Putas y puteros, gamberros, borrachos, trileros y … bicicleteros


Queridos carrilbicistas:

¡Gracias!

(Foto de: “Nevada Rose – Inside the American brothel“, proyecto de Marc McAndrews)

¡Gracias! : Tantos años de disparatado activismo carrilbicista; tantos años reivindicando “zonas habilitadas” para la bicicleta y espacios distintos de los que usa el común de la gente; tanto tiempo anhelando ser separados de los demás vehículos y vivir en los márgenes, en los bordillos, en las cunetas; tantas peticiones de leyes propias, especiales, negándonos a cumplir las que de toda la vida regulan el tráfico; tanta matraca con la necesidad de ser segregados que, al fin, ¡lo hemos logrado!: los bicicleteros ya somos percibidos como otro grupo social situado al borde de la marginalidad y del Fuera-de-la-Ley.

La noticia llega de Barcelona (según Bici por Barcelona y (fotos de) L´Eixample abandonada), ciudad que se sitúa – una vez más – a la vanguardia de la lucha contra los actos incívicos y anti-sociales con la campaña de su Ayuntamiento “Stop actes inciviques”, que se resume en un cóctel singular de Prohibiciones:

Stop a las putas y a los puteros.

Stop a los que cagan, mean y/o escupen en la calle.

Stop a los borrachos.

Stop a los vendedores ambulantes

Stop a los vándalos y a los grafiteros

Stop a las timbas y a los trileros

Y, atención, bicicleteros: “STOP A LES BICIS FORA DELS LLOCS HABILITATS”

La prohibición está muy clarita: “NO SE PERMITE CIRCULAR (EN BICI) FUERA DE LAS ZONAS HABILITADAS”

– Oiga, Usted ¿y cuáles son las “zonas habilitadas”, según los cánones de comportamiento cívico del Ayuntamiento de Barcelona o de cualquier Ayuntamiento de España?

– ¿Tenemos claro que la red de calzadas urbanas, la mejor infraestructura bicicletera que existe, es sin dudas ni titubeos una “zona habilitada” SIEMPRE para circular en bicicleta?

– ¿Podemos circular si nos da la gana por la calzada?

(De aquí)

La respuesta es obvia: NO.

Recordemos que, a día de hoy, el (desolador) panorama legal sobre el lugar de circulación de la bicicleta se resume de la forma siguiente:

1. El lugar de la bicicleta en el tráfico lo define la legislación del Estado en el Reglamento de Circulación en su artículo 36 (que desarrolla el artículo 15 de la Ley de Tráfico). Una interpretación jurídicamente posible de los citados preceptos es que es obligatorio circular en bici por el carril-bici allí donde exista.

2. Los municipios tienen ciertas competencias de ordenación del tráfico. Sin embargo, no tienen libertad absoluta para legislar. Tienen que ejercer sus competencias en materia de tráfico con respeto a las atribuidas a otras administraciones, por ejemplo, a la Administración del Estado, que tiene legalmente atribuidas, entre otras, la facultad de determinar la normativa técnica básica que afecte a la seguridad vial.

En este contexto, las Ordenanzas de Tráfico de los municipios que han regulado la circulación ciclista en ciudad y la obligatoriedad de circular por el carril-bici se dividen formalmente en 2 tipos de Ordenanzas:

(a) las que incorporan el mismo mandato establecido en el Reglamento de Circulación de circulación obligatoria de la bicicleta por el carril-bici, como por ejemplo, las de Barcelona, San Sebastian y Sevilla (en algunos casos, en formato “copy-paste”, y en otros, introduciendo ciertos matices a la regla, pero sin alterar su esencia de prohibición de circulación en bici por la calzada ante la presencia de “vías ciclistas”), y

(b) las que callan sobre la obligatoriedad o no de circular por el carril-bici, guardando un misteriosos silencio sobre el espinoso tema, como significativamente la Ordenanza de Madrid (pese a que, desde numersos colectivos, se solicitó reiteradamente al Ayuntamiento pronunciamiento expreso al respecto en la modificación operada hace unos meses en la Ordenanza de movilidad madrileña). En este caso, y a falta de regulación expresa a nivel de Ordenanza municipal, una interpretación jurídicamente posible es que resulta de aplicación directa el mismo mandato de circular (obligatoriamente) por el carril-bici que tiene establecido el actual Reglamento de Circulación en vigor.

Recordemos también que el disparatado y lamentable tema central del activismo de la banda de Conbici a día de hoy, en el área legal, según nos ilustra la web de este colectivo, consiste en reivindicar la mutación de las aceras mondas y lirondas en “zonas habilitadas” para la circulación en bicicleta.

Anuncios

4 comments

  1. Hablar de lugares habilitados para la bicicleta no tendría mayor importancia si no existiera ni un sólo metro de via segregada (carribici, acerabici, etc), porque en ese caso el lugar habilitado para la bicicleta sería la calzada. El problema principal consiste en las grandes inversiones municipales en construcción de innecesarias vias segregadas. Una vez realizado el derroche económico hay que pasar a justificarlo normativamente y para ello tenemos ordenanzas municipales donde se puede establecer quien y por donde puede circular (en Getafe hemos aprendido mucho), acompañadas de las correspondientes señalizaciones con la 407-a (carril de uso obligatorio para bicicletas)
    Con toda la suma de despropósitos que se han producido lo que han conseguido es:
    1.-Normalizar la invasión del espacio peatonal por parte de las bicis.
    2.-Desprotección jurídica de la bici en caso de conflicto en la calzada.
    3.-Aparición de cicleatones y conflicto permanente peatón/bici,en aceras y espacios peatonales
    4.-Desactivación de la bici como medio de transporte efectivo y eficiente en la ciudad.
    CONCLUSIÓN.
    El derroche económico ya esta realizado, no procede pedir que se destruya lo que ya está construido, pero si se puede “pelear” por conseguir que las ordenanzas y normativas municipales, autonómicas y estatales (pero sobre todo las municipales)NO OBLIGUEN a utilizar las acerasbici construidas.
    A mi particularmente, desde el punto de vista del ciclismo urbano, me la suda que siga habiendo subnormales en bici que utilizan de forma habitual la acera para sus trayectos, lo que no me gustaría es verme implicado en conflictos con Policia Municipal y abogados de aseguradoras por el hecho de utilizar la calzada para desplazarme en bici.
    Pero desde el punto de vista de peatón si me parece una grave agresión la nueva situación de inseguridad que se ha creado normalizando el uso de bicis en las aceras.
    Seguimos pedaleando (mejor por la calzada)
    SALUD!

    Me gusta

  2. Habitualmente me muevo por Madrid centro en bici y casi siempre por calzada, exceptuando aceras muy anchas, en horarios sin apenas gente y despacio. Pero a diarío convivimos con el despotismo de los coches y con la mala educación de los peatones que incluso pasando a más de dos metros de ellos y sin siquiera haberse dado cuenta de que pasabas, cuando te ven te insultan. Increíble. Evidentemente es necesario un espacio para poder circular con la bici y más en centros urbanos como Madrid en el que se deja entrar diariamente a miles de coches con un sólo individuo en su interior, contaminando y consumiendo una energía innecesaria y finita.
    ¿Por que no se restringe el paso de los coches privados al centro de las ciudades, se habilita un carril de coches para bicicletas y otros medios alternativos y se potencia el transporte público? ¿Realmente nos interesa tener una ciudadanía cívica, educada y sana (mental y físicamente) o quieren individuos fáciles de controlar en un coche aislados, consumiendo y sintiendo cómo sus extremidades se van entumeciendo por la falta de uso?…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s