Juicio a un ciclista

Estremecedora crónica judicial del juicio a un ciclista aquí: http://bikeportland.org/2006/11/07/expert-witness-backfires-on-da-in-bike-lane-c
ase/

Un ciclista ha sido denunciado por la autoridad y tiene que comparecer ante el juez para la vista pública de su caso. ¿De qué se le acusa? Se le imputa el haber circulado en ciudad pacíficamente por la calzada, fuera del carril-bici.

La crónica nos relata un intenso cuerpo a cuerpo jurídico. La acusación afila sus argumentos, pero nuestro ciclista logra finalmente el amparo del juez: vistas las circunstancias de este caso, por esta vez, su veredicto será “no culpable”.

Ello no ha podido evitar la humillación pública del ciclista, quien ha tenido que justificar su posición en la calzada ante la jurisdicción. Tampoco ha evitado mostrar otra vez la terrible desnudez jurídica del ciclista en la calzada que es causada, en primer lugar, por la creación de vías segregadas adyacentes y que es exacerbada, más todavía, en las ciudades en que se impone como obligatorio el uso de las “vías ciclistas” segregadas en las ordenanzas municipales.

La crónica termina con este párrafo donde el narrador expresa con lucidez toda la frustración que nos causa la idea del carril-bici obligatorio:

“El juez quiso dejar claro que el veredicto “no culpable” se debía únicamente a las circunstancias de este caso. Estaba preocupado por si una resolución más general podría llevar al pleno desmantelamiento de la institución del carril-bici”

Aunque este juicio se celebró en Portland, Estados Unidos, en realidad bien podría haberlo sido en Barcelona o en Sevilla o en San Sebastián, ciudades que en sus ordenanzas municipales han impuesto también la obligatoriedad general de que los ciclistas vayan por la vía ciclista segregada allí donde exista, restringiendo así el derecho del ciclista de usar la calzada.

También, quizás, en breve será el futuro ciclista de otras ciudades que, como Madrid, en pleno siglo XXI siguen apostando por la construcción masiva de carriles-bici.

Anuncios

Un comentario

  1. Me encanta la expresión “ciudades que en pleno siglo XXI siguen apostando por la construcción masiva de carriles-bici.” Expresa perfectamente lo anacrónico y “del siglo pasado” que es todo el tingladillo de las vías segregadas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s