en bici, me han dicho: “Si no quieres carril-bici… entonces… ¿qué quieres? ¿qué vayamos todos en coche?”

    Para más información para Coke, le enlazo el documento de La falsa seguridad del carril-bici urbano: http://es.scribd.com/doc/7327622/La-falsa-seguridad-del-carril-bici-urbano en el cual, desde Biciescuela Granada http://biciescuelagranada.blogspot.com , describimos con más detalle los aspectos técnicos por los cuales el carril-bici multiplica los riesgos y cómo conduciendo adecuandamente la bici por la calzada se evitan estos problemas.

    Saludos y muchas gracias a todos.

    Me gusta

  38. @Txarli, en la búsqueda de datos me había encontrado con tu estudio. Es una pena que la DGT no refleje el porcentaje de usuarios de bicicleta, ciclomotores, motocicletas, coches, camiones, autobuses… sería clave para poner todo eso que dices en perspectiva. En cualquier caso, sin querer volver a empezar y leyendo el último informe de la DGT sobre accidentes en zona urbana (http://www.dgt.es/was6/portal/contenidos/es/seguridad_vial/estadistica/publicaciones/accidentes_urbana/accidentes_trafico002.pdf) que es de 2009, los ciclistas muertos y heridos graves siguen siendo prácticamente los mismos desde 2003, pero el aumento es considerable en cuanto a heridos leves. No es así en cuanto a peatones, que cada vez hay menos accidentes, menos heridos y menos muertos. Además, aparece el dato que ningún peatón murió por atropello provocado por bicicleta y que los accidentes entre ciclista y peatón suponen un 3% del total.
    ¿Qué quiere decir esto? Pues muy poco porque falta lo mismo de siempre: porcentaje de usuarios de bicicletas respecto a otros vehículos, pero sí que parece que se confirma una cosa: no hay accidentes mortales entre peatón y ciclista y sí entre ciclistas y vehículos a motor.
    Con lo que habrá que, creo yo, seguir entendiendo y respetando, a los ciclistas que usen la acera y lo hagan con responsabilidad, porque aunque las probabilidades sean bajas, existen.

    En cuanto a la quinta razón, creo que equivocas la dirección, porque ser ciclista no es ser nada en concreto. Ciertas conductas son las que deben privilegiarse y ciertas conductas no. Es decir, las personas que circulen en bicicleta tendrán una serie de derechos diferentes, por sus circunstancias especiales, por que son más deseables que otros vehículos, porque provocan menos accidentes, contaminan menos, creo yo, al del resto de conductores que circulan con vehículos motorizados, así como las personas que circulan andando, que aún provocan menos de todo lo que comentaba, tienen una serie de privilegios diferentes al de los que lo hacen en bici o en coche.
    Entiendo la manía de no creerse por encima de otros, pero no eres tú ni nadie el que está por encima de otros, son tus prácticas las que estarán por encima o por debajo en cuanto a privilegiarse o no respecto a otras prácticas.

    Lo que no puede ser es lo que se supone que es un privilegio para ciertas prácticas: el carril-bici, provoque el efecto contrario, es decir, que haya más accidentes. Pero entiendo que, con una serie de limitaciones, los ciclistas pueden ir por la acera. Algo que desde que empecé a hablar con vosotros y leyendo éste y otros blogs en la misma línea, era lo que más me chocaba, no sólo por las formas (que también) sino por el fondo.
    En cualquier caso, parece que no es así, que entendéis más de lo que pensaba a los ‘cicleatones’, no a los que abusan de la acera, sino a los que lo hacen de forma responsable porque, por lo que sea, no quieren bajar aún a la calzada, que aunque a veces fallen las formas, el trabajo va en la línea más razonable para la práctica ciclista, es decir, dotar de seguridad, eliminar los carriles-bici, fomentar el uso responsable…

    Me gusta

  39. Lo chungo de todo esto es que el debate de las bicicletas por las aceras en realidad no existe, es un debate completamente falso, y que ha sido creado de forma artificial por los intereses muy concretos de la élite carrilbicista.

    Plantear la legalización de la circulación por las aceras es, sencillamente, una enorme burrada, que surge en este país no por casualidad, sino por unas circunstancias muy concretas.

