[Granada] Carril bici en Puente Blanco, de mal en peor

No es la primera vez que aquí hablamos del carril bici de Puente Blanco (Granada).

En primer lugar, porque representaba los típicos problemas que genera un carril bici ubicado a nivel de calzada y separado físicamente de ésta: Según las normas de circulación, para girar a la derecha, no debe haber ningún carril en el extremo derecho de la calzada por el que un vehículo pueda continuar recto; el carril bici incumple esta norma y posiciona a la bicicleta en un lugar con elevado riesgo de accidente, mucho mayor que circulando por la calzada.

Puente Blanco

Es el propio carril bici urbano (con o sin separación física) el que impide a los ciclistas que circulan por él interactuar con el resto del tráfico en condiciones óptimas según las normas básicas de tráfico e introduce en el cruce nuevos peligros. Peligros que podrían ser evitados con la integración del ciclista en el tráfico de forma vehicular.

En segundo lugar, el ayuntamiento de Granada llevó a cabo una modificación del viario de este puente, en relación a la remodelación del Paseo del Salón. Se trataba de hacer la acera de la izquierda más ancha, el carril de la derecha más ancho para incluir en éste un carril bus continuando el de Poeta Manuel de Góngora y conectándolo con el de la Acera del Darro, cerrar al tráfico el giro a la derecha (después de pasar el puente hacia Acera del Darro) que accedía al Paseo del Salón y, finalmente, eliminar el carril bici.

La eliminación de este carril bici era una decisión muy acertada por parte del ayuntamiento, teniendo en cuenta los problemas que ocasionaba ubicando al ciclista en este luga, donde los riesgos se multiplicaban. Sin embargo, tal y como recogimos aquí el 12 de agosto 2009, Granada al Pedal y el PSOE local no tardaron en criticar esta medida municipal. Utilizando los típicos clichés carrilbicistas. Por ejemplo, el concejal del PSOE, Isidro Olgoso, criticó al gobierno local diciendo que

 “apuestan por seguir poniendo trabas a los ciclistas que ahora tiene que pasar por el Puente Blanco sin ningún tipo de seguridad, ya que el PP ha decidido quitar el muro de delimitación del espacio reservado a ciclistas, lo que pone en riesgo la seguridad de los usuarios del pedal que tienen que compartir carril”.

Estrategia muy usual entre los políticos (tenemos constancia del PSOE y Los Verdes) que, sin tener ni idea de los riesgos que introduce un carril bici, ahuyentan a la gente a usar la bici por la calzada metiéndole un injustificado miedo que no se corresponde con la realidad: conducir una bicicleta no supone más riesgo que conducir una moto, por ejemplo. 

Circular en bici por la calzada es fácil y relativamente seguro si se siguen unas reglas muy sencillas. Sin embargo, al parecer, continuar con la farsa de que circular en bici por la calzada es sinónimo de muerte les debe resultar, de algún modo, rentable políticamente, metiendo miedo a la gente y justificándose así mismos como únicos para dotar a la población la capacidad de desplazarse en bici, impidiendo un desarrollo ciclista urbano responsable y vehicular.

carrilbiciConcejales del PSOE y el presidente de Granada al Pedal circulando en bici precariamente e ilegalmente por la estrecha acera ante una calzada vacía, después de perder su peligroso carril bici separado del resto del tráfico

Y, por último lugar, después de creer que ya habíamos avanzado eliminando esta vía ciclista. Nos topamos con un engendro en su lugar. Al parecer, las presiones mediáticas han hecho modificar los proyectos del PP respecto a este carril bici: Le presentamos la última generación de carriles bici urbanos y, todo ello, gracias a los protagonistas citados en esta historia que desconocen que la bicicleta es un vehículo que puede circular por la calzada con total garantía 

DSC00006

CARRIL ENGENDRO: Nueva acera-bici en Puente Blanco: de uso obligatorio para ciclistas y prohibido para peatones

Finalmente, la poca acera que quedaba, gracias a las presiones mediáticas citadas, ha quedado eliminada y sustituida por una acera bici que contradice al artículo 121.5 del Reglamento General de Circulación (La circulación de toda clase de vehículos en ningún caso deberá efectuarse por las aceras y demás zonas peatonales). Incluso así, la señalización vertical indica que es de uso obligatorio para ciclistas (es decir, prohibe a los ciclistas el uso de la calzada) y prohibe el paso de peatones sobre la acera. 

No es una cuestión baladí que se prohiba el uso de la calzada en calles con carril bici, tal y como se describe en el  artículo 36.1 del Reglamento General de Circulación, ya que tener un accidente en la calzada en calle donde hay carril bici (aunque sea del tipo de la foto que no te permite seguir recto al terminar el puente o, de otro tipo, que te ubique en un lugar de alto riesgo) la aseguradora del coche no se ve obligada a responder. En Granada, según el artículo 23 de la aprobación inicial de la Ordenanza de Peatones y Ciclistas, los carriles bici son de uso “preferible” respecto a la calzada. Esperemos que prosperen las alegaciones de Biciescuela Granada para que los carriles bici sean, al menos, de uso voluntario.

