¡Bicicletas en las aceras, no!

COPIADO DE: Blog de Alcorcón (5 septiembre 2009)

He visto un plano (no oficial) del carril bici de Alcorcón, y lo primero que he pensado es que no estaba completo; faltan las aceras, al menos la de mi calle, en donde en unos meses han estado a punto de atropellarme dos veces: una al salir del portal y la otra al dar la vuelta a una esquina. Es lo que podríamos llamar el carril bici fantasma, y sin embargo tan real. Y no se le ocurra a usted decir nada al ciclista —nunca lo he hecho, pero lo he presenciado— porque encima el rapapolvo se lo lleva usted: “¿Qué quiere, que me atropelle un coche?”, será, probablemente, lo más suave que le digan.

Anoche, sin ir más lejos, cuando iba a cruzar la acera al ir a tirar la basura, tuve que pararme para que pasara un ciclista al que vi venir (casi seguro que él no me había visto porque, para más inri, venía… ¡serpenteando entre dos filas de veladores de terrazas!, que estaban a tope, con niños correteando alrededor de las mesas). Y el piloto no era, precisamente, un adolescente de los que aún tienen restos del cascarón en el culo, sino un hombre hecho y derecho.

Son como okupas de las aceras: como no pueden circular por la calzada y el derecho a hacerlo en bici, por lo visto, es irrestricto, pues “por la acera, que es de todos y, por lo tanto, mía”, deben de pensar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s