    Existen poderosas razones que explican porqué las aceras no son un espacio idóneo para la circulación ciclista generalizada.

    Tu problema, coke, es creer que para plantear un “debate” (y por extensión para poder exigir ser recibido ese supuesto “debate” con el debido “respeto”), basta con llegar de nuevo a un sitio y plantear cualquier soberana estupidez. (Y nuestro problema, el de todos, como ciclistas, y como urbanitas en general, es que hay unos señores que te han estado haciendo creer a ti y han estado haciendo creer a mucha gente que la estupidez de las bicicletas por las aceras va en serio y tiene algunos mínimos visos de inteligencia y de razonabilidad.)

    No los tiene. Las bicicletas por las aceras son un verdadero disparate.

    Si las bicicletas llevan ciento y pico de años sin circular por las aceras es por unas muy buenas razones, que nadie ha podido rebatir con fundamento.

    Por eso, comprenderás que muchos no sentimos en absoluto la más mínima necesidad de buscar ningún “consenso” con los que se dedican a plantear estupideces y las mantiene en el tiempo contra viento y marea.

    La bicicleta se inventó hace ciento y pico años y hoy no existe ningún debate sobre porqué las ruedas de la bicicleta son redondas y no hexagonales. Si a algún ingenuo se le ocurre plantear ahora la generalización de la rueda hexagonal, lo que se plantea no es un “debate”, lo que se plantea es sencillamente una explicación. Se informa al despistado de porqué las ruedas de la bicicleta son, siempre han sido, deben ser y, probablemente, seguirán siendo, completamente redondas y la explicación normalmente no dura más de medio minuto, el tiempo normal que, como mucho, tarda una persona normal en enterarse. Y no existe ninguna necesidad de buscar ningún “consenso” para alumbrar “entre todos” la rueda octogonal.

    Si alguien no quiere enterarse de la explicación de porqué las ruedas de la bici son redondas, el problema es solamente suyo, su problema tal vez sea cognitivo, tal vez psiquiátrico, o a lo mejor es simplemente que no le sale de los cojones enterarse, porque tiene ciertos intereses superiores (su encoñamiento con la segregación ciclista por ejemplo) que hacen que le salga a cuenta hacerse el loco y promover y difundir la parida de las bicicletas por las aceras.

    Por tanto, reitero, SI, como ciclista, como bicicletero, como urbanita, con todas las letras: los cicleatones son una auténtica lacra, el tonto de la bici que va por las aceras es el tonto de la bici que va por las aceras (según los geniales retratos del cicleatón ibérico que Ignacio Ruiz Quintano magistralmente captó para el ABC y que personalmente comparto:

    http://www.abc.es/hemeroteca/historico-29-01-2010/abc/Madrid/tonto-de-bici_1133398956547.html

    http://www.abc.es/20100601/madrid-madrid/ciclistas-militantes-20100601.html)

    Y, finalmente, sin duda, los sinvergüenzas de Conbici que han estado reivindicando reciéntemente la legalización de la circulación ciclista generalizada por las aceras en este país son exactamente eso, unos auténticos sinvergüenzas.

    Me gusta

  40. Efectivamente, después de 52 comentarios, no ha servido para nada la charla. Al menos para @Cook.

    Ya lo decía @Juan Carlos I que por internet es más difícil entenderse… ¡¡¡y más con semejantes argumentos!!!

    En tus más de 30 líneas el único razonamiento aportado es que las bicis han ido desde siempre por la calzada. Y punto. Y lo comparas con que las ruedas son y serán siempre redondas. Y te quedas tan ancho.

    Entiendo @Cook que no te has leído todo, que era demasiado largo y que para qué leer las preguntas y respuestas del pobre novato que entra nuevo en un sitio y osa preguntar.