Los continuos ciclistas que circulan por la calzada de Puente Blanco de forma vehicular y sin ningún problema, tendrán que darle la magnífica receta a Granada al Pedal y a los políticos progresistas que tanto entienden de sostenibilidad:

DSC00013

Ciclista circulando de forma vehicular en la calzada sin el mínimo problema y peatones sobre la nueva acera bici. Según la señalización, ambos circulan de forma ilegal, aunque rotundamente más confortables y seguros.
Anuncios

5 comments

  1. Qué barbaridad.

    La foto del final es delirante, no sé si para reir o para llorar. Debería ser sólamente una imagen más de vida cotidiana de cualquier ciudad, de peña haciendo su puta vida normal, y sin embargo es una foto de infractores, de tíos fuera de la ley, de peatones que caminan “invadiendo el carril” y de ciclistas que van “fuera de vía”. Necesitamos urgentemente una lluvia torrencial de sensatez y de normalidad.

    Me gusta

  2. En el siguiente enlace (Correos de la Vega número 461): http://www.granadaverde.es/colectivos/correosvega/?p=545 se puede leer la opinión de Jesús García (Coordinador de Granada al Pedal – Granada Sostenible y Director de Mundo Ecológico en Onda Cero Granada http://www.granadasostenible.org) respecto a la nueva acera bici de Puente Blanco:

    “Lo que se dice de la acera bici es algo que no es cierto ya que la estamos utilizando a diario los ciclistas. Los peatones la invaden como lo invaden todo, pero impide que pasen las motos y te marca un camino mas sostenible hacía la carrera- por el Paseo del Salón-

    Antes teníamos el absoluto caos y era altamente peligroso- parece increíble que no contrastéis con los que llevamos mas de 15 años en esta lucha que es difícil, todo es opinable pero este tipo de afirmaciones hacen mucho daño a la bici.

    Lo que necesitamos es marcar- carril- vía– o lo que sea hacía Alminares. Nosotros llevamos escribiendo estas reflexiones en nuestro portal con mas de 3000 subscriptores”.

    Me gusta

  3. ¿Que la descripción que hicimos de la acera bici no es cierta porque la usan algunos ciclistas? Claro, es que, según la señalización, tienen la obligación de hacerlo (aunque sea más incómodo que hacerlo por la calzada, como sale en la foto) ¿Acaso las fotos no son suficentes para corroborar su descripción?

    Parece que, después de tantos años, (con todo mi respeto) a Jesús García no le importa que una acera sea eliminada sustrayendo el lugar de los peatones para sustituirla por una acera-bici de 1 metro de anchura. La acera de Puente Blanco ha sido eliminada para hacer una acera bici. Además, mediante la señalización, se prohíbe el uso de la acera a los peatones y se prohíbe el uso de la calzada a los ciclistas.

    Esta nueva acera bici, además de incumplir con el artículo 121.5 del Reglamento de Circulación (que prohíbe el uso de la acera para cualquier vehículo), no permite a los ciclistas seguir recto hacia la Acera del Darro, como al resto de vehículos, teniendo que hacer un rodeo por espacios peatonales (Jesús ha bautizado a esto “sostenible”). Los peatones han sido expulsados de su lugar y los ciclistas perdemos derechos y confort.

    Las aceras-bici fomentan que los ciclistas continúen usando todas las aceras impunemente, creando indeseados conflictos con los peatones. Además, esta acera bici bidireccional de 1 metro de anchura no respeta el espacio mínimo imprescindible, la zona de incertidumbre necesaria, para circular en bici en condiciones óptimas. Ni tampoco ofrece un acceso a ella de forma óptima, según la normativa de tráfico.

    Si esta acera bici ya tiene suficientes problemas para acceder a ella desde Poeta Manuel de Góngora (que es como jugar a la ruleta rusa) y seguir hacia Acera del Darro (por los rodeos innecesarios), justificarla para acceder desde ella a los Alminares es, simplemente, fomentar el suicidio ciclista (contrasentido)

    Sin embargo, conducir una bicicleta por la calzada de Puente Blanco, así como en otras calles, es fácil y tan seguro como hacerlo con cualquier otro vehículo, si se siguen unas reglas muy sencillas. Conducir una bicicleta no es más peligroso que conducir una moto o un coche. ¿Caos? Puede que Jesús necesite algunas clases de conducción de la bici (Biciescuela se ofrece gratuitamente) para empezar a fomentar la bicicleta ya, sin esperar a los peligrosos carriles bici y sin molestar a los queridos peatones.

    Decir que nuestras denuncias sobre la falsa seguridad de la acera bici de Puente Blanco, el carril bici de Poeta Manuel de Góngora, etc. es hacer daño a la bici y que tienen menos validez por no haber sido reivindicadas hace 15 años (cuando en Granada no existían carriles bici) o que no tenemos 3000 suscriptores… es utilizar argumentos tan vacíos que solo se entienden si hacemos un símil entre la fe ciega hacia Dios de los creyentes (con perdón) y la fe ciega hacia los carriles bici somo salvadores de los “exclusivos” peligros que acechan a los “pobrecitos” ciclistas.

    En Puente Blanco, antes había un carril bici a nivel de calzada separado físicamente del resto del tráfico, éste también multiplicaba los riesgos para el ciclista. Eliminarlo hubiera sido la mejor y más segura opción (circulando por la calzada se evitavan los riesgos que introducía este carril bici) Ya que, según las normas de circulación, para girar a la derecha, no debe haber ningún carril en el extremo derecho de la calzada por el cual un vehículo pueda seguir recto. El antiguo carril bici de Puente Blanco incumplía esta norma y posicionaba al ciclista en un lugar de atropello asegurado (así como actualmente ocurre en el de Poeta Manuel de Góngora).

    Circulando en bici por la calzada de Poeta Manuel de Góngora y por la calzada de Puente Blanco es cómodo, sencillo y divertido, tan seguro o peligroso como hacerlo en moto, por ejemplo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s