[Granada] Plan de movilidad del Hospital Virgen de las Nieves

FUENTE: Ideal (27 julio 2011)

Sara Sanbonmatsu acude en bicicleta cada día a su trabajo, en el hospital Virgen de las Nieves, desde el barrio granadino del Realejo. Una vez terminado el trayecto, una tarjeta le permite guardar la bicicleta en la misma entrada del hospital, en una jaula de hierro controlada por una cámara de vídeo.

Esta jaula, a disposición de todos los empleados que la soliciten, es sólo uno de los beneficios que el plan de movilidad del Hospital Virgen de las Nieves pone a disposición de todos los trabajadores que se registren a través de la web.

Pero esta no es la única ventaja. Este programa consta de todo tipo de recomendaciones de gran utilidad para todo aquel que desee cambiar su medio de transporte habitual por uno catalogado como “sostenible”. Desde cursos de conducción de la bicicleta por la calzada en condiciones de seguridad e información sobre las mejores rutas para llegar en bici desde los municipios del área metropolitana, hasta puntos de encuentro para los que quieran ir andando.

Juan Raya, coordinador de movilidad del complejo hospitalario, ha sido el encargado de organizar este proyecto. En primer lugar encargó a una consultora “un diagnóstico para ver la situación en materia de movilidad del hospital”. Posterior a este informe, presentó un documento a través del cual consiguió la subvención por parte de la Comisión Europea de una serie de fondos de desarrollo regional (Feder), así como de la Junta de Andalucía, para comenzar a realizar un plan de movilidad donde la bicicleta ha sido la gran protagonista.

Juan Raya, usuario habitual de este medio de transporte, acude cada día al hospital Virgen de las Nieves desde Huétor, motivo por el cual, conocía en primera persona las necesidades que pudieran tener el resto de usuarios de este medio de transporte. No dudó en ofertar un curso de conducción para los trabajadores del hospital para que obtuviesen mayor seguridad a la hora de realizar los desplazamientos. Por otro lado y ampliando los conocimientos del curso, puso en marcha un blog con las mejores rutas desde los todos los municipios del cinturón de la capital hasta el Virgen de las Nieves.

La construcción de un conjunto de jaulas para guardar la bicicleta durante la jornada laboral ha sido otro de los grandes logros. Las jaulas, ubicadas en la puerta del edificio de gobierno del hospital, están vigiladas por una serie de cámaras, así como cerradas para todo aquel que no esté registrado en el plan de movilidad.

Aparcamiento de bicis contra el robo, el vandalismo y la intemperie en el Hospital Virgen de las Nieves

La tranquilidad que produce a los trabajadores dejar sus bicicletas en un punto seguro ha sido uno de los motivos por los que, en tan sólo nueve meses, el número de usuarios registrados que van en bicicleta a trabajar ha alcanzado un total de 143. “Algunos vecinos del barrio me han llegado a pedir que les guarde la bicicleta en la jaula, no podemos hacer eso, pero entiendo que lo pidan, son más seguras que dejar la bici en la calle”, manifestó Raya en este sentido.

No al carril bici urbano

Una de la sorpresas que recoge el plan de movilidad es cómo desde la dirección del centro no se recomienda de forma concreta la utilización de carriles bici por parte de los trabajadores. En su lugar, la calzada se presenta como la opción principal, motivo por el cual, en la web se ofrecen una serie de consejos para realizar una conducción segura por la calzada, donde según Raya “todos los medios de transporte deben convivir”.

En la calzada conviven todos los medios de transporte. ALFREDO AGUILAR

Para matizar esta idea, Juan habló de los “numerosos puntos negros que tiene el carril bici de la ciudad”, donde “rotondas como la de Hipercor o Neptuno suponen un auténtico peligro para los que circulan por ese tramo”.

Juan, como usuario habitual de este medio de transporte conoce a la perfección las trabas con las que se encuentran los que circulan por el carril. Según palabras del coordinador de movilidad “ir por el carril bici supone una serie de obstáculos que terminan por hacernos el camino más lento”.

Otra de las controversias que se ponen de manifiesto en este programa es la utilidad o no de la bicicleta municipal. Según Juan, en la mayoría de los casos detrás de esas bicicletas hay grandes multinacionales, que no aportan valor económico a la ciudad. Desde la dirección aconsejan el uso de la bicicleta privada “que da dinero a los comercios granadinos, así como a los talleres de reparación de las mismas”.

Desde el punto de vista del coordinador, más que poner bicicletas a disposición de la gente, “habría que integrar las que hay en la calzada. Hay que pacificar el tráfico en las calles”.

Otros proyectos

Pero no todo se reduce al marco de la bicicleta. El hospital también está ofertando otras maneras para motivar a la gente a ir andando, en coche compartido, o en transporte público.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s