    A ver @Cook, no, las bicis no han ido siempre por la calzada. Desde que tengo uso de razón he visto bicis por la acera y nunca he tenido ningún problema con ellas y, si se comportan de forma responsable, seguiré sin tenerlo. No aspiro ni aspiraba cuando inicié esto a llegar a ningún consenso, sólo quería saber si existe algún argumento sólido para prohibir en todo momento y lugar el uso de la acera (algo que a mí me parecía del todo incomprensible), o si solo era un dogma de fe de los ‘verdaderos ciclistas urbanos’. Por lo que he leído, por lo expresado, parece que no, que es justificable en ciertas ocasiones y con la debida responsabilidad el uso de la acera.

    Aunque ahora llegues tú, después de 52 comentarios, a volver al inicio del diálogo no tengo problema en que volvamos a empezar, si soy digno de ti, claro. Prometo que en ningún caso te trataré ni como ignorante, ni como manipulado o loco. Lo siento, la culpa la tiene Kant y su imperativo categórico.

    Me gusta

  41. A ver @Cook, no, las bicis no han ido siempre por la calzada. Desde que tengo uso de razón he visto bicis por la acera…

    Una cosa es ver bicis por la acera y otra una circulación masiva de bicis por la acera o incluso minoritaria de adultos que circulan durante kilómetros sin bajarse de la acera nada más que para cruzar por los pasos de peatones (lugar donde ocurren los accidentes mas graves de los llamados cicleatones), algunos de los cuales veo mes tras mes sin que cambien de comportamiento.

    Si hacemos esa acotación, yo también he visto siempre bicis en la acera (sobre todo críos haciendo el garrulo) pero lo que no he visto (al menos en las ciudades que conozco y no cuento entre ellas a Valencia porque solo he ido 7 u 8 veces) hasta hace apenas unos años (en Madrid ocurre desde hace un par de años hacia acá) es esa circulación masiva por las aceras y esos adultos que no se bajan de las aceras ni aunque la calzada se encuentre vacía y completamente pacificada y, si en esas circunstancias les haces algún comentario, por muy educado que seas o te mandan a la mierda o se acuerdan de toda tu familia.

    Me gusta

  42. Efectivamente, coke, no pienso argumentar nada, ya te he explicado (en parte) porqué.

    Me limito a constatar que existe otro punto de vista diametralmente opuesto a lo que tu consideras “normal” sobre la circulación por las aceras, para que lo proceses – si quieres- junto a tu experiencia y opinión anteriores sobre este tema.

    Hasta ahora tu mapa mental parece que se limitaba a tu experiencia de ver a algunos ciclistas por las aceras. Dices que creías que eso era lo “normal”. Aunque, como sabes, ir en bici por la acera estaba prohibido, había unos señores (la banda de Conbici) que, yendo de majetes y dándose a sí mismos tratamiento de “representantes” de los ciclistas, se han dedicado en el último año fundamentalmente a reivindicar la legalización de las bicicletas por las aceras. Supongo que esta imagen de nuestros supuestos “representantes” no haría sino reforzar tu creencia anterior (y la de mucha gente) de que ir en bici por la acera es un comportamiento “normal”, que la legalización de la circulación ciclista generizada por las aceras es algo “lógico”, algo propio del “progreso” y la “sostenibilidad” y bla y bla y bla.

    Pues ahora puedes completar por favor tu mapa mental añadiendo a esa la estampa los siguientes ingredientes:

    1. Unas masas de peatones crecientemente cabreados increpando a los cicleatones (e.j. estampas de Ignacio Ruiz Quintano en abc).

    2. Unas autoridades que no solo no han aceptado la legalización de las bicicletas por las aceras, sino que están comenzando a sancionar a los cicleatones a golpe de multa. Valencia no es la única ciudad que de la que están saliendo noticias en esta onda.

    3. Unos compañeros ciclistas que denunciamos el cicleatonismo como una lacra carca y retrógrada, como una conducta anti-social y peligrosa, y que consideramos (o yo considero personalmente) que la banda de Conbici se ha portado con auténtica caradura y desvergüenza por haber reivindicado la circulación ciclista generalizada por las aceras (y de hecho, como sabes, Conbici ha dado a entender reciéntemente que – tras arduas deliberaciones – han tenido que rectificar su posición, aunque yo personalmente no me lo creeré hasta que vea qué es lo que van a hacer cuando haya nuevo gobierno y qué es lo que piden exactamente para poder acabar con la lacra cicleatonal ante la modificación prevista del Reglamento de circulación).

