[Sevilla] El Tribunal Supremo regalará retrovisores a todos los peatones

En noviembre de 2008 el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía fue taxativo: “los itinerarios ciclistas señalizados en zonas peatonales vulneran la Ley de Tráfico”. La ley, en efecto, prohíbe de manera expresa la circulación de toda clase de vehículos, incluidas las bicicletas, en las zonas reservadas a los peatones (artículo 121.5 del Reglamento general de circulación). Las matizaciones introducidas por el Ayuntamiento de Sevilla sobre la velocidad reducida que deberían mantener los ciclistas y la distancia de seguridad con los viandantes en los espacios peatonales no son suficientes, a tenor de la sentencia, para cumplir la Ley de Tráfico en este punto concreto. De esta manera, el TSJA declaraba ilegal la red de aceras-bici de Sevilla.

Sin embargo, el Tribunal Supremo, tras avalar la ordenanza de peatones y ciclistas que tumbó parcialmente el TSJA, anuncia que repartirá gratuitamente retrovisores y alfombras mágicas para levitar sobre el suelo a todos los viandantes. Los magistrados recuerdan que la ordenanza se aprobó “en atención a los cambios que se han producido en la ciudad en materia de movilidad con la ejecución de las vías ciclistas” y su finalidad fue “evitar las posibles fricciones que pudieran producirse entre usuarios de los carriles bici y peatones, delimitando así, los derechos y obligaciones de ambos” (nov. 2010: 1, 2, 3 y 4 ).

Seguimos enquistados en una batalla interesada que enfrenta a ciclistas y peatones en todos los ámbitos y foros. Como si la clave para mejorar las opciones de la bicicleta en la ciudad dependieran de dilucidar si ésta puede circular o no por zonas peatonales (5, copiado de Bicicletas, viajes y ciudades…).

El Supremo ha considerado que eliminar y reducir el espacio de las aceras para ser ocupadas por vías ciclistas no es quebrantar una ley, una obligación adquirida o un principio ético o moral, ya que cuando la alfombra roja aparece en la acera ésta deja de ser acera. Así es, una manera muy sutil de destruir aceras sin responsabilidad para el Ayuntamiento de Sevilla y A Contramano.

al acotar un espacio lateral o parte de las aceras que antes era del exclusivo uso de los peatones para que puedan circular por un nuevo pasillo las bicicletas, no se conculcó con esta delimitación la zona peatonal, pues, aunque pueda quedar un poco reducida, en modo alguno significa que se deba compartir el paso de los peatones y el de los ciclistas, ya que para ello, se establece en los artículos anulados una zona específica para el carril-bici, que por ello, necesariamente deja de ser peatonal” (6)

De esta manera definen que dicha ordenanza (y en este caso, la red de aceras-bici de Sevilla) no se opone, altera o desvirtúa al artículo 121.5 del Reglamento general de circulación (La circulación de toda clase de vehículos en ningún caso deberá efectuarse por las aceras y demás zonas peatonales). Y se quedan tan a gusto porque la industria del calzado no va a verse afectada después de esta reducción de la anchura de las aceras.

People Watching Plus from Rune Madsen on Vimeo.

Y sin embargo nuestros activistas recalcitrantes y los hacedores de uno de los mayores agravios peatonales metropolitanos de la historia reciente de la ciclabilidad, orgullosos, se regocijan del fallo del Tribunal Supremo que da carta de naturalidad a la bicicleta en aceras y zonas peatonales (7, 8 y 9). Al final se va a conseguir normalizar la circulación de las bicicletas fuera de la calzada (con jurisprudencia incluida). Ya sólo queda un peldaño en esta escalada demencial: hacerlo obligatorio. Esto va a tener unas consecuencias determinantes (10, copiado de Bicicletas, viajes y ciudades…).

Todo ello, cerrando los ojos ante el número creciente de ciclistas urbanos que están siendo atropellados por circular como cicleatones

Por su parte, la asociación Peatones de Sevilla defendiéndose y buscando facilitar la circulación de bicis con los vehículos a motor está trabajando en un borrador para una nueva ordenanza municipal de peatones y ciclistas que “introduzca normas claras que favorezcan la correcta convivencia entre ambos usuarios de la vía pública”. Los promotores de la iniciativa aseguran que la actual ordenanza ofrece una información “en ocasiones ambigua”, lo que provoca que muchos ciclistas terminen valorando que pueden circular por las aceras con carácter general (que  en la vía no exista carril-bici, que la anchura de la acera sea superior a cinco metros tres de ellos libres -muchas de las aceras-bici nisiquiera respetan estas medidas-, circular a menos de 10 km/h, respetar la prioridad de los peatones, no realizar maniobras bruscas ni circular a menos de 1 metro de las fachadas y peatones)(11). El borrador introduce normas que especifican los itinerarios peatonales accesibles que debe respetar la construcción de cualquier carril bici  y la prohibición de circulación de bicicletas y ciclomotores en las aceras, plazas y el resto de espacios reservados a los peatones. La asociación plantea dos excepciones a esa prohibición: los niños menores de cierta edad y los espacios y plazas en los que esté específicamente permitida la circulación de bicis mediante una señalización clara que advierta de la necesidad de respetar la prioridad de los peatones y de mantener una velocidad moderada (12).

Me temo que lo peor está aún por llegar si tal y como ha anunciado la directora del Observatorio Nacional de Seguridad Vial de la DGT, Anna Ferrer, la incorporación de la bicicleta al código de circulación esté lista para el 2011 (como si la bicicleta ya no estuviera incluida). Según anunció el pasado 8 de noviembre, se trataría de la homologación de las normativas de movilidad de las bicicletas que han implantado las diferentes ciudades españolas. Por ejemplo, regular las aceras por las que podrán circular. En la elaboración de la nueva normativa se tendrán en cuenta las experiencias de las ciudades que, como Barcelona, han implantado reglas propias para estos vehículos (es decir, prohibir el uso de la bici por la calzada en calles con carril bici, ocupar las aceras con vías ciclistas y permitir la circulación ciclista por las aceras).

OTRAS ENTRADAS RELACIONADAS:

(Sevilla) Sentencia del Tribunal Supremo: Extraña Sentencia

(Sevilla) Sentencia del Tribunal Supremo: Es un mundo loco, loco, loco…

Anuncios

9 comments

  1. En fin, más de lo mismo. Esto de las bicis es como el resto de memeces con las que le gusta “colocarse” a la masa social. No “te cap ni peus” pero ellos siguen rizando el rizo. Les gusta discutir sobre algo que no tiene discusión. Pero como … he dicho muchas veces, el problema es el mismo para todo. No faltan carriles bici, ni normativas, ni más historias… sencillamente sobra gente, y no por cantidad (que también) sino por calidad. Yo seguiré quitándome de encima a los absurdos que yendo en bici por donde no deben (normas aparte), y lo haré a mi manera. Si el sentido común actuara siempre (y sin miedo), “los subnormalitos” acabrían asustándose…; pero, la pregunta es: ¿existe suficiente sentido común?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s