Ellos no tienen peatones

COPIADO DE: Bicicletas, ciudades, viajes… (20 marzo 2011)

Esa es la diferencia. Y no es poca. Las ciudades centroeuropeas, además de tener condiciones geográficas y urbanísticas distintas, no tienen peatones. Miento. Los tienen, pero sólo caminan en islas peatonales a las que llegan de otras maneras, muchas veces en bicicleta.

Leo un post de Münchenierung en el que muestra orgulloso los logros de su municipio en el incremento espectacular del uso de la bicicleta en la ciudad de Munich. Muchos morirán de envidia al ver ese 14% de uso de la bicicleta al que han llegado. Pero, ¿qué porcentaje de peatones tienen? Un 28%, que no está nada mal. Amsterdam tiene apenas un 5% y Copenhagen no mucho más.

No sé cuántos habrá hoy en día de media en nuestras ciudades. En la mía, en el último cálculo había del orden del 50%. Eso sí, los ciclistas representaban poco más del 1%.

Siempre son estimaciones, cálculos aproximativos, cábalas. Pero aún dando por hecho esto, resulta que nuestro reparto modal es envidiable en el recuento de los “no motorizados” respecto a esas ciudades que tanto obsesionan a algunos.


¿Por qué entonces necesitamos más ciclistas?

La respuesta es sencilla: para tratar de restar viajes en vehículos motorizados. He aquí algo que se les olvida decir a la mayor parte de “abogados” y promotores de la bicicleta. Si no conseguimos restar viajes en automóvil, no sé para qué queremos condicionar todo en nuestras ciudades, empezando por la libertad de los propios ciclistas… y la de los peatones.

Reparto modal Dresde (Alemania)

El único sentido que tendría incrementar el número de usuarios de bicicleta podría ser compensar una baja utilización de los medios de transporte públicos, sobre todo del autobús, porque el resto es más difícil de flexibilizar y desinvertir, pero esta es una cuestión bastante más peliaguda ya que afecta a la universalidad que se le supone al transporte público tanto en cobertura, como en accesibilidad.

Nadie hace este tipo de cuentas. Quizá porque es más difícil eso que contar bicicletas a pie de carril bici y simplemente contentarse con que la cifra crezca.

Y el caso es que, en la mayoría de las ciudades donde sólo se impulsa el uso de la bicicleta y no se desincentiva el uso del coche, normalmente el incremento de ciclistas se hace a costa de tener menos peatones y menos usuarios de transporte público (sobre todo autobús), incrementándose en muchas de ellas el uso del coche, como puede verse claramente en el gráfico del histórico del reparto modal de Dresde.

Hay una buena tabla comparativa aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s