    Pues hala, esto es lo que hay.

    ¿Te sorprenden esas reacciones? ¿Tenemos derecho a cabrearnos? ¿Es “normal” que la gente esté cabreada?

    Pues yo ahora, como tú antes, y como el bueno de Mourinho, te dejo con las preguntas para que te busques por ti mismo – si quieres – las respuestas:

    – ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?

    Me gusta

  43. @Chuparuedis, no es esa la cuestión sobre la que tenía dudas. El que hace uso irresponsable de la acera no me gusta a mí tampoco, como el que hace uso irresponsable del teclado y su capacidad de escribir. Es en otras circunstancias (por poner un ejemplo pero pueden no ser tan extremo: circulación por encima de 50 km/h, 4 ó 5 carriles con mucho tráfico, aceras anchas y vacías…) si se entiende que algún ciclista pueda utilizar la acera. Sólo eso.
    Y es en esas circunstancias o similares donde he visto muchas bicis en la acera y ni me ha parecido extraño ni reprobable, siempre y cuando hagan uso responsable de su bici, tengan en cuenta que los peatones tienen la preferencia, que son más imprevisibles y que hay muchas circunstancias que hacen a la acera un lugar poco adecuado para transitar.

    Me gusta

    1. @Chuparuedis, … circulación por encima de50 km/h, 4 ó 5 carriles con mucho tráfico, aceras anchas y vacías…) si se entiende que algún ciclista pueda utilizar la acera. Sólo eso.

      La pega es que ese “concepto” de ‘sólo’ es aplicable a las características del viario. Pongo el caso de Madrid, que hasta hace nada decían que era la peor ciudad de Europa para circular en bici (por lo visto Valencia y otras son mucho peores) resulta que SOLO tiene unas pocas calles donde se dan las circunstancias que describes (finas ironias aparte de nuestro alcalde al llamar calle 30 a un anillo de circunvalación, aunque esté limitado a 80) y este pequeño número de calles tienen alternativas para los ciclistas mas nóveles representadas en el plano de calles tranquilas de Villarramblas.

      Como bien sabes con un mínimo de formación se puede circular perfectamente y con seguridad por esas calles (la coña de la Calle ’30 no es válida pues fue un truco de magia de nuestro alcalde para evitar ciertos informes sobre esta autopista de circunvalación), me olvidaría de esta realidad e incluso me pondría una venda en los ojos, si no fuese por que a los mismos cicleatones que veo circulando por las aceras de esas cuatro vías rápidas que tiene Madrid, no los viera también circulando por las aceras de calles sin tráfico, con un solo carril y donde físicamente los automóviles no pueden circular a más de 30km/h. Y lo peor, es que a las mismas personas que veía hace un año circulando por las aceras de callejuelas las sigo viendo actualmente circulando por las aceras de esas callejuelas. Creo que la mayoría de los habituales de este blog, hemos sentido la satisfacción de ver como a cualquier persona que se ha dejado que le demos unas nociones de como circular en bici por la calzada, han adquirido plena autonomía para circular con seguridad por la calzada y en pocas semanas, es por esto que por mucha empatía que queramos tener se hace muy difícil aceptar la circulación por las aceras si no es una excepción, y las circunstancias que planteas para mi no suponen esa excepción y menos cuando en una de mis rutas habituales me puedo encontrar con no menos de 30 ciclistas circulando por las aceras.

      Todo esto intentando ser moderado y olvidándome que considero el espacio del peatón sagrado y que bastante espacio se le ha restado ya en las ciudades recluyéndolo (nos) en las aceras.

      Me gusta

  44. @Cook, que esté prohibido no quiere decir que sea justo. Las leyes cambian, no son dogmas. Además, en según que circunstancias (hay carriles-bici que están en la acera, en las calles peatonales también se puede circular) no está prohibido.

    Ya he dicho que no me parece normal, como norma, circular por la acera. Pero que haría alguna excepción en según que casos. Puedo volver a poner ejemplos también.

    Por otro lado, no sé qué ´mapa mental´ te has hecho sobre mí, pero no sé qué es Conbici. La única asociación que conozco de ciclistas urbanos es Valenciaenbici y no sé qué reivindican y qué no. Ya ves el novato no tiene idea de nada.

    Siempre me sorprende la malaeducación, la falta de comprensión, los que increpan, los que hacen cabrear al otro con su falta de atención, sea andando, en bici o al hablar.

    Me gusta

  45. Es típico del pensamiento afín a los colectivos ciclistas agrupados en torno a Conbici que han estado reivindicando el carrilbici y la acera (como otra cara de misma moneda) su comportamiento fariseo: van por la vida dándose grandes golpes de pecho, acusándonos a los demás de que la calzada que nosotros reivindicamos como espacio natural e ideal para la bicicleta es un lugar solo para machitos (ojo: a día de hoy, esto es todo un insulto), y que hay que ser comprensivos como son ellos porque ellos defienden los derechos de los niños, de los abuelos, de los pobres de espíritu y quienes tienen hambre y sed de justicia, de las mujeres bla bla bla y música celestial.

    A la hora de la verdad, pregunta por favor en las asociaciones de peatones (lamentablemente, muy escasas)qué piensan de las bicis por las aceras; pregunta en las asociaciones de personas con diversidad funcional y en las asociaciones de mayores; pregunta por favor en la ONCE; pregunta en los centros de interpretación de los parques y jardines; pregúntales por favor todos que que opinan de la lacra de los cicleatones.

    Están hasta el puñetero moño de los cicleatones.

    Pero a la hora de la verdad, cuando de repente la bici se ha puesto otra vez de moda en la ciudad y les ha llegado a esta gente su minuto de gloria y su oportunidad de poder abusar de los más debiles de la ciudad, han decidido aprovecharlos a tope.

    Pastorean a un tipo de usuario de la bicicleta que se siente abusado en la calzada y la solución genial que han decidido ofrecer a ese ciclista que siente abusado en la calzada es que pase a ser un ciclista abusador en las aceras.

    Sencillo pero práctico.

    Y leña al mono que es de goma.

    Me gusta

  46. Sin compartir el cabreo de Cook, si pongo énfasis en los riesgos derivados de una legalización puntual de las aceras para las bicis. Como vien dices, Coke, la ley de tráfico no tiene porqué ser una verdad universal, se puede cambiar.

    Sin embargo, en los ejemplos que comentas (acera donde se molesta poco, calzadas donde el tráfico es agresivo), ese entendible uso de la acera supone olvidarse del problema principal: la agresividad de la conducción y del tráfico. ¿Por qué querría un ayuntamiento tomar medidas de verdad, como la pacificación, si tiene unas buenas aceras en las que meter las bicis sin tocar el tráfico?

    Sé que tú hablas de temas puntuales, no de leyes generales, pero esa posibilidad en manos de un ayuntamiento ha derivado en aberraciones. Se han metido las bicis en la ciudad a costa de tocar las narices al peatón, y dejando al coche en su posición dominante. ¿Lo ves justo?

    Las aceras han servido a los ayuntamientos para escurrir el bulto del tráfico, queriendo apuntarse el tanto de la movilidad sostenible sacando bicis, pero sin haber afectado al número de coches que entran en la ciudad.

    En resumen, aunque pueda entenderse un uso puntual de la acera, es un arma muy peligrosa en manos de un ayuntamiento excesivamente amigo de los coches.

    P.D: Respecto a los comentarios que hace Cook, te pongo en antecedentes, para que sepas de qué habla:

    1. Los viandantes se alarman tras conocer el borrador de la DGT que permitiría bicis en aceras de 3 metros.
    http://www.enbicipormadrid.es/2011/02/asociaciones-peatonales-se-oponen-que.html

    2. Es la oportunidad de Conbici (coordinadora de asociaciones ciclistas a nivel ibérico) de decir claramente que es el coche lo que hay que regular, ganándose el apoyo de peatones. Pero en su lugar publican esto:
    http://www.bacc.info/content/view/871/169/

    3. Aquí publico mi opinión en una carta abierta a Conbici:
    http://www.enbicipormadrid.es/2011/02/carta-abierta-conbici-por-su-postura.html

    4. En última asamblea, rectifican y borran su anterior comunicado:
    http://www.enbicipormadrid.es/2011/11/conbici-rectifica-y-apuesta-por-el.html

    Si esto se convierte en una guerra por el espacio de las aceras, mal vamos.

    Me gusta

  47. Por otra parte se olvida de un hecho importante y es que el principal problema de los peatones en las ciudades es que están (estamos) recluidos en las aceras. Si bien los que producen el daño son los automóviles, no es menos cierto que la mayoría de los atropellos de peatones es causa directa de la segregación de estos en aceras de modo que son invisibles y condiciona una circulación perversa en la calzada al ignorar al peatón, pues este al encontrarse segregado se da vía libre y “patente de corso” a los usuarios mas fuertes de nuestras vías. Si encima metemos en la ecuación a los cicleatones el desastre está servido. Estos vídeos son dos ejemplos de casos de suicidas que me encuentro en las calles, los he podido grabar porque llevaba la cámara encendida al estar grabando algún vídeo del tipo que aparece en el último enlace, viendo esto claro que las aceras son seguras, los accidentes ocurren en la calzada…

    …de los pasos de cebra y si no hay mas es porque afortunadamente los enegúmenos al volante son una minoría en contra de lo que quieren hacer creer el grueso de cicleatones que se empeñan en circular en su “mundo feliz” por las aceras…

    Cicleaton: como si no hubiese un mañana from Chuparuedis on Vimeo.


    http://ciudadciclista.org/3244/mitos-y-leyendas-carrilbicistas-la-castellana-esa-avenida-vetada-a-la-bicicleta/

    Me gusta

  48. Efectivamente, promover las bicicletas por las aceras es doblemente inmoral.

    Supone, en primer lugar, una agresión al eslabón más débil en la ciudad que son los peatones. Pero es inmoral también porque se vende como una panacea, como una forma de proteger al ciclista “débil”, para que vaya “aprendiendo”, y la realidad es que se está engañando miserable y vilmente a ese ciclista “débil”, porque las aceras son en realidad un espacio peligroso para circular en bici (como bien sabe o debería saber la banda que ha estado reivindicando en “representación” de los ciclistas la circulación generalizada por las aceras).

    Nadie te obliga a circular en bicicleta por donde no te sientes preparado para circular. Si hay una calzada que te parece peligrosa, tranquilamente pie a tierra y a caminar con tu bici por la acera. Todos lo hemos hecho cuando estábamos aprendiendo a circular en bici.

    ¿Quién está siendo más verdaderamente “respetuoso” con el cicleatón? ¿La banda de “representantes” ciclistas que incentiva (mediante el engaño de ocultar sus riesgos) la reconocidamente peligrosa conducta de circular en bici por las aceras? ¿O quienes denunciamos el engaño y avisamos al cicleatón de que la está cagando y de que va camino de partirse la crisma más pronto que tarde?

    Estos son los riesgos de ser cicleatón – en seg. 20 y ss – , para poner un poco de precisión en las palabras del clásico panfleto de desinformación periodística que mezcla a churras con merinas y a cicleatones incompetentes con ciclistas responsables.

    Me gusta

  49. @Coke, el ejemplo que pones (circular en bici por la acera ancha y vacía en una calle de 4 ó 5 carriles con mucho tráfico a más de 50 Km/h) es como analizar el comportamiento de los cicleatones en un laboratorio (si me permites un detalle, un vehículo no puede alcanzar por el mismo carril más velocidad que la del vehículo que tiene delante, en este caso una bici -perfectamente 20Km/h en Valencia- (siempre y cuando el ciclista sepa gestionar su espacio). Además, con mucho tráfico no es posible circular a más de 50 Km/h -la velocidad media de un coche en la ciudad en horo punta no supera los 20 Km/h-).

    Como decía Chuparruedis, la profileración de ciclistas en las aceras están siendo problemáticas en aceras estrechas y en calzadas vacías. No puedo asegurar a ciencia cierta que sea ese mismo ciclista que pones como ejemplo el que vaya molestando por aceras estrechas o abarrotadas de peatones, aquello que puedo ver diariamente en la ciudad de Valencia y que ha aumentado exponencialmente con el uso de las bicicletas públicas y con la creación de muchos kilómetros de carril-bici de doble sentido. Por todo ello, yo no critico a ese ciclista miedoso, sino a aquellos que quieren dar respaldo legal a aquellos que quieren seguir por ellas, a aquellos que no apuestan por políticas que potencien la autonomía del ciclista en cualquier calzada de la ciudad.

    No dudo del miedo del ciclista que no sabe circular en ese tipo de calles que has mencionado por lo que puedo entender que circule por ahí (ya que nadie le ha dado la oportunidad de aprender). Sin embargo, ese mismo ciclista podría circular perfectamente por la calzada, yo mismo que no soy ningún atleta circulo por esas calles y por esas rotondas de Valencia sin problemas. Estuve varios años fuera de la ciudad, estuve en una ciudad de calles estrechas, y volver a ella para circular por esas avenidas de varios carriles, donde podían adelantarme por el resto de carriles, es una gozada. De hecho, me es mucho más problemático circular por calles de un solo carril en el cual el conductor de atrás no tiene espacio para adelantarme cuando yo voy más lento.

    Tampoco puedo saber si ese ciclista que tiene miedo tiene interés en superarlo, según mi observación creo estar viendo que la gran mayoría no tiene ningún interés sino que quiere que le den un nuevo derecho y, como tal, significa una pérdida de derechos (o modificación de las condiciones) para los peatones.

    Creo que hablas de las recientes avenidas a las afueras donde describes la circulación por las aceras. No sé si miramos a lugares distintos, pero yo donde he visto muchas bicis en las aceras es en las calles y avenidas centricas llenas de peatones, en mi barrio, en las cercanías de los carriles-bici y del río.

    Según el comportamiento que describes que debe tener el ciclista en la acera no es más que circular a velocidad de peatón, nada más. Por lo tanto, ir montado en bici en estas circunstancias no es que sea reprobable, sino que está haciendo el tonto: es muy incómodo. Porque para circular en bici por aceras anchas (5 ó 6 metros) y vacías no es necesario ir a velocidad de peatón, puedes ir muchísimo más rápido sin problemas, en esas avenidas de las afueras no hay nadie andando. Pero ya digo, esto no es de lo que estamos hablando, sino de que ese mismo ciclistas puede ser el mismo que en el resto de calles también está molestando en el resto de las aceras y no se le da políticamente la oportunidad (o no quiere él mismo) para aprender a circular por la calzada.

    Y, además, como bien dice Villarramblas ¿por qué querría un ayuntamiento tomar medidas de verdad, como la pacificación, si tiene unas buenas aceras en las que meter las bicis sin tocar el tráfico? política en la que como complice está participando ConBici.

    Me gusta

  50. Siempre he dicho que mi pueblo toledano de apenas 2000 vecinos tiene mas de 200km de carriles-bici, donde es fácil encontrar a gente en bici y mas pisapraos de los deseables destrozando el monte con sus derrapes, y esto a pesar de las cuestas o quizás debido a estas. Muchos de estos caminos, perdón, muchos de estos carriles-bici tienen un cartel con la prohibición del paso de vehículos a motor.

    Muchos tienen el nombre de carril por ser de un ancho mínimo para el paso de una carreta de bueyes donde sin embargo un coche no saldría intacto, seguramente habría que sacarlo con un pascuali o un tiro de bueyes.

    En contraste con el pueblo germano del que soy natural, donde además de destrozar muchas de sus calles con enjendros segregacionistas para bicicletas han cambiado en los últimos 20 años el estatus de muchos los caminos de toda la vida a carriles-bici, muchos de esos caminos ya estaban pavimentados con cemento o asfalto cuando era crío porque al ser una zona muy lluviosa y donde nevaba bastante se hacían unos barrizales impresionantes.

    Me gusta

    1. Carril-bici de coexistencia con tráfico a motor, podríamos llamarlos. En Madrid hay alrededor de 10.000 km. Bastaría con poner unas señales con unas bicis para dejarlo claro.

      ¿Para dejarlo claro a quien, Villarramblas?